www.clm21.es
Los partidos perfilan sus estrategias para asegurar los restos electorales, decisivos en las autonómicas de 2019
Ampliar

Los partidos perfilan sus estrategias para asegurar los restos electorales, decisivos en las autonómicas de 2019

lunes 09 de abril de 2018, 21:01h

Andan los estados mayores de los partidos tratando de saber quiénes serán finalmente los candidatos rivales a unas elecciones autonómicas que, según la última encuesta, se presentan muy abiertas. Todos trabajan en distintos escenarios porque todos saben que, además de la marca y la organización, el tercer elemento determinante en una consulta es el candidato y el peso de ese tercer elemento todavía no queda reflejado en los sondeos de opinión. Los partidos mayoritarios consideran que eso puede ser decisivo.

Ampliar el número de listas municipales, asegurar un buen cabeza de cartel y generar duda sobre el liderazgo en los rivales, principales estrategias

La encuesta de la consultora Sociopolítica y Mercadotecnia (SYM Consulting) ha revelado que, de celebrarse unas elecciones regionales en la actualidad, el resultado estaría totalmente abierto. Podría pasar cualquier cosa. Las tres fuerzas parlamentarias pierden votos. La única que suma es Ciudadanos, pero en la formación naranja hay quien no se fía y recuerda que hace tres años las encuestas les daban un resultado similar y al final no entraron en el Parlamento.

Lo cierto es que hace tres años se llegaron a publicar 8 sondeos de opinión y ninguno de ellos logró acertar en sus predicciones. La razón fundamental, aparte del sesgo más o menos interesado del cliente que encargaba la muestra, residía fundamentalmente en la ajustada diferencia de los restos entre las distintas formaciones, lo que hacía muy difícil predecir con exactitud el resultado en un Parlamento con tan sólo 33 escaños distribuidos en 5 circunscripciones.

En poco menos de cuatro días el PSOE ha sacado dos encuestas que le favorecen. El hecho se ha producido en un momento en el que el ejecutivo regional venía obteniendo una sucesión de malos datos económicos y sociales (aumento del paro, caída del crecimiento económico y deterioro de las finanzas públicas), que vienen a cuestionar la eficacia de las políticas de Emiliano García-Page y tras el estallido del escándalo del caso Incarlopsa.

La encuesta de SYM Consulting, una vez cocinada, viene a indicar a fecha de hoy lo ajustado de los restos. A pesar de haber ampliado la muestra a 3.200 entrevistas y haber reducido el margen de error por arriba o por abajo en 1,7%, la encuesta de SYM refleja esa dificultad y en todas las provincias hay un escaño bailando entre dos formaciones. Según la empresa metroscópica, en los casos de Albacete, Ciudad Real y Cuenca, la disputa es entre el PSOE y el PP. En el caso de Toledo, entre el PSOE y Ciudadanos; y en Guadalajara entre Ciudadanos y Podemos. En la cocina, el tratamiento que se hace de los restos tiene un sesgo en favor al PSOE y eso es más visible en los casos de Ciudad Real y Guadalajara. En menor grado en Cuenca y Albacete.

Hechos los tratamientos sin cocina, en Albacete Podemos entra también en la disputa del último escaño, el sexto. En Guadalajara el quinto escaño estaría en disputa no sólo entre Podemos y Ciudadanos, también entraría el PSOE en la disputa, pudiendo perder el segundo que le da la consultora. De hecho, el último escaño en Guadalajara se adjudicaría por debajo del 14%, porcentaje al que desciende el PSOE para su segundo diputado aplicando el margen de error de la encuesta.

La novedad de la encuesta actual respecto a las que se realizaron en 2015 es que algunos restos se amplían. Es el caso de Ciudadanos, lo que permite predecir su entrada en el Parlamento. Ahora es Podemos el que tiene en baile alguno de sus diputados y tan sólo con una diferencia de cuatro décimas respecto al resultado de 2015, lo que indica la volatilidad existente.

