www.clm21.es

precio de la luz

Los presidentes autonómicos han pedido domingo al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, rebajar el precio de la electricidad, el gas y los carburantes y "medidas urgentes" para frenar el impacto de la guerra en Ucrania, en el marco de la Conferencia de Presidentes que se ha celebrado este domingo en La Palma.El presidente de Galicia y candidato a dirigir el PP nacional, Alberto Núñez Feijóo, ha propuesto a Sánchez una bajada general de impuestos hasta fin de año para frenar el impacto de la guerra en Ucrania

Podemos sigue con el susto en el cuerpo. De tanto tensar la cuerda lograron que se sujetara sólo de un hilo y tras su nueva frivolidad “contra los partidos de la guerra”, se vieron en la calle, sin sueldos de tantos liberados que conforman su estructura básica… Y tuvieron que echar marcha atrás. Oportunidad perdida para Pedro Sánchez.

El precio de la luz ha quedado fijado para este lunes 17 de enero en 244,67 euros el megawatio hora, lo que supone el precio máximo alcanzado en el mes, con un encarecimiento del 15% con respecto a la jornada de ayer.

Al menos 4 de cada 10 empresarios de compañías mid-market (38%) considera que la subida del precio de la luz es uno de los principales frenos para el crecimiento de sus negocios y para la recuperación, según se desprende de las conclusiones del último 'Pulso de la Mediana Empresa Española' de Grant Thornton, que mide la salud de las compañías medianas de España de entre 50 y 500 empleados a partir de una metodología desarrollada por Oxford Economics.

El Consejo General de Economistas (CGE) y la Fundación de Estudios de Economía Aplicada, FEDEA, coinciden en reclamar una reforma de la fiscalidad eléctrica y “limpiar” la factura eléctrica para tratar de contener la escalada de precios. La petición se ha producido durante el encuentro organizado por ambas organizaciones sobre la formación del precio de la electricidad.

Naturgy ofrecerá toda su capacidad de generación eléctrica inframarginal disponible a sus clientes (residenciales, comerciales e industriales) a un precio de la energía de 65 euros por megavatio hora (MWh) durante tres años, permitiéndoles así desligarse del 'pool'.

La tensión inflacionista sigue aumentando, alimentada por la subida general de los precios de la energía, un patrón que se viene repitiendo en todo el mundo. En España, la inflación en octubre se incrementó en 1,5 puntos, según adeltan hoy el Instituto Nacional de Estadística, llegando al 5,5%, su nivel más alto de los últimos casí 30 años.

La inflación se disparó en septiembre un 1% en Castilla-La Mancha, con lo que la tasa de variación anual del IPC quedó fijada en septiembre en los 4,8 puntos, la mayor tasa del país, por encima de la media nacional de 4 puntos. Con la nueva subida, Castilla-La Mancha es, junto a Galicia y Castilla y León, una de las tres regiones con el índice de precios más elevado del país.

Las grandes empresas industriales, unidas en la Alianza por la Competitividad de la Industria Española, han pedido al Gobierno "medidas urgentes" para hacer frente los elevados precios de la electricidad y el gas natural, ante la persistencia en los últimos meses de unos precios "muy elevados, que triplican los habituales", y la previsión de que sigan durante este año.

La producción de energía renovable en Castilla-La Mancha se ha disparado en los tres primeros trimestres del año, alcanzando 9.986.617,71 MWh, un 59,56% del total de la energía producida en nuestra Comunidad, según los datos del balance de Red Eléctrica Española. Se da la paradoja que mientras que aumenta la energía de origen no contaminante y más barata de producir, se han disparado los precios, que vienen marcados por las plantas de cogeneración, que emplean el gas y que han reducido a menos de la mitad su producción final.

El sector cárnico, uno de los principales de la industria regional, se enfrenta a una pérdida de más de 500 millones de euros si se mantiene la escalada de precios de la energía. Según la patronal ANICE (Asociación nacional de Industrias de Carne de España), los datos de las 50 principales empresas del sector de nuestro país revelan que el incremento de la factura eléctrica reducirá sus resultados un 70%.

Este lunes, 22 de noviembre de 2021, el precio de la luz pulveriza nuevamente todos los récords y se sitúa en su máximo histórico: 236,51 euros el megawatio hora. Una escalada de precios sin fin que comenzó en verano y se ha venido intensificando mes a mes, hasta el punto de que ya son cinco los días consecutivos que el precio mayorista de la energía se sitúa en España por encima de los 200 euros/MWh.

Los cuellos de botella que sufre la industria empiezan a amenazar a algunas de las principales plantas de Castilla-La Mancha. La primera víctima visible fue Fertiberia de Puertollano, que anunció su reducción de la producción al cincuenta por ciento. El sector de tejas y ladrillos, uno de los más importantes de la región en valor y que encabezan la producción española, también ha avisado del impacto del coste del gas en sus fábricas. Pero no son los únicos sectores amenazados. La automoción calcula que España dejará de fabricar 700.000 vehículos este año por la falta de semiconductores. Una caída que afecta a las empresas auxiliares, como las de baterías, uno de cuyos principales fabricantes, Exide, está en la Comunidad.

Iberdrola registró un beneficio neto reportado de 2.408 millones de euros durante los nueve primeros meses de este año, lo que supone un descenso del 10,2% respecto a un año antes, afectado negativamente por los altos precios de la energía, nuevos impuestos y menores extraordinarios, según ha informado la compañía.

  • La consultora recoge en su último informe la rebaja el crecimiento de España para este año y el que viene

Europa se enfrenta a una fuerte subida de gas y un invierno complicado. Esa es la clave económica destacada por PwC en el mes de octubre que afecta especialmente a nuestro país. Respecto a España, la consultora destaca que podría recuperar su nivel de afiliación a la Seguridad Social en el primer trimestre de 2022, aunque el número de personas en ERTE y autónomos en cese de actividad pueda extenderse a unas 300.000 personas en la primera mitad de 2022, “según el consenso de analistas”.