www.clm21.es
Los candidatos a las elecciones andaluzas en el debate electoral.
Ampliar
Los candidatos a las elecciones andaluzas en el debate electoral. (Foto: PSOE Andalucía)

Los políticos de Castilla-La Mancha, pendientes de Andalucía

jueves 29 de noviembre de 2018, 20:39h
Están muy pendientes de Andalucía. Saben que el resultado va a ser determinante para ellos. En política, como en cualquier empresa, hay factores claves para los resultados. Uno es la imagen de marca (la de partido). Otro el del liderazgo. El tercer factor es el del producto (el programa) y la capacidad de generar sensaciones. Y otro el entorno: el territorial, el económico, el social. Y el domingo se decide un nuevo escenario en Andalucía, que no sólo afecta a esta Comunidad y que puede repercutir en el estatus político nacional y, por ende, en las Comunidades Autónomas que tienen una cita electoral muy cercana, el 26 de mayo. De ahí que los dirigentes castellano-manchegos estén con un ojo mirando al sur.

Lo que a día de hoy está en el tablero de juego es: La aparición o no de Vox como fuerza parlamentaria. Si el PP sigue siendo el segundo partido en Andalucía. La posición de Ciudadanos respecto al PP (si le sobrepasa, la diferencia de votos, la implantación territorial) y respecto al PSOE. Si Teresa Rodríguez acorta distancia con el PSOE y afianza la corriente anticapitalista crítica con la actual dirección nacional de Podemos. Si el PSOE y Susana Díaz pierden apoyos en votos y/o en escaños. Cuáles pueden ser las combinaciones de gobiernos de coalición. Si el mundo rural y el urbano votan en la misma dirección…

Las elecciones de Andalucía van a tener un impacto directo sobre la marca de las distintas formaciones. No es lo mismo que el PSOE aguante a que ceda mucho. No es lo mismo que el PP se mantenga como segunda fuerza a que le sobrepase Ciudadanos. No es lo mismo que el partido decisivo para que el PSOE pueda formar gobierno sea el de extrema izquierda (Podemos) o sea el de centro derecha, Ciudadanos. No es lo mismo que se pueda dar una correlación de fuerzas que permitan un gobierno de derechas y de centro derecha que haría perder el poder al PSOE en Andalucía por primera vez en cuarenta años. No es lo mismo que la extrema derecha entre en el parlamento a que se mantenga como extraparlamentaria y no es lo mismo que esa extrema derecha quite unos pocos votos al PP a que le haga perder escaños en todas las provincias.

Y unos resultados u otros generan sensaciones y corrientes de opinión aceleradas por unos medios u otros. Habrá que ver cómo de hondo es el estallido andaluz. De ello depende si se convulsiona y en qué medida el panorama político nacional y, también el de Castilla-La Mancha. Lo que está claro es que la onda expansiva de lo que pase el día 2 en Andalucía, de lo que decidan los andaluces (un electorado tradicionalmente mayoritario de izquierdas o de centro izquierda) va a llegar a Castilla-La Mancha y va a afectar a las elecciones del día 26 de mayo. Ahora falta por saber si la onda expansiva va a tener también otros efectos no sólo sobre la marca nacional de los partidos, también sobre algún líder de la Comunidad y sus legítimas aspiraciones nacionales dentro de su propio partido.

Tanta es la importancia que los candidatos andaluces y los dirigentes nacionales desplazados a la campaña van dejando mensajes. La candidata de Podemos dice que si el PSOE les necesita no apoyarán a Susana Díaz. Pablo Iglesias, el líder de las confluencias y de las mareas, dice que Podemos Andalucía no contará con grupo parlamentario propio en el Congreso. Casado se esfuerza en evitar la irrupción de Vox con llamadas al voto útil reforzados con mensajes coincidentes con algunas de las líneas marcadas por Vox. Ciudadanos emplea las imágenes de Junqueras y Puigdemont en el autobús de campaña de Andalucía. Susana Díaz se apunta al regionalismo reivindicativo, como si en Andalucía no hubiera gobernado nunca el PSOE o como si nunca el PSOE hubiera estado y esté al frente del gobierno de España. Casado se vuelca en Andalucía y Sánchez se abraza a su enemiga de partido. Todo sea por el poder.

Y mientras aquí, en nuestra tierra, miran a Andalucía con interés y con preocupación, saben que la cosa escapa a su alcance. El presidente castellano-manchego, García-Page, se ha vuelto a ir de viaje fuera de España, a Amsterdam y a Bruselas, donde ha estado varios días acompañado por su plana mayor del gobierno. También hizo una escapada rápida a Bruselas, Francisco Núñez, con Carlos Cotillas y Lola Merino, los responsables de agricultura del PP para hablar del futuro del campo de nuestra tierra.

En otro orden de cosas, el gobierno regional ha decidido no informar mediante comunicado de los plazos en los que paga a sus proveedores. Detrás de esta decisión está en que sistemáticamente viene incumpliendo el límite legal de 30 días. Hubo un tiempo en el que todos los meses presumía de que pagaba a tiempo. Era cuando las administraciones públicas usaban una trampa para contabilizar los plazos. La trampa era darse el margen de un mes de gracia para empezar a contar los plazos. Así decían, por ejemplo, que pagaban a 20 días, cuando en realidad lo hacían a 50. Tras el tirón de orejas de Bruselas y de varias sentencias judiciales, las administraciones tuvieron que empezar a contar prácticamente en tiempo real. Y desde esa fecha el gobierno sólo ha cumplido un mes pagando por debajo de los 30 días. Los primeros meses el gobierno jugó a la ceremonia de la confusión diciendo que con el sistema antiguo seguía pagando en plazo. Ahora y, ante la evidencia, ha decidido no informar a los medios de los plazos medios de pago a sus proveedores, porque incumple la ley mes tras mes.

El sector educativo de la región también está pendiente de su proceso electoral por el que el día 4 son las elecciones sindicales de los representantes del profesorado no universitario de la escuela pública. 27.360 docentes deberán elegir a sus 153 delegados para un mandato de cuatro años.

PD: Esta semana se cumple el cuadragésimo aniversario de la aprobación de la Constitución Española. Las Cortes de Castilla-La Mancha han puesto en valor la aportación de la Carta Magna a la convivencia democrática. Podemos se abstuvo y no secundó el texto en el que el Parlamento regional insta “Al Gobierno Regional y al resto de instituciones autonómicas a que tengan siempre presente y den cumplimiento a los derechos y deberes constitucionales de los ciudadanos y ciudadanas de Castilla – La Mancha, para que vivan con plena igualdad que el resto de la ciudadanía española, dentro del marco de nuestro Estatuto de Autonomía y de la Constitución”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de clm21

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.