Tampoco acertaron los 8 sondeos de aquel año en cuál sería el partido más votado y la diferencia con el siguiente. En cinco casos dieron la victoria al PP (como así sucedió) y en tres al PSOE. Ninguno logró acercarse a las cifras que separarían a ambas formaciones. La diferencia sería de 1,38 puntos.

La encuesta de SYM refleja que el PP sigue siendo la marca más apoyada en Guadalajara, Cuenca y Albacete, mejorando los datos obtenidos en Cuenca en 2015, provincia en la que la cara visible del socialismo es la del vicepresidente Martínez Guijarro, que cede terreno. El PSOE de García-Page retrocede en cuatro de las cinco provincias. Sólo en Ciudad Real, cuyo secretario general es José Manuel Caballero, el PSOE recupera algo del voto perdido en 2015. Y en Toledo pasa a ser la fuerza más votada.

El PSOE saca dos encuestas “favorables” tras la sucesión de malos datos económicos y sociales (aumento del paro, caída del crecimiento económico y deterioro de las finanzas públicas) y tras el estallido del escándalo Incarlopsa

Conscientes de la volatilidad y de la importancia de quién sea el cabeza de cartel, el PSOE ha desplegado una amplia actuación informativa en los días previos a la publicación de las encuestas en la que, de forma más o menos confidencial o fuera de micrófono, tratan de generar una corriente de opinión sobre una pugna interna en el PP para sustituir a Cospedal y también dejan caer que en Ciudadanos no será Orlena de Miguel la candidata, sino el coordinador regional de la formación, Alejandro Ruiz y que eso es definitivo. Consideran que Alejandro Ruiz es más accesible de cara a una negociación para un gobierno de coalición en 2019. El propio coordinador del partido naranja niega la mayor: “Es la rumorología que precede al miedo. No me planteo ir a primarias. No me planteo qué va a ser de mí dentro de un año”. En Ciudadanos las primarias tocan en enero del año que viene y según Alejandro Ruiz ahora están a la “caza del talento”: “Hemos formado un grupo de 130 o 140 profesionales en Castilla-La Mancha, de reconocido prestigio nacional e internacional, que están trabajando en el posicionamiento del partido. García-Page tiene el partido dividido en dos corrientes enfrentadas, como se vio en el congreso”.

En el caso del PP, es la formación más homogénea, con menos rivalidades en cuestión de liderazgo. Se da por sentado que si no es Cospedal, el candidato será su número dos, Vicente Tirado. En el PP están por conocer si finalmente García-Page optará por la reelección y acudirá a primarias o preferirá ir en la lista al Parlamento Europeo. Los datos que maneja el Partido Popular le dan como la fuerza ganadora en 2019 y anticipan un retroceso electoral de García-Page.

En Podemos se da por hecho que García Molina concurrirá como cabeza de lista, una vez resueltos los procedimientos internos de selección. Claro que el sector crítico, que se opuso a la entrada en el gobierno regional y que pide el abandono del mismo, presentará batalla. Mientras Podemos, consciente del retroceso electoral que anticipan las encuestas, trata de fortalecer la organización. En Podemos quieren sumar a los ecologistas, los verdes, los animalistas y a Izquierda Unida, que en 2015 concurrieron por separado.

PSOE y PP dan por descontado que presentarán listas municipales en las mayorías de los pueblos de Castilla-La Mancha. Por su parte, el coordinador de Ciudadanos dice que “eso no es posible en un partido como el nuestro, que lleva tan sólo tres años de implantación nacional. Vamos a duplicar o triplicar el número de listas. Ahora mismo estamos trabajando en la implantación en municipios pequeños”.

Tras el sondeo de SYM, El PSOE ha filtrado una encuesta propia, elaborada por Celeste, en la que asegura que la distancia con el PP es de 9 puntos y en la que rebaja la representación de los populares. En relación a otra encuesta del propio partido de hace un año, elaborada por Noxa, PSOE y Podemos también retroceden en intención de voto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios