www.clm21.es
La desaceleración de los servicios y la construcción y un mal año agrícola lastran el crecimiento de la economía regional en 2019
Ampliar

La desaceleración de los servicios y la construcción y un mal año agrícola lastran el crecimiento de la economía regional en 2019

  • El PIB de Castilla-La Mancha crece un 1,3%, por debajo de la media nacional (2%) y de la Unión Europea (1,5%)
  • El PIB por habitante se sitúa en 20.876 euros, un 21% inferior a la de la media de los españoles

lunes 27 de julio de 2020, 13:09h

La economía castellano-manchega creció el año pasado en términos de volumen un 1,3%, en su peor evolución desde 2014. Un año antes, en 2018, el crecimiento experimentado por el PIB regional fue del 1,8%. La economía de nuestra Comunidad es junto a la asturiana la segunda que presenta peor resultado, sólo por delante de la de Castilla y León, que creció un 1,1%. La media nacional se situó en el 2%. Los datos forman parte de la Contabilidad Estadística regional de España y obedecen a la revisión que ha elaborado el Instituto Nacional de Estadística. El crecimiento de Castilla-La Mancha está por debajo de la media nacional de la Unión Europea, que fue del 1,5%

Este débil crecimiento obedece a un mal comportamiento del sector agrícola y la desaceleración de la construcción y de las principales actividades del sector servicios, en concreto el comercio, el transporte y la hostelería. En cambio, la industria manufacturera se mostró con mayor vigor que un año antes.

La producción agrícola cayó en 247 millones en términos brutos a precio de mercado (-8,8%), lo que se tradujo en una caída del PIB real (a precios constantes, descontada la inflación) del sector del -7,5%. Esa caída llega tras el aumento del 8,3% un año antes. Algo parecido le ha sucedido a la construcción, que en 2018 creció a un ritmo del 6,2% y en 2019 se redujo al 2,6%.

El comercio, transporte y hostelería mantuvieron la tendencia de desaceleración iniciada en 2017 y aunque aumentaron su producción en un 2,9%, lo hicieron cinco décimas por debajo de 2018 (3,4%) y nueve por debajo de 2017 (3,8%). Esa desaceleración se suma a la de la construcción y a la caída del sector agrario y explica la peor evolución de la economía castellano-manchega en 2019.

Otra de las caídas se da en la aportación del sector público, que crece un 1,3% frente al 2% de un año antes. También se mantiene la desaceleración de las actividades profesionales del sector servicios, que crece un 2,8 frente al 5% en 2018 y el 7,5% en 2017. El subsector financiero es el que muestra una tendencia al alza, con un incremento del volumen del 8,3%, el más alto de todas las ramas y divisiones de actividad económica.

Fuerte tirón del sector industrial

La industria manufacturera, que aporta en 5.863 millones de valor añadido a la economía regional, se anota un crecimiento real del 3,2% respecto a 2018. Otro de los sectores de mayor peso en el PIB, el de las actividades inmobiliarias crece un 2,1% una décima en términos de volumen por encima de un año antes.

La estimación del Instituto Nacional de Estadística fija el PIB regional en 2019 a precios de mercado en 42.558 millones de euros. Esa cuantía sitúa el PIB per cápita de los casi 2.039.000 castellano-manchegos en 20.876 euros, por debajo de la media nacional que es de 26.438 euros y sólo por encima de Extremadura, Andalucía, Ceuta y Melilla.

El panorama nacional

La Contabilidad Regional de España (CRE) ha presentado hoy la primera estimación del año 2019. El pasado 31 de marzo la Contabilidad Nacional Trimestral de España: principales agregados (CNTR) difundió los resultados del cuarto trimestre de 2019 estimando un crecimiento en volumen de la economía española para el conjunto del año del 2,0%. La distribución regional de ese dato ha dado como resultado que Comunidad Foral de Navarra fue la región que registró un mayor crecimiento de su PIB en términos de volumen (2,8%), seguida de Comunidad de Madrid (2,5%) y de Comunidad Valenciana (2,3%). Por su parte, los menores crecimientos del PIB en términos de volumen correspondieron a la ciudad autónoma de Ceuta (1,0%), Castilla y León (1,1%) y la ciudad autónoma de Melilla (1,2%). Castilla-La Mancha y Asturias crecieron al 1,3%. De los 19 territorios regionales de España (17 Comunidades y 2 Ciudades Autónomas), 12 registraron crecimientos en volumen de su PIB superiores al de la Unión Europea (UE-28), que fue del 1,5%.

En cuanto al PIB por habitante, la Comunidad de Madrid registró el mayor PIB nominal en el año 2019, con 35.876 euros. Le siguieron País Vasco (34.273 euros), Comunidad Foral de Navarra (32.692 euros) y Cataluña (31.110 euros). En el lado opuesto se situaron la ciudad autónoma de Melilla (19.073 euros por habitante), Extremadura (19.432 euros), Andalucía (19.658 euros), la ciudad autónoma de Ceuta (20.781 euros) y Castilla-La Mancha (20.876 euros). La media nacional fue de 26.438 euros. Siete comunidades superaron dicho registro.

En términos relativos, el PIB por habitante de Comunidad de Madrid fue un 35,7% superior a la media nacional, el de País Vasco un 29,6% mayor y el de Comunidad Foral de Navarra un 23,7% más elevado. Por su parte, el PIB por habitante de la ciudad autónoma de Melilla se situó un 27,9% por debajo del dato nacional, el de Extremadura fue un 26,5% inferior y el de Andalucía un 25,6% menor. En el caso de Castilla-La Mancha el PIB por habitante es inferior en un 21% al de la media de los españoles.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios