www.clm21.es
Todo abierto en unas elecciones en las que los españoles y los dirigentes políticos se juegan su futuro
Ampliar

Todo abierto en unas elecciones en las que los españoles y los dirigentes políticos se juegan su futuro

  • Un exceso de indecisos impide determinar con claridad la composición del futuro gobierno
  • Los resultados, no tanto de cada partido, sino de la formación del gobierno, abren la puerta a crisis en las distintas formaciones

jueves 11 de abril de 2019, 21:25h
Lo del CIS es para nota. Salen y dicen eso de que el PSOE arrasa y que a mucha distancia están otros cuatro partidos que se encuentran entre ellos en un pañuelo. Y claro, tanta euforia, tanta cocina, hace que el guisado se queme e invite a los electores del PSOE a quedarse en casa el 28 de abril. Cuando se dieron cuenta del efecto perverso que tenía la cocina, el director del CIS, José Félix Tezanos, tuvo que emplearse a fondo y en menos de 24 horas decir aquello de que “yo creo que el PP tiene mejor resultado” y que “Vox tiene voto oculto”. Que es tanto como decir, atentos que el PSOE no saca tantos votos al PP y cuidado que viene la extrema derecha. Claro que añadió algo más. “Pero los datos son los que son”.
Y los datos, dicho de paso, marcan a un PSOE fuerte, un Podemos en caída, un Ciudadanos con mucho voto en duda y un PP que pierde apoyos por la fragmentación de la que se beneficia entre otros Vox. De ahí a plantear la distribución de escaños en los términos que se hizo con circunscripciones con un margen de error superior al 7% y con un voto indeciso de 4 de cada 10 españoles es algo osado.

Esas dos circunstancias, voto indeciso y margen de error, deben llevar a la prudencia, porque ya no se trata de qué partido gana, sino de qué partido gobierna. Y ahí se la juegan muchos, pero especialmente Pablo Casado y Pablo Iglesias. Las encuestas, todas marcan un retroceso del PP y en esa circunstancia el líder de los populares aspira a un resultado a la andaluza que le permita ser presidente de gobierno. De lo contrario, alguien puede tenerle pensada la misma solución que él tenía para Juan Manuel Moreno en Andalucía: una gestora y un congreso extraordinario. Si Podemos termina por hundirse y no ser decisivo en la formación de un gobierno de izquierdas, aflorarán todas las vendettas pendientes por los conflictos de estos meses que se han dado en todos los territorios y que se han reflejado en purgas de los que opinan diferente.

Lo del PSOE es para analizar más despacio. Si Pedro Sánchez gobierna, todo está dicho. Si no lo hace, los moderados, los de la España vertebrada frente a la plurinacional, empezarán a pasar factura. Hace falta ver en qué términos y en qué plazos y a qué ritmo. A favor de Sánchez jugará haber mejorado resultados. Pero en política de lo que se trata es de gobernar, no de mejorar. Y en el PSOE las heridas permanecen sin cerrar y se han abierto un poco más durante la elaboración de las listas.

Hasta ahora, la precampaña se la ha llevado Pedro Sánchez y el PSOE con su agenda social. Ciudadanos ha logrado parar la caída, estabilizarse e iniciar la recuperación. Podemos ha necesitado de Pablo Iglesias para lanzar mensajes más electorales, pensando en el votante y tratando de tapar y hacer olvidar el rosario de conflictos internos, esos que hace pensar que si no se saben gobernar a ellos mismos cómo pueden pretender gobernar el país. Y aún más, si son capaces de purgar a sus amigos que piensan diferente, qué harán con mayor poder con los que no son sus amigos. En el Partido Popular, el equipo de Pablo Casado ha ido de error en error y hay una máxima en política según la cual las elecciones no se ganan por los aciertos, se pierden por los errores. El líder del PP tiene 15 días para corregir. Y Vox, al que le viene el voto, tampoco ha estado fino con determinadas propuestas, que ha tenido que explicar. Y es que cuando hay mensajes que no son claros y directos terminan por ser torcidos por los rivales. Y ahora con las redes sociales, el enemigo hace daño rápido.

Dicho sea de paso, lo importante no es lo que se juegan cada uno de estos personajes de la política por muy divinos que se crean. Lo importante es lo que se juegan los españoles. Los personajes han ido cambiando con los años y seguirán cambiando. Pero es determinante si se adoptan las medidas para terminar de salir de la crisis, si se pondera adecuadamente la política social y la fiscal, si se da una solución al tema territorial… Y sobre todo, si se crea un clima de paz social y de convivencia o los políticos siguen agitando la crispación y la división entre los españoles.

P.D.: En las vísperas del comienzo oficial de la campaña electoral vino a Castilla-La Mancha, a Toledo, la ministra de Justicia Dolores Delgado. Y o no planificó bien la visita o fue una osada. Le protestaron todos, a puerta abierta y a puerta cerrada, los trabajadores de la administración de Justicia le hicieron un escrache, los abogados del turno de oficio le recibieron con pancartas porque el ministerio no les paga religiosamente. Y para colmo, cuando ya se iba de vuelta a Madrid, se lesionó al torcerse el tobillo. Una visita que empezó y terminó con mal pie.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de clm21

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.