www.clm21.es
Los hoteles de la Comunidad acumulan caída de ingresos de 60 millones en el primer semestre, y arrancan con dificultad en la vuelta a la normalidad
Ampliar

Los hoteles de la Comunidad acumulan caída de ingresos de 60 millones en el primer semestre, y arrancan con dificultad en la vuelta a la normalidad

  • En junio sólo abrieron la mitad de los establecimientos y la caída de viajeros respecto a un año antes fue del 85%
  • Los datos reflejan el golpe de La Covid a un sector estratégico que da empleo al 6,9% de la población ocupada y genera el 7,5% del PIB regional

jueves 23 de julio de 2020, 12:07h
En junio, durante el proceso de desescalada y el de vuelta a la normalidad, en nuestra Comunidad abrieron sólo la mitad de los hoteles, con una oferta a disposición de los clientes del 45,5% del total de camas con las que cuenta el sector y empleando sólo a 1.118 personas, un 37,8% del personal que un año antes, que era de 2.959. A pesar de ese recorte en la oferta, la demanda cayó con fuerza, con un 85,1% menos de usuarios respecto a junio de 2019 y con una menor ocupación del 82,3%. El retroceso fue más pronunciado en el turismo internacional, que se contrajo un 94,3% en cuanto a viajeros y un 89,5% en cuanto a estancias. El turismo genera valor por 3.500 millones de euros en Castilla-La Mancha, el 7,5% de la riqueza regional y emplea al 6,9% de la población ocupada.
Son los datos del arranque del sector turístico regional tras el confinamiento que ofrece la Encuesta de Coyuntura Turística Hotelera (ECTH), que acaba de publicar el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según el INE durante el pasado mes visitaron Castilla-La Mancha 31.230 personas, frente a las 209.576 que lo hicieron en junio de 2019. Sólo 2.533 turistas eran extranjeros frente a los 44.624 de un año antes. Las 61.577pernoctaciones contabilizadas son 285.853 menos que en junio de 2019.

La relación entre la demanda y la oferta también experimentó un fuerte descenso por esa pronunciada caída del número de visitantes. Si un año antes el grado de ocupación con 739 hoteles abiertos y 32.332 camas disponibles fue del 35,5%, en 2020 a pesar de la reducción de establecimientos operativos a 392 con una disponibilidad de 14.705 camas, la ocupación se ha quedado en el 13,9%. Un dato llamativo es que se rompe la dinámica de que los fines de semana se superen y con diferencia esos índices que miden las estancias entre el lunes y el viernes. En junio, la ocupación de fin de semana fue del 12,4% (1,5 puntos por debajo de los días laborables) cuando el mismo mes del año anterior fue del 49,2% (casi 14 puntos por encima de las fechas entre semana).

Estos datos evidencian la dificultad a la que se enfrenta el sector turístico de nuestra Comunidad a causa de la pandemia. En lo que llevamos de año la corrección del número de viajeros respecto al año pasado ha sido del -63,9% y la de pernoctaciones del -64,27%. Aunque el INE no ha ofrecido este mes el índice de precios ni los de rentabilidad desglosado por Comunidades Autónomas para garantizar la estadística, las proyecciones sitúan la pérdida de ingresos del sector en los seis primeros meses en 60 millones de euros, en función de los ingresos del año pasado, tras un descenso acumulado de 191.830 pernoctaciones en la primera mitad del año.

El primer semestre suele representar entre el 45% y el 47% del movimiento turístico en nuestra Comunidad, impulsado fundamentalmente por la campaña de Semana Santa (marzo y/o abril) y el mes de junio, con el inicio del verano. El sector confía en poder remontar en esta segunda mitad de año, donde agosto y octubre suelen ser los meses fuertes. De mantenerse la tendencia de junio, las pérdidas anuales de ingresos de los hoteles podrían superar a final de año los 100 millones de euros a los que habría que sumar el impacto en otras actividades ligadas al sector turístico: hostelería, comercio, transporte. Baste señalar que el año pasado tan sólo los 443.336 turistas extranjeros se dejaron en nuestra Comunidad 225 millones de euros.

El turismo es una de las actividades económicas prioritarias para la generación de valor añadido y de empleo en nuestra Comunidad. En el periodo 2016-2019, el sector ha creado casi 8.000 puestos de trabajo directos, con una tasa de crecimiento del empleo del sector del 18% y un peso en el total de los ocupados (según altas en la Seguridad Social) del 6,9%, tres décimas más de las que se registraban en noviembre de 2015. Aunque con unos ingresos directos en torno a los 400 millones de euros, el impacto del sector en generación de valor en la economía regional supera los 3.200 millones de euros (el 7,5% de la riqueza regional).
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios