www.clm21.es

UATAE

La Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores de Castilla-La Mancha (UATAE C-LM), ha valorado los datos publicados esta mañana por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones que se traducen en una mejora de las cifras en el territorio, donde se ha contabilizado un aumento de 193 autónomos y autónomas con respecto al mes anterior, lo que sitúa a la comunidad con 150.347 trabajadores y trabajadoras por cuenta propia. Estos datos positivos se extienden también en términos interanuales, donde se han dado de alta 1.260 trabajadores y trabajadores por cuenta propia más con respecto al mismo periodo del año pasado. Para David Campo, coordinador de UATAE C-LM, “pese al aumento de las afiliaciones no es momento de bajar la guardia, porque vemos como cada día las y los autónomos tienen que hacer un sobreesfuerzo inhumano para poder seguir sacando adelante su actividad económica diaria”, por ello, “hay que reforzar con nuevos planes de ayuda que permitan paliar los efectos tan negativos que está dejando esta crisis energética derivada de la invasión rusa a Ucrania”.

El próximo miércoles 23 de marzo, los sindicatos de CCOO, UGT, así como la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE) con más organizaciones (UPTA, FACUA y CEAV) han convocado manifestaciones y concentraciones por todo el territorio español bajo el lema de “Contener los precios, proteger el empleo”. Todo ello, se da en una semana de movilizaciones donde sectores como el del transporte o la agricultura están siendo los más afectados por los precios históricos alcanzados en la energía y carburante, agravado por el conflicto bélico desencadenado con la invasión rusa de Ucrania. El pasado domingo fue el turno de la agricultura donde organizaciones como COAG, integrada dentro de UATAE, reclamaban mejores condiciones para el campo, apostando por un mundo rural vivo más justo que el actual. Mientras que el lunes fue el turno de la pesca que convocó paros y acciones al respecto.

El máximo histórico diario y en lo que llevamos de mes del precio de la luz ha llevado a la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UTAE) a alertar de "la desprotección que se plantea para el conjunto del colectivo, que, además, del sobreesfuerzo por recuperar la actividad económica que se ha visto lastrada por la crisis sanitaria derivada de la pandemia, tendrá que hacer frente al recibo de agosto que será el más caro de la historia".

El 8 de marzo es también una jornada de compromiso y reivindicación de las trabajadoras autónomas, especialmente en este 2021 marcado por la huella de la pandemia en la sociedad y la economía. La Unión de Asociaciones de Mujeres Autónomas y Emprendedoras (UATAE Mujer), vinculada e integrada en UATAE, se suma al movimiento feminista un año más, en esta ocasión con el lema ‘Autónomas con derechos, ¡emprendemos feminismo!’ y una campaña que ilustra algunas de las cifras y datos en que se plasma la brecha de género que atraviesa el trabajo autónomo, como denuncia en su manifiesto. UATAE reivindica el papel de las mujeres “en primera línea de batalla frente al virus”, recordando que entre ellas están las trabajadoras autónomas “contribuyendo a sostener el tejido productivo en plena crisis” a pesar de que en septiembre de 2020 ya habían tenido que cesar en su actividad “una de cada ocho autónomas”.

Según los datos de la Encuesta de Población Activa del cuarto trimestre del año 2020, publicada hoy por el INE, el número de trabajadores y trabajadoras por cuenta propia ha caído en casi 20.000 personas (19.800) respecto al mismo trimestre de 2019, a pesar del incremento en 28.900 frente al trimestre anterior. Esto significa que el trabajo autónomo sufre un retroceso importante en el último año como consecuencia de la pandemia del Covid-19, las diferentes restricciones de movilidad y de actividad económica y la crisis económica sobrevenida por toda esta situación. Como indica la secretaria general de la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE), María José Landaburu, “estos datos confirman un esfuerzo sobrehumano por parte de los autónomos por resistir en la recta final del año”, y detrás del incremento respecto a los tres meses anteriores “hay una realidad de extrema precariedad, intermitencia en la actividad y bajada drástica en los ingresos”, especialmente en los sectores más expuestos a las diferentes limitaciones como la hostelería, el comercio minorista, algunas actividades del transporte o los eventos y espectáculos. “No es sólo que la pandemia se haya cobrado casi 20.000 autónomos, es que ahora el colectivo es más vulnerable y precario”, apunta, por lo que “debemos afrontar este 2021 completando las medidas especiales de protección -como las prestaciones recién prorrogadas y ampliadas de la Seguridad Social- con actuaciones adicionales en esos sectores para no dejar a ninguna autónoma ni autónomo atrás”.

En la tarde de hoy, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, y los máximos representantes de las organizaciones representativas de trabajadores y trabajadoras por cuenta propia han presentado el acuerdo alcanzado para la extensión de las prestaciones de la Seguridad Social para el colectivo de autónomos que aprobará mañana el Consejo de Ministros. La Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE) ha estado presente y, en palabras de su secretaria general, María José Landaburu, considera que la prórroga de las distintas prestaciones por cese de actividad a partir de 1 de febrero de 2021 es una noticia “muy positiva”, en especial para determinados sectores, y ha saludado “el esfuerzo del Gobierno por recoger avances importantes que veníamos defendiendo”.
  • 1

La Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE) ha insistido esta mañana en una de sus reivindicaciones: que la llamada ‘segunda oportunidad’ -los mecanismos administrativos y concursales que facilitan que un proyecto que ha acabado quebrando no se traduzca en una insolvencia y endeudamiento eterno para sus emprendedores- contemple la posibilidad de fraccionamiento y exoneración de las deudas con Hacienda y Seguridad Social. En esta línea, la secretaria general de UATAE, ha recalcado que la reforma de la ley concursal en la que trabaja el gobierno “debe incluir este extremo y permitir a los autónomos exonerar las deudas contraídas con organismos públicos”.

La Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE) ha valorado hoy que los picos alcanzados por la factura de la luz en el mes de mayo vuelven a señalar “la brecha entre los abusos y privilegios del oligopolio eléctrico y los autónomos y micropymes”, en palabras de su secretaria general, María José Landaburu, que ha saludado los dos anteproyectos aprobados el martes por el Consejo de Ministros que buscan abaratar el recibo eléctrico pero ha pedido “más valentía” para revertir “una situación insostenible”. UATAE recuerda que los datos de facturación de Iberdrola y Endesa en 2020 aumentaron sus beneficios en un 36%, en plena pandemia, mientras que los sectores más afectados por la crisis -comercio, hostelería, actividades artísticas y recreativas, e industria- registraron una caída de más de 17.700 autónomos. “Es evidente”, incide Landaburu, “que la subida en la factura de la luz lastra la recuperación económica”.

Según los datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones publicados esta mañana, la afiliación al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos aumentó en un +0,17%. Durante el mes de febrero las altas en la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia han aumentado en nuestro país. El número de autónomos en febrero se situó en 3.262.255, lo que supone un incremento en 5.515 autónomos más que el mes anterior. En términos anuales se sigue manteniendo la tendencia positiva, pero con respecto al mismo periodo del año pasado (+0,21%) la cifra es similar, aunque un poco inferior. Si se compara con febrero de 2019 (0,16%) se aprecia una ligera subida. Por lo que, en términos anuales, después de un año de pandemia, el número de autónomos ha crecido en 4.359 (0,13%).

Esta mañana la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE) ha presentado su campaña “NINGÚN AUTÓNOMO ATRÁS”, con la que prevén llevar a cabo distintas acciones que se desarrollarán a lo largo de estas semanas para visibilizar la problemática de la hostelería y otras actividades gravemente afectadas por las limitaciones de movilidad y reuniones sociales. La organización ha lanzado una recogida de firmas online de adhesiones a sus peticiones, que ha hecho públicas en un documento con las medidas que reclaman al conjunto de administraciones para mejorar la situación de los sectores más perjudicados por la actual crisis sanitaria. El documento recoge la necesidad de afrontar la nueva ola de la pandemia con ayudas directas que sirvan para paliar el descenso económico que sectores están padeciendo a raíz de las restricciones que impiden el desarrollo pleno de su actividad. Entre los sectores más perjudicados (taxi, turismo, actividades vinculadas a la producción de eventos y cultura) destaca el de la hostelería (y por ende de los servicios ligados a esta actividad; distribuidores de comida y bebida, etc.) que concentra la mayor parte de la pérdida de empleo asalariado en 2020 (243.042 trabajadores y trabajadoras menos); el 70% de toda la pérdida de empleo asalariado. Al tiempo, representa casi la mitad (47%) del total de trabajadores y trabajadoras en ERTE a finales del año y un tercio (31%) de los autónomos y autónomas con prestación por cese de actividad.

Durante la crisis económica actual, propiciada por la crisis sanitaria, muchos colectivos han sufrido el descenso de su actividad diaria. Ante esta situación de caída del tejido productivo de nuestro país, se desprende el dato alarmante que afecta de forma directa a las personas con diversidad funcional. Donde ha descendido en casi un 29% la contratación de personas con necesidades especiales. Para la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE), el Día Internacional de las Personas con Discapacidad no debe formularse en torno a una mera efeméride, y consideran que “es el momento de afrontar las necesidades que afronta el colectivo” apostando por “acciones que actúen como palanca de transformación en pro de la integración, convivencia e igualdad”.