www.clm21.es
Emiliano García-Page votando en las pasadas elecciones generales del 28A.
Ampliar
Emiliano García-Page votando en las pasadas elecciones generales del 28A. (Foto: PSCM-PSOE)

Comienza la campaña con 340.000 indecisos y con Page peleando por la mayoría absoluta y Núñez con poder gobernar en coalición

jueves 09 de mayo de 2019, 22:12h
Una alta participación aunque menor que la de las generales, 29% de indecisos y la tendencia a favor del PSOE entre el voto decidido son las principales conclusiones del barómetro elaborado por el Centro de Investigaciones Sociológicas sobre las elecciones autonómicas que se celebrarán del 26 de mayo y que determinarán quién será el presidente de nuestra Comunidad para los próximos cuatro años. La proyección de los datos indica que en los quince días de campaña electoral, los partidos se disputan el voto de unos 340.000 indecisos que determinarán finalmente la distribución de los 33 escaños en juego. Con la encuesta del CIS en la mano y a falta de cómo se distribuirán esos 340.000 votos indecisos, el PSOE inicia la campaña peleando por la mayoría absoluta y con la posibilidad de pactar a izquierda con Podemos o a su derecha con Ciudadanos para formar gobierno y el PP lo hace para poder formar gobierno en coalición con Ciudadanos. El 6,8% de los votos de Vox no le darían en principio escaño alguno.

La preocupación en el PSOE es que se produzca una caída importante de la movilización

En relación a las elecciones de hace cuatro años, los datos del CIS ascienden al PSOE a primera fuerza política, con un 40,3% de los sufragios, 4,2 puntos más que en 2015 lo que supondría al menos repetir los 15 escaños de 2015 y pelear por otros 3 diputados. El PP sería la segunda fuerza y pasaría del 37,5% de cuota electoral al 29,8%. Con ese resultado reduciría sus 16 diputados actuales a entre 11 y 14. Podemos se mantendría como la tercera fuerza política con el 10,9% de los sufragios, 1,1 puntos más que en 2015 y tendría la posibilidad de mantener sus dos diputados o ampliarlos a 3. Ciudadanos sería la cuarta formación y el 8,6% de los votos que le adjudican las encuestas le haría pelear por 2 ó 3 escaños según el CIS, si bien cabe reseñar que en 2015 con el 8,64% de los votos no obtuvo representación y se quedó en puertas de conseguirla. Vox sería el quinto partido con un 6,8% de los votos, un porcentaje que no le daría opción a entrar en las Cortes Regionales, aunque la muestra del CIS le da una proyección de entre 0 y 1 escaño.

La encuesta empezó a elaborarse el 21 de marzo, una semana antes de que se celebrasen las generales y abarca 1.088 entrevistas realizadas en 76 municipios y los resultados presentan un margen de error del 3%.

El PP de CLM sale a captar el voto útil de Vox, que le hizo perder escaños en las generales a favor del PSOE, situación que puede repetirse en las autonómicas

El estudio apunta a un descenso de la participación en relación a la que se registró en las generales. En concreto, los ciudadanos que manifiestan que con toda seguridad irán a votar bajan 3 puntos y se sitúan en el 59,4%. Y los castellano-manchegos que tienen decidido su voto son el 67,2%, diez puntos más que en las generales.

La campaña electoral autonómica de Castilla-La Mancha arranca con menos indecisos que los que había cuando empezó la campaña de las generales. La encuesta del CIS baja al 29% el porcentaje de ciudadanos que todavía no tienen decidido a quién van a votar el próximo 26 de mayo. Cuando se hizo la encuesta de las generales el nivel de indecisos era del 41,6%, es decir 12,6 puntos más altos que en las autonómicas.

Podemos resiste según el CIS y Ciudadanos obtendría el mismo porcentaje de votos que en 2015

La encuesta autonómica se empezó a elaborar el 21 de marzo y se terminó el 23 de abril, por lo tanto no recoge el impacto del corrimiento de voto útil de las generales ni del tirón de las candidaturas locales. Estos dos elementos serán decisivos en los resultados del 26 de mayo y pueden dar alguna sorpresa en los porcentajes de algunos partidos, especialmente los dos grandes, PSOE y PP, serían los beneficiados de ese corrimiento electoral. Otra de las cuestiones que puede determinar el resultado es si la participación baja del 75% y se aproxima a niveles del 72% registrado hace cuatro años, lo que perjudicaría al PSOE, que en las generales fue la fuerza que más se benefició de la elevada participación, que en Castilla-La Mancha fue del 78,02%. Esta es una de las cuestiones que preocupa en el equipo de campaña de García-Page que quiere mantener el nivel de movilización del 28A.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de clm21

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.