www.clm21.es
El fin del confinamiento mejora la confianza de los empresarios de CLM (3,6%), aunque todavía se mantiene un 32,2% por debajo de hace un año
Ampliar

El fin del confinamiento mejora la confianza de los empresarios de CLM (3,6%), aunque todavía se mantiene un 32,2% por debajo de hace un año

viernes 10 de julio de 2020, 11:22h

Mejora ligeramente la confianza de los empresarios castellano-manchegos respecto al trimestre anterior. Esa mejora del estado de opinión se produce una vez que concluyó el confinamiento y que se retomó la actividad. Entre el 15 de junio y el 6 de julio, El Instituto Nacional de Estadística preguntó a los gestores de negocios su visión sobre cómo se había cerrado el segundo trimestre y qué expectativas tenían para el tercero. Y las posiciones pesimistas superan a las optimistas tanto al analizar la situación (-61,1%) como las perspectivas hasta finales de septiembre (-42,5%).

A partir de esas variables, el INE elabora el Índice de Confianza Empresarial Armonizado. Y ese índice se sitúa en el 106,7 tomando como base 100 el primer trimestre de 2013. El índice, es decir la confianza de los empresarios castellano-manchegos mejora un 3,6%.

Sin embargo, la confianza de los gestores de negocios se mueve en los niveles más pesimistas desde 2013. Baste señalar que respecto al mismo periodo del año pasado la confianza del empresariado regional ha caído un 32,2%.

A pesar de esa evolución se mantiene una de las constantes históricas y es que el empresariado castellano-manchego se encuentra entre los más optimistas del país. De hecho, son de toda España los que mejor ven el negocio a tres meses vistas. Junto a los cántabros (104,6), los asturianos (102) y los castellano-leoneses (100,6), son los únicos que tienen un nivel por encima del que había en la anterior crisis, en 2013. En el resto de las regiones, son más derrotistas, especialmente en la turística Baleares y en las industriales País Vasco, Madrid y Navarra.

Por sectores, el de transporte y hostelería es el que refleja un mayor pesimismo de los empresarios, seguido del industrial y por el resto de los servicios. Esos tres grandes bloques son aún más pesimistas que a finales de marzo. En cambio, mejora la visión de la construcción y del comercio.

Por tamaño de las empresas, el optimismo es mayor cuanto más reducida es la compañía. Los más optimistas son los empresarios con negocios de menos de 10 trabajadores, que son junto a los que tienen hasta 50 los que mejoran su estado de opinión respecto al trimestre anterior. Sin embargo, a partir de ahí, se produce una caída que es especialmente importante entre las compañías españolas con más de 1.000 trabajadores

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios