www.clm21.es
Los ponentes de la presentación, de izquierda a derecha: Adriana Lastra (Asturias), Juan Andrés Perelló (Valencia), Francisco Ramos (Toledo) y Pablo Ortiz (Toledo)
Ampliar
Los ponentes de la presentación, de izquierda a derecha: Adriana Lastra (Asturias), Juan Andrés Perelló (Valencia), Francisco Ramos (Toledo) y Pablo Ortiz (Toledo)

LOS SANCHISTAS MOVILIZAN A 200 MILITANTES DE TOLEDO EN LA PRESENTACIÓN DE SU PROGRAMA

martes 07 de marzo de 2017, 12:33h

Jóvenes inmortalizan con el móvil o la cámara de vídeo el momento. Algunos lucen una camiseta negra con un las siluetas de siete hombres y mujeres en blanco y una leyenda: “Militantes en pie. Toledo”. Son los representantes del nuevo socialismo que se mezclan con sus compañeros del socialismo histórico –caras curtidas al sol y a los hielos de los campos de la Mancha- No hay ejecutivos, ni coches oficiales en la puerta. Hay un lleno en el salón. No está su líder, Pedro Sánchez. Han venido a hablar de la nueva socialdemocracia y a reivindicar el orgullo de ser y sentirse socialistas. Su lema en un cartel “Somos socialistas” y una figura recortada entre ambas palabras, la de Pedro Sánchez, puño en alto enarbolando una rosa al frente de figuras humanas con idéntico gesto.

A la misma hora en el que estos militantes de base se reunían, convocados por la Plataforma de apoyo a Pedro Sánchez, para hablar de la nueva socialdemocracia, el socialismo oficial había programado o contraprogramado en la sede regional una reunión de “medio centenar de expertos para comenzar a elaborar la ponencia marco” que presentarán al Congreso que los socialistas castellano-manchegos celebrarán tras el congreso federal que tendrá lugar los días 17 y 18 de junio. El socialismo oficial, el que gestiona instituciones y presupuestos, acapara la atención de los medios. En la reunión de militantes, sólo dos periodistas tratan de conocer qué mueve a este numeroso grupo de militantes.

Reivindican recuperar la esencia que encierran sus siglas, el socialismo, con un programa de 168 medidas

Es el reflejo de la dicotomía que vive el PSOE en la que “los representantes del partido dejaron de representar, en este caso a nivel interno, a nivel orgánico a la militancia de base. Ese modelo de disociación entre los que representan y los militantes no toca”, el que habla es el que fuera alcalde de Buñol y parlamentario europeo, Juan Andrés Perelló Rodríguez, un destacado miembro de la corriente Izquierda Socialista. Junto a la diputada por Asturias, Adriana Lastra y al responsable del programa económico de Pedro Sánchez, Manuel Escudero, han venido a presentar el programa con el que Pedro Sánchez se presenta a las primarias a los asistentes. Su auditorio llena el salón, son más de 200 militantes de Toledo, una cifra importante en el feudo del socialismo oficial y orgánico, el de Emiliano García Page.

Los tres, Perelló, Lastra y Escudero hablan con los dos periodistas poco antes de que se inicie el acto. Con ellos, el secretario general de la agrupación de Cabañas, Pablo Ortiz, un joven del socialismo toledano y Francisco Ramos, un histórico del PSOE. Y, por paradójico que parezca cuando se les pregunta si creen que finalmente Susana Díaz presentará su candidatura, animan a que lo haga: “Después de la que ha liado estaría bueno que no lo hiciera”. En la mente de todos, el comité federal del 1 de octubre en el que un golpe de mano forzó la retirada del secretario general y la creación de una gestora. Una fórmula de la que el diario El Mundo informaba ya dos años antes. En diciembre de 2014 el periódico titulaba “Díaz baraja una gestora en el PSOE”.

Fuera de micrófono dicen que perciben preocupación en el entorno de la secretaria general de Andalucía. Creen que los números no le terminan de salir. En cualquier caso rehúyen de la discrepancia en los medios de comunicación, se muestran esquivos porque no quieren “proyectar la imagen de una organización política que sufre divisiones internas”, porque eso no ayuda al PSOE a recuperar confianza electoral.

Su interés se centra en recobrar la esencia que guardan sus siglas, hablan del socialismo y lo hacen con orgullo y sobre la base de una renovación de la socialdemocracia “que cambie el modelo económico y social neoliberal”. De hecho, hacen orgullo de su condición. Las palabras “somos socialistas” con un subíndice “Pedro Sánchez” dan título a todos los documentos. El que presentan hoy articula un proyecto “por una nueva socialdemocracia”, con 168 puntos, medidas concretas que dan forma a un proyecto ideológico y de gobierno para un partido con más de 140 años de historia.

Dicen que el revulsivo para el futuro del PSOE lo marcó aquel tumultuoso comité federal del 1 de octubre del año pasado. Y aunque no lo mencionan en ningún momento, sobre el aire planean los números y las previsiones. En 2014 se presentaron tres candidatos. Pedro Sánchez Alcanzó el 49 por ciento, Eduardo Madina, el 36 por ciento y José Antonio Pérez Tapias el 15 por ciento. Ahora de momento son dos y tres si la secretaria general de Andalucía se decide a hacer oficial su candidatura.

Los que hacen el recuento suman los 15 puntos que obtuvo el candidato de la corriente Izquierda Socialista a los que arrastra el exsecretario general Pedro Sánchez, que están por cuantificar. Hasta ahora, lo que se ha demostrado en esas semanas es que “Pedro tiene un gran poder de movilización, está llenando en las plazas a las que acude”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios