www.clm21.es
Crisnova y su matriz Vidrala avanzan en su proyecto para obtener “la botella más sostenible del mundo”
Ampliar
(Foto: Vidrala)

Crisnova y su matriz Vidrala avanzan en su proyecto para obtener “la botella más sostenible del mundo”

Crisnova de Caudete (Albacete) y el resto de plantas de la compañía Vidrala han obtenido por tercer año consecutivo, el sello “Calculo” tras el Registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción de CO2 el cual entrega el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico para el año 2020.

Para el cálculo del impacto de Vidrala se han tenido en cuenta las actividades de fabricación y venta de envases de vidrio para la industria desarrolladas en la sede del Grupo en Llodio, así como en sus tres fábricas situadas en Llodio (Álava), Castellar del Vallès (Barcelona) y Caudete (Albacete) respectivamente.

De esta forma Vidrala continúa avanzando en su estrategia hacia una producción más sostenible con el objetivo de reducir el impacto de la compañía en materia de CO2. La compañía muestra su compromiso de alcanzar en el medio plazo el sello “Reduzco”, por el que se valora si se han hecho efectivos los compromisos de reducción de la firma. Posteriormente, Vidrala trabajará para obtener el sello completo con la categoría de “Compenso”, tras invertir en la compensación de sus emisiones a través de proyectos de absorción de dióxido de carbono.

Gorka Echebarria, director de Sostenibilidad en Iberia de Vidrala, ha señalado que “este sello muestra el compromiso del Grupo por impulsar la reducción de las emisiones de CO2 en nuestras actividades y continuar impulsando el plan estratégico centrado en mejorar la eficiencia energética y reducir el consumo de combustibles en nuestras plantas, contribuyendo de esta manera a la economía circular.”

Este sello supone un gran reconocimiento a aquellas empresas que se encuentran en el camino de reducir sus emisiones y luchan contra el cambio climático. En 2021, Vidrala ha reducido sus emisiones un -4,5% frente a 2020 gracias a entre otros factores el uso de vidrio reciclado, y la obtención del sello es un paso más dentro de la estrategia de sostenibilidad del Grupo.

La obtención del sello “Calculo” permite al Grupo Vidrala reflejar el trabajo e inversión que ha realizado para liderar una industria sostenible. Muestra de ello es el proyecto denominado “la botella más sostenible del mundo”, el cual se desarrolló a través de Encirc, la división británica del Grupo. Esta iniciativa ha permitido comprobar la posibilidad de reducir la huella de carbono de cada botella hasta un 90%.

Además, la compañía también invierte en impulsar la producción de sus envases y el funcionamiento de sus instalaciones mediante el uso de energías verdes. Recientemente ha anunciado la instalación de una planta solar fotovoltaica de 12 MW destinada al autoconsumo en su planta Crisnova localizada en Caudete, Castilla La Mancha. Cabe recordar que ya en 2019 Vidrala instaló una planta solar en sus instalaciones logísticas de Portugal.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios