www.clm21.es
SANIDAD NO TIENE FONDOS PARA CUBRIR TODO EL GASTO PREVISTO HASTA FINAL DE AÑO
Ampliar

SANIDAD NO TIENE FONDOS PARA CUBRIR TODO EL GASTO PREVISTO HASTA FINAL DE AÑO

martes 11 de octubre de 2016, 09:57h

Tras el recorte del gobierno regional de 33 millones de euros al presupuesto inicial del programa de atención integrada a la salud de los castellano-manchegos, el ejecutivo de García-Page ha frenado en seco el gasto para lo que queda de año y ha aplicado recortes adicionales a todas las partidas no comprometidas tras una caótica gestión del presupuesto del Servicio de Salud, que representa el treinta por ciento del total del presupuesto de la Comunidad.

Nuestra Comunidad encabeza el crecimiento del gasto en productos farmacéuticos y sanitarios

A finales de julio, a falta de cuatro meses para terminar el año, ya se habían agotado los fondos para la adquisición de instrumental y pequeño utillaje sanitario. Es más hubo que habilitar fondos porque el gasto realizado superaba a lo presupuestado. En esas fechas sólo quedaba el 16 por ciento del dinero previsto para la compra de hemoderivados. Por lo que respecta a otros productos para el abastecimiento de los hospitales de la región, el ejecutivo había gastado al final del segundo cuatrimestre del año el 79 por ciento de los fondos para material de medicina nuclear, el 82 por ciento del dinero para el banco de sangre, el 79 por ciento del material de radiología, el 75 por ciento de los fondos para material de laboratorio, el 75 por ciento de otro material sanitario, y el 90 por ciento del dinero para implantes.

A primeros de septiembre, al SESCAM sólo le quedaban para terminar el año 770 millones en el programa de asistencia sanitaria. De ellos, 430 están destinados al pago de personal. Los otros 340 tienen que cubrir el resto de gasto de atención a los ciudadanos: mantenimiento de los centros sanitarios, compra de material, inversiones comprometidas y fundamentalmente el gasto farmacéutico. Como cifra indicadora baste señalar que el ritmo del gasto hasta el 31 de julio, apunta a que en los cuatro meses últimos del año (septiembre-diciembre), la Comunidad va a necesitar 350 millones de euros exclusivamente para para el pago de productos farmacéuticos y sanitarios. La suma de este gasto y el de personal sitúa la perspectiva del SESCAM en números rojos. Algunas fuentes temen que se realicen operaciones de maquillaje, como la trasladar parte del gasto de este año al año que viene, lo que dejaría lastrado el presupuesto sanitario de 2017 e iniciaría una bola de deuda comercial.

Tras recortar en 33 millones el fondo para atención sanitaria a los ciudadanos, el gobierno ha iniciado recorte en todas las partidas

Durante los siete primeros meses del año, Castilla-La Mancha gastó 530 millones de euros en productos farmacéuticos y sanitarios, 40,65 millones más que en el mismo periodo del año pasado, con un incremento del 8,3 por ciento. De hecho es la segunda Comunidad española donde más ha crecido este gasto, sólo por detrás de Madrid. En el caso de la Comunidad vecina, el crecimiento fue del 13 por ciento, pero esa variación se debe fundamentalmente a una diferencia en la metodología de contabilización de los medicamentos dedicados al tratamiento de la hepatitis C, respecto a la que se aplicaba en 2015, lo que ha hecho aflorar más gasto en 2016. Conviene recordar que nuestra Comunidad está acogida al protocolo estatal firmado en noviembre de 2015 con Farmaindustria, que permite abaratar la factura farmacéutica. El aumento del gasto en farmacia en nuestra región supera en un 48% el de la media nacional.

De los 530 millones de euros gastados por el SESCAM en productos farmacéuticos y sanitarios, 132,5 se corresponde con gasto farmacéutico hospitalario. A ellos hay que sumar otros 10 millones destinados al pago de los tratamientos en los hospitales a enfermos de hepatitis “C”. Conviene recordar que esos 10 millones representan el cien por cien de los fondos que el gobierno tiene consignados para la compra de antivirales de esta enfermedad para todo el año, y que elevan el gasto total a 540 millones de euros. Otros 283,6 millones se gastaron en recetas médicas en establecimientos de farmacia, lo que supone un aumento del 6,6 por ciento, y otros 114,6 se destinaron a productos sanitarios sin receta médica ni orden de dispensación, grupo en el que se engloban todos los consumibles no inventariables que además no se hayan tramitado por farmacias y que ha experimentado, por tanto, un aumento del 8,2%.

En agosto, el SESCAM ya había gastado todo los fondos para pequeño instrumental y el 84 por ciento en hemoderivados, el 79 por ciento para material de medicina nuclear y el 79 por del de radiología.

La previsión es que a esas cifras habrá que sumar hasta finales de año otros 95 millones en gasto farmacéutico hospitalario, otros 200 millones en recetas médicas. Y por último una cantidad por determinar de consumibles en función del stock que haya en los distintos hospitales. Cabe señalar que en agosto, el gasto en recetas se disparó y alcanzó los 46 millones de euros.

Por otro lado y por lo que respecta a contrataciones, durante los ocho primeros meses se gastaron más del 80 por ciento de los fondos destinados a los grupos C1, C, D y E, el 70 por ciento de los grupos A2 y B (enfermería y técnicos) y se han incrementado los fondos para sustituciones de personal médico.

Se espera que en esta semana se puedan conocer los datos de la situación del gasto sanitario de nuestra Comunidad Autónoma a finales del mes de septiembre. Los datos actuales preocupan en las autoridades del Ministerio de Hacienda, que estiman que los desfases pueden provocar el incumplimiento de los objetivos de déficit público a finales de año.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de clm21

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.