www.clm21.es
La empresa toledana GFM Renovables fleta un tráiler con material humanitario para Ucrania
Ampliar

La empresa toledana GFM Renovables fleta un tráiler con material humanitario para Ucrania

La empresa GFM Renovables, radicada en Villacañas (Toledo), ha puesto en marcha una iniciativa a través de su fundación para recoger material de primera necesidad con destino a Ucrania para ayudar así al pueblo ucraniano tras la invasión por parte de Rusia. Un proyecto que ya ha conseguido fletar un tráiler con ayuda pero que, afirman, pretenden seguir llevando a cabo.

El director de la Fundación GFM Renovables, Luis Martín, en una entrevista con Europa Press, ha puesto en valor cómo su iniciativa se ha agrandado "en cosa de nada" y ha agradecido que haya "mucha gente" colaborando.

Martín ha explicado que la idea surgió de uno de los socios de la empresa, cuya pareja es ucraniana y que pidió ayuda tras haber acogido a familiares en su casa. "A raíz de eso nació lo de hacer la recogida de ropa y de materiales de primera necesidad para mandarlos a Ucrania", ha abundado.

Así, la recogida ha comenzado con ropa para menores de 16 años, especialmente calzado y ropa de abrigo, y también para mujeres, ya que estos son los colectivos que están saliendo del país. "Salen con una maletita y necesitan ropa", ha explicado.

El director de la Fundación GFM Renovables ha comentado que se van guiando siguiendo las pautas que aconsejas qué materiales son más necesarios. Así, también han comenzado a recoger mantas y botas para hombres, "que son los que están en la guerra", y van a comenzar también a recibir productos de limpieza y de higiene, así como medicamentos.

Estas donaciones comenzaron, ha detallado, a nivel particular, pero ahora ya están sumándose empresas, fábricas y particulares de localidades cercanas, incluso gente que dona las propias cajas en las que se va ordenando todo lo recibido.

"LA GENTE ESTÁ MUY VOLCADA"

En este punto, ha querido hacer una mención especial a los voluntarios que están aportando su trabajo para ordenar los materiales donados y guardarlos en sus correspondientes cajas. "Todos los días vienen por lo menos 30 o 40 personas, muchas veces tenemos que decirles que no cabemos. La gente está muy volcada", ha enfatizado.

En cuanto al transporte, la Fundación GFM Renovables ha encontrado colaboración para hacer llegar las donaciones a la frontera ucraniana. Luis Martín ha comentado que, debido a los proyectos de la empresa --relacionados con las energías renovables--, tienen contacto con embajadas, ONGs y fundaciones.

"Contactamos primero con la embajada de Ucrania, porque el transporte es caro, y nos dijo que se encargaban de la logística", ha señalado, por lo que GFM Renovables se encarga de llevarlo hasta el punto de recogida, de lo que se encarga un transportista local desinteresadamente, y luego la empresa TXT es la que se encarga de desplazar las donaciones hasta el límite de la frontera.

"La idea es seguir colaborando mientras podamos. Aquí estamos para cualquier cosa que podamos colaborar y, si hay gente que quiere ayudar en cualquier tipo de necesidad, que cuente con nosotros. Vamos a seguir, no sé hasta donde llegaremos pero vamos a seguir", ha concluido.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios