www.clm21.es
Firmado el primer convenio colectivo de industrias agroalimentarias de Cuenca
Ampliar

Firmado el primer convenio colectivo de industrias agroalimentarias de Cuenca

La negociación colectiva ha celebrado un día histórico con la firma del primer convenio de industrias agroalimentarias de Cuenca que estará vigente durante dos años a partir del 1 de enero de 2023.

De este modo se cierra un acuerdo que venía negociándose desde el mes de enero y que ha sido firmado por parte empresarial por Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha, ASAJA Cuenca y CEOE CEPYME Cuenca, mientras que por parte de los trabajadores ha sido rubricado por Comisiones Obreras Industria, Castilla-La Mancha y UGT FICA.

Al acto de la firma también asistió la viceconsejera de Empleo, Diálogo Social y Bienestar Laboral, Nuria Chust, que quiso ser testigo de este primer convenio que engloba a unos cuatro mil trabajadores y unas trescientas personas en la provincia de Cuenca.

Así, antes de llegarse a este acuerdo que se prolongará hasta el 31 de diciembre de 2023, a los trabajadores de estas empresas se les aplicaba otros convenios, permitiendo por fin que estas cooperativas y empresas ya tengan su propio acuerdo sectorial.

Convenio integral

Este convenio, a diferencia de lo que ocurre en otras provincias, será el primero de la región que se aplicará de manera integral a todas las industrias agroalimentarias de la provincia, independientemente del sector productivo al que pertenezcan.

Así, el convenio establece las condiciones laborales de los trabajadores de las empresas conquenses de los siguientes sectores: champiñón y otros hongos; vinícolas, alcoholeras, licores y sidrerías; ajo, cebolla y otros bulbos; aceites y derivados; cereales; frutos secos y leñosos, y también a las empresas que produzcan miel.

Gracias a este nuevo convenio se creará una estructura retributiva de acuerdo a las diversas categorías que existen en las empresas agroalimentarias y se establecerá un salario de 14 pagas. También se simplifican los complementos retributivos, que se limitan a antigüedad, toxicidad y nocturnidad.

Asimismo, este nuevo acuerdo laboral fija los diversos sistemas de llamamiento para los fijos-discontinuos, pudiendo utilizarse la comunicación entre la empresa y el trabajador por cualquier medio telemático.

Respecto a la jornada laboral, el nuevo convenio establece una jornada cómputo anual adaptado a las necesidades de las diferentes empresas agroalimentarias conquenses, a la vez que se implantan medidas para la conciliación familiar y la desconexión digital.

Las actuaciones en materia de igualdad también cobran especial importancia en este convenio, que establece un protocolo ante un hipotético caso de acoso sexual o por razón de sexo.

Finalmente, con este nuevo convenio se implanta un régimen sancionador y disciplinario, inexistente en el convenio agropecuario que se venía aplicando a una parte importante de los trabajadores de estas empresas y por lo tanto ahora permitirá una mayor seguridad jurídica para empresas y trabajadores.

Valoraciones

Asistieron a la firma el director de Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha, Juan Miguel del Real, el vicepresidente de ASAJA Cuenca, Antonio Escudero y el director del Departamento Jurídico de CEOE CEPYME Cuenca, Jesús Hontana, por parte empresarial y Ángel León, Secretario Regional de la Federación Comisiones Obreras Industria de Castilla-La Mancha y el Secretario General de la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT, Raúl Alguacil.

Asimismo, asistieron a la firma del convenio y a la posterior rueda de prensa la viceconsejera de Empleo, Diálogo Social y Bienestar Laboral y el delegado provincial de Agricultura, Joaquín Cuadrado.

del Departamento Jurídico de CEOE CEPYME Cuenca, Jesús Hontana, ha destacado que este primer convenio en la región y en España pues “va a dar respuesta a la regulación de las relaciones laborales de empresas y trabajadores en uno de los sectores más importantes de la provincia de Cuenca”.

En este punto ha recordado que las la regulación de las condiciones laborales de estas empresas y trabajadores de estas industrias “hasta ahora se venía haciendo en el mejor de los casos a través del convenio del campo con las diferencias y dificultades de aplicación práctica para un sector de actividad en el que la elaboración, la manipulación y la fabricación no se corresponde con la actividad propia del campo y en otros casos se han venido aplicando convenios colectivos de provincias limítrofes como ha ocurrido con los convenios vinícolas”.

Hontana señalaba que no ha sido fácil ponerse de acuerdo en la parte empresarial porque “son muchos los sectores de actividad a los que se va a aplicar el convenio y son muchos convenios diferentes los que se han venido aplicando a estas empresas, pero en un tiempo récord de seis siete meses nos hemos puesto de acuerdo no solo en las condiciones económicas, sino también en la redacción de un texto que es prácticamente nuevo”.

El director de Cooperativas Agrarias de Castilla-La Mancha, Juan Miguel del Real ha abogado por dar un paso más y que este acuerdo “debería de ser inspirador para otras provincias de la región en la que todavía se mantienen convenios sectoriales y en muchas ocasiones genera problemas porque hay muchas industrias que son multisectoriales que tienen muchos sectores de actividad como vino, aceite y cereales y tienen que estar digamos jugando con la coordinación de distintas normas y regulaciones laborales y con un convenio único se facilita mucho labor”.

Además, ha añadido que “debemos ir buscando la integración de las condiciones laborales en toda la industria agroalimentaria de la región porque no tiene mucho sentido que las condiciones laborales de una cooperativa de mota, de El Toboso, de Pedro Muñoz y Villarrobledo, que son treinta kilómetros a la redonda sean diferentes, cuando uno de los factores de competitividad e las empresas son las condiciones laborales”.

El vicepresidente de ASAJA, Antonio Escudero, ha estimado que “se ha llegado a un principio de acuerdo que tanto los trabajadores como los empresarios espero que lo llevemos a buen fin, esto quiere decir que tenemos una base y a partir de esta base vamos a ir trabajando en campañas venideras, años futuros y si hay alguna cosa que modificar, para eso estamos”.

La viceconsejera de Empleo, Diálogo Social y Bienestar Laboral, Nuria Chust, ha sido la madrina de esta primera firma del convenio de industrias agroalimentarias, “un convenio particularmente importante, porque es el primero y el único de toda la región que se va a aplicar de manera íntegra a todas las industrias agroalimentarias de la provincia no estableciendo diferencias por sector y garantizando así la homogeneidad y la certidumbre en el marco regulatorio de las relaciones laborales de las personas trabajadoras y las empresas”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios