www.clm21.es
La creación de empresas en CLM, en sus niveles más bajos de los últimos cinco años
Ampliar

La creación de empresas en CLM, en sus niveles más bajos de los últimos cinco años

lunes 16 de octubre de 2017, 12:56h

En los primeros ocho meses del año se han creado en Castilla-La Mancha 1.793 empresas, que han puesto en circulación un capital de 45,51 millones de euros. Estas cifras de nuevas sociedades y de su capital social son las más bajas de los últimos cinco años. En relación con el mismo periodo del año pasado el dinamismo emprendedor en nuestra Comunidad ha caído un 24,57 por ciento.

Los datos han hecho saltar las alarmas en el gobierno regional, en cuyo discurso está el buen comportamiento del nacimiento de empresas en Castilla-La Mancha como muestra de confianza del empresariado en la política regional.

La caída respecto al mismo periodo de 2016 es del 24,57 por ciento

El primer aviso llegó en abril, mes en el que se registró el nivel más bajo de todos los meses de abril de los últimos cinco años y que contabilizó una caída del 38 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado. Ese dato se sumaba al mal comportamiento del primer trimestre del año en el que mes a mes los resultados eran peores que en 2016. Esta situación se ha mantenido hasta el mes de agosto, cuyos datos acaban de ser hechos público por el Instituto Nacional de Estadística y que reflejan que en todos y cada uno de los ocho primeros meses del año los resultados son peores que los registrados en los mismos meses de 2016

La situación ha empeorado en los dos últimos meses, julio y agosto, en los que volvieron a darse los peores datos de los últimos cinco años. En los dos primeros cuatrimestres de 2016 nacieron en nuestra Comunidad 2.180 compañías, en 2015 fueron 1.875, en 2014 se elevaron a 1.955 y en 2013 se contabilizaron 2.138. Cifras todas ellas por encima de las 1.793 de 2017.

Las nuevas sociedades de 2017 han puesto en circulación un capital inferior al de las que se crearon los años anteriores

El mal dato no sólo afecta al número de sociedades de nueva creación, también -y lo que es más importante- al capital que han puesto en circulación estas compañías para su actividad. Los 45,51 millones de euros de los ocho primeros meses del año representan la cifra más reducida del último lustro y son casi la mitad de los puestos en circulación en 2013 (89,27 millones) y 13 millones menos que el año pasado.

Los datos del Instituto nacional de Estadística tienen su origen en el Registro Mercantil Central, en el que figuran todas las empresas inscritas. La implantación de esta estadística es de 1.938 y la primera publicación monográfica es de 1.968, en la que se recoge los datos de 1965-66.

El Directorio Central de Empresas (DIRCE)

Además de esta estadística de sociedades mercantiles, el Instituto Nacional de Estadística elabora con carácter anual un Directorio Central de Empresas en el que se establece el número total de empresas activas y sirve para determinar la estructura y el dinamismo del tejido empresarial.

Los últimos datos, dados a conocer el 31 de julio y referidos a 31 de diciembre de 2016, señalan que a finales del año pasado había en Castilla-La Mancha 127.102 sociedades activas

Desde el inicio de la gran crisis, el tejido empresarial se ha deteriorado y ha modificado su estructura. En 2009, cuando gobernaba José María Barreda, había 137.823 empresas hoy, bajo el gobierno de García-Page, se contabilizan 127.102. La recuperación se inició en el último tramo del gobierno anterior, de María Dolores Cospedal, y se mantiene, aunque ha dado síntomas de ralentización. En 2014 se llegaron a contabilizar un saldo neto positivo de 2.961 sociedades. En 2015, fueron 635. En 2016 el saldo fue 681. Esos datos ya advertían de la desaceleración en el dinamismo empresarial en la presente legislatura

Los otrora motores económicos todavía no han recuperado su punto. Comercio, hostelería, turismo y construcción mantiene un número de empresas inferior a las que se contabilizaban en 2011 (primer año de referencia de la serie homogénea por subsectores). Lo mismo le sucede a nuestra industria.

Aunque el comercio, el transporte y la hostelería siguen aglutinando más del 40 por ciento de las empresas que hay en Castilla-La Mancha, las estadísticas desagregadas por sectores (que se ofrecen de forma homogénea desde 2011) permiten señalar que tras una recuperación en 2014, volvieron a caer en número en 2015 y se mantiene la caída en 2016. En 2011, primer año de la serie, se contabilizaban 54.681 sociedades en estas tres actividades. La cifra disminuyó en 2012 y 2013. En 2014 llegaron a 53.493. En 2015 bajaron a 52.773 y en 2016 a 52.564.

La industria ha empezado a recuperarse tímidamente. En 2016 hay 11.937 compañías del sector secundario, 58 más que a finales de 2015 (año que tocaron suelo), pero es una cifra todavía muy inferior a las 13.127 que había en 2011 (primer año del que hay estadísticas homogéneas). Tampoco alcanza las 12.173 que se contabilizaban en 2014

La construcción en cambio no remonta. El sector que fuera motor del crecimiento económico y de empleo no logra levantar cabeza. En 2016 se contabilizan 18.871 compañías, 357 menos que las que había en 2015 y 4.059 menos que en 2011. Desde ese año, se han perdido el 17,7% de las empresas del sector, que eran 22.930

El sector productivo en el que los ciudadanos buscan más salidas empresariales es el de los servicios (descontados comercio, hostelería y transporte). Las 36.894 compañías existentes en 2011, pasaron a ser 42641 en 2015 y 43.731 en 2016.

Dentro de este sector, las actividades profesionales y técnicas, que acaparan a 16.129 sociedades, remontaron con fuerza en 2014 (más de 800 nuevas sociedades) y 2015 (casi 500), sin embargo el dinamismo se ha ralentizado y en 2016 se registró un aumento de tan sólo 55 empresas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios