www.clm21.es
El peor abril de los últimos cuatro años para los pacientes que esperan ser operados por el SESCAM

El peor abril de los últimos cuatro años para los pacientes que esperan ser operados por el SESCAM

domingo 13 de mayo de 2018, 21:06h
El número de pacientes que espera una intervención quirúrgica en el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha se ha incrementado un 3,96% en el último año, desde los 36.520 que el SESCAM tenía registrados en 2017 hasta los 37.968 del pasado 30 abril. La cifra es la más alta contabilizada en un mes de abril en toda la legislatura y supera en 4.425 el número con el que cerró abril de 2015 el gobierno anterior (13,19%).

Todos los hospitales de la Comunidad, salvo los de Toledo, Puertollano y Almansa han visto crecer la lista de espera. Los mayores deterioros se han producido en Hellín, con un incremento de un 64,87% en el número de pacientes en los últimos doce meses, seguidos de Cuenca, con un 43,79%, Valdepeñas con un 33,43%, Guadalajara con un 36,27% y Alcázar de San Juan con un 31,4%.

37.968 pacientes aguardan que el SESCAM les llame para ser operados

En el último año también han aumentado el número de pacientes que deben esperar más de seis meses desde que se les prescribe su paso por el quirófano hasta que finalmente son operados. La cifra ha aumentado en 625, llegando a contabilizarse 12.793 enfermos que deben esperar más de 180 días, lo que supone que en la actualidad uno de cada tres castellano-manchegos que espera una operación debe hacerlo durante más de seis meses. El incremento ha sido vertiginoso en los tres últimos años, con un incremento del 228%, que en valores absolutos supone 8.888 pacientes más que los 3.905 que había en abril de 2015.

A día de hoy sigue sin existir una ley regional de plazos de garantías. En cualquier caso, la referencia máxima está en los seis meses establecidos por el Sistema Nacional de Salud como tiempo máximo para cuatro tipos de operaciones concretas, algo que se incumple y cada vez más.

La carencia de la normativa regional contradice el anuncio realizado reiteradamente por el presidente García-Page de que “Castilla-La Mancha publicará la Ley de Garantías de Atención Sanitaria Especializada del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha que asegure tiempos máximos de respuestas para procedimientos quirúrgicos, consultas externas y técnicas diagnósticas”. El entrecomillado pertenece al anuncio realizado el pasado 18 de octubre durante el debate sobre el estado de la región. Más recientemente, el sábado 5 de mayo en un acto interno del PSOE, García-Page reiteró el anuncio de que la normativa estará en breve y que será mediante “un decreto modélico” al que denominó “031”. La aprobación vía decreto permitiría al gobierno soslayar la tramitación parlamentaria de la norma y la elaboración de la ficha financiera. Además, el sistema de garantías para los ciudadanos estaría menos reforzado que si se hiciese vía ley.

Hasta la fecha, el gobierno regional ha rechazado acudir a un plan de choque en colaboración con la infraestructura privada para acabar con la lista de espera y que supondría en torno a un gasto de 100 millones de euros. También se ha opuesto a la propuesta de la ley de garantías realizada por la oposición.

La existencia de ese decreto de garantías podría terminar estableciendo la cobertura de la operación por centros privados en el caso de que el ejecutivo incumpla los plazos máximos. La medida pondría a prueba la infraestructura administrativa del SESCAM y supondría finalmente el desembolso al sector privado del coste de las intervenciones, pero a un coste más elevado. La complejidad del proceso y su impacto en las cuentas públicas anticipa que la medida no entrará en vigor hasta después de las elecciones del año que viene y de ella se tendrá que hacer cargo el nuevo gobierno.

Uno de cada tres pacientes pendientes de ser intervenidos lleva más de seis meses en espera desde que se les prescribió la intervención

Sea como fuere, el anuncio se produce como salida política al fuerte deterioro registrado en la lista quirúrgica que ha situado a la sanidad castellano-manchega como la segunda peor del Estado, sólo por delante de la de Canarias, con un elevado déficit estructural. A falta de que se publique el informe oficial del último semestre de 2017, esa situación quedó recogida en los dos últimos informes de situación del Sistema Nacional de Salud, de diciembre de 2016 y junio de 2017.

El principal problema de espera quirúrgica se presenta en los hospitales de Albacete y Toledo, que suman entre los dos 19.449 pacientes (el 51% del total de los 14 complejos hospitalarios del sistema regional). Ambos centros tienen en plazos superiores a seis meses de espera a 9.163 pacientes, lo que equivale al 71,63% del total de ciudadanos que aguardan más de 180 días.

En los documentos anexos se puede comprobar la evolución de la lista de espera quirúrgica registrada a finales de abril en los años 2015, 2016, 2017 y 2018, hospital por hospital. El documento elaborado en función de los datos publicados en el portal de transparencia recoge el total de pacientes en lista de espera y el número de ellos que tienen un plazo de espera superior a seis meses.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de clm21

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.