www.clm21.es
10 años después del estallido de la crisis del ladrillo, en CLM se venden el 42% menos de viviendas
Ampliar

10 años después del estallido de la crisis del ladrillo, en CLM se venden el 42% menos de viviendas

  • El retroceso afecta más a la vivienda social sobre la libre y a la nueva sobre la usada
  • Guadalajara, la provincia que más ha recuperado está todavía un 25% por debajo. Ciudad Real registra un 56% de compraventas menos que en 2008

domingo 17 de febrero de 2019, 19:44h
En nuestra región se venden el 42% menos de viviendas que en el año del estallido de la burbuja inmobiliaria. Durante el año pasado en Castilla-La Mancha se vendieron 19.456 casas, cifra todavía muy lejana a las 34.113 que se comercializaron en 2008. Todo ello, a pesar de que en 2016 se rompió la tendencia de caída de ventas del periodo 2008-2015 y se inició una senda alcista en la compraventa de inmuebles en nuestra Comunidad. Los datos revelan que la vivienda protegida y la vivienda nueva son las más afectadas por la crisis y se recuperan con mayor dificultad. La cercanía a Madrid sigue siendo determinante en el mercado inmobiliario de nuestra Comunidad. Guadalajara es la provincia que presenta la mayor recuperación y Ciudad Real la que registra la peor evolución.
La tendencia de crecimiento se moderó ligeramente durante el último año, en el que se alcanzó una tasa de subida de las operaciones del 18,11%, por debajo del 23% registrado en 2017. En concreto, el año pasado se vendieron 2.983 viviendas más que en 2017, año en el que las ventas respecto a 2016 crecieron 3.083.

La vivienda social, la que más ha sufrido durante la crisis

Durante la última década, la paralización del mercado inmobiliario ha afectado con fuerza a la vivienda protegida. A finales de 2018 las ventas de la vivienda social habían caído un 55% respecto a la cifra de diez años antes. En cambio en el mercado libre la caída era del 41,7%.

Y con la crisis, también se ha producido una modificación del estado de la vivienda. Hace una década la mitad de las viviendas que se compraban eran nuevas y la otra mitad usadas. Sin embargo, el año pasado ocho de cada diez inmuebles comprados eran usados y sólo dos de nueva planta. De hecho el mercado de la vivienda usada está prácticamente en los niveles de hace una década. El año pasado se comercializaron 15.604 casas usadas, 1.543 menos que hace una década (9%). Sin embargo la diferencia en las de nueva construcción es todavía de 13.114 viviendas (77%). El año pasado se vendieron 3.852 frente a las 19.966 de diez años antes.

Guadalajara es la provincia que, por su cercanía a Madrid, más se ha recuperado y su nivel se sitúa todavía por debajo en un 25% del de 2008, con 3.729 casas vendidas. Sin embargo ya se realizan más transacciones sobre vivienda usada que al comienzo de la crisis. La segunda provincia que más ha recuperado es Albacete, que con 2.829 operaciones todavía se mantiene en niveles un 35% por debajo. Toledo, que en valores absolutos lidera el mercado inmobiliario regional con unas ventas de 8.200 viviendas, el 42% del total de las realizadas en nuestra Comunidad. No obstante el exceso de oferta hace que todavía tenga unos niveles del 42% por debajo de las ventas que se realizaban en esa provincia en 2008.

Cuenca es la cuarta provincia en la recuperación del sector. En 2018 se vendieron en esta provincia 1.395 casas, menos de la mitad que en 2008. Se resiente especialmente la vivienda nueva, de la que sólo se comercializaron 142 unidades, el 82% menos que hace diez años.

Pero a la provincia que más le cuesta recuperar la compraventa de viviendas es Ciudad Real, que, con 3.303 operaciones, se mueve en tasas del -56% respecto a 2008, con un fortísimo retroceso en las operaciones sobre vivienda nueva que está en niveles del -85%, con sólo 576 unidades vendidas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios