www.clm21.es

EPA

CEOE CEPYME Cuenca afirma que las menores restricciones y la presencia de más empresas y autónomos han tenido su reflejo positivo en los datos de la EPA del segundo trimestre del año.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha subrayado que el número de ocupados en la región, 839.500 personas, es el más alto desde el año 2008, y también que en la ocupación femenina se ha alcanzado el dato más alto de toda la serie histórica.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha presumido de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) hechos públicos este jueves, defendiendo que la región es "de las que más empleo ha creado" en plena crisis sanitaria.

  • Según los datos de la EPA, en la región hay 2.100 jóvenes menos en paro que hace dos años

A pesar de que el paro entre jóvenes menores de 25 años de Castilla-La Mancha se mueve en la franja alta en valores absolutos de los últimos cuatro años, en términos porcentuales está en el segmento bajo. Es algo en lo que coinciden los datos de la Encuesta de Población Activa como los del Servicio Público de Empleo (SEPECAM).

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha destacado que los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de este 2021 evidencian que la región registra el mayor descenso del desempleo en términos interanuales, situándose en el pódium de las regiones en las que más ha bajado el paro.

Los trabajadores que han recibido formación en salud y servicios sociales, así como en ciencias naturales, química, física y matemáticas tienen menores tasas de paro en España que las personas que han optado por otras especialidades o se han quedado en la formación básica, según datos de 2020 extraídos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del INE relativos a la influencia de la formación en el mercado de trabajo.

  • La tasa de paro, se queda un punto por debajo de las estimaciones y la de ocupación, tres puntos por arriba

Los datos de la Encuesta de Población Activa presentan una situación del mercado de trabajo al cierre de 2020 mejores que las previstas por los analistas para nuestra Comunidad. La economía regional aguantó mejor de lo estimado fundamentalmente por las contrataciones de personal en el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, lo que mantuvo el empleo total de la región con pocas variaciones respecto a 2019. En sus últimos informes tanto Funcas como BBVA Research apuntaban a la posibilidad de que la caída de la ocupación fuera del 3,5% y del 3% (respectivamente). Sin embargo, finalmente el Instituto Nacional de Estadística señala a una caída de tan sólo el 0,28%.

El diputado regional de Ciudadanos, David Muñoz Zapata, ha avanzado hoy que en Castilla-La Mancha se han destruido en un año 9.400 puestos de trabajo, pero todo este paro que señala la EPA no es sólo producto de la pandemia, ha denunciado Zapata que, “ya se estaba destruyendo empleo en Castilla-La Mancha antes de la aparición del coronavirus, porque llevamos 15 meses de destrucción de empleo y solo 10 de pandemia”.

El diputado del PSOE en las Cortes de Castilla-La Mancha Antonio Sánchez Requena ha valorado positivamente los datos de la Encuesta de Población Activa hechos públicos este jueves, apuntando que el aumento de la ocupación revela que en plena pandemia se haya podido aumentar el número de personas trabajadoras.

  • A finales del segundo trimestre, CLM tenía un millón de activos, 839.500 ocupados y 166.800 parados
  • Los servicios y la agricultura están en máximos históricos de ocupación laboral y a la industria y la construcción les cuesta recuperar los niveles precovid

A finales del segundo trimestre más de un millón de castellanomanchegos (1.006.300) estaban en el mercado de trabajo, bien ocupados, bien en desempleo. Es una cifra que no se daba desde 2014, cuando la anterior crisis -la del ladrillo- hizo inflexión y se inició la recuperación. La actividad económica de nuestra Comunidad está siendo capaz de absorber parte de ese incremento de trabajadores y alcanzar cifras de empleo que nuestra Región no conocía desde 2008. En concreto 839.500 castellanomanchegos estaban ocupados, de ellos 588.300 en el sector servicios, que nunca antes en la historia había conocido tal volumen de trabajadores. La cifra de parados, 166.800 se aproxima a la que había en el mismo periodo de 2019 y está por debajo de la del segundo trimestre de 2018.

CEOE CEPYME Cuenca señala que la Encuesta de Población Activa es un reflejo de las consecuencias de la pandemia de COVID 19 en este comienzo de 2021.

  • Es, junto a Murcia, y por delante de esta, la única región española que aumenta el empleo desde marzo del año pasado: 13.200 puestos de trabajo
  • La tasa de paro se reduce del 18,41% de hace un año al 17,42%

A pesar del ligero retroceso en el primer trimestre del año (-0,95%), la economía de Castilla-La Mancha es junto a la de Murcia (y por delante de esta) la única que genera empleo en España en relación con hace un año. La creación de empleo (13.200 netos) se da en todos los sectores de la actividad económica, excepto en la construcción, que destruye puestos de trabajo; 5.700 (8,38%). Los nuevos puestos de trabajo son ocupados en su mayoría por hombres, lo que hace que la tasa de paro femenino de la Región apenas si se reduzca en los últimos doce meses. En su conjunto la tasa de paro ha caído 0,69 puntos en el último año y está en el 17,42%. El paro afecta a 171.700 castellanomanchegos, 5.400 menos que hace un año.

El análisis de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) avanzados en estas mismas páginas, revelan que el crecimiento del empleo en Castilla-La Mancha se produce en el sector público mientras en el privado se destruye empleo, fundamentalmente entre los asalariados. No obstante, la administración crea empleo temporal mientras destruye empleo fijo. En el sector privado, servicios (fundamentalmente) y agricultura aumentaron la ocupación y lo hicieron con fuerza en contraste con el conjunto del país donde los servicios lideran la destrucción de empleo.

Según los datos de la Encuesta de Población Activa del cuarto trimestre del año 2020, publicada hoy por el INE, el número de trabajadores y trabajadoras por cuenta propia ha caído en casi 20.000 personas (19.800) respecto al mismo trimestre de 2019, a pesar del incremento en 28.900 frente al trimestre anterior. Esto significa que el trabajo autónomo sufre un retroceso importante en el último año como consecuencia de la pandemia del Covid-19, las diferentes restricciones de movilidad y de actividad económica y la crisis económica sobrevenida por toda esta situación. Como indica la secretaria general de la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE), María José Landaburu, “estos datos confirman un esfuerzo sobrehumano por parte de los autónomos por resistir en la recta final del año”, y detrás del incremento respecto a los tres meses anteriores “hay una realidad de extrema precariedad, intermitencia en la actividad y bajada drástica en los ingresos”, especialmente en los sectores más expuestos a las diferentes limitaciones como la hostelería, el comercio minorista, algunas actividades del transporte o los eventos y espectáculos. “No es sólo que la pandemia se haya cobrado casi 20.000 autónomos, es que ahora el colectivo es más vulnerable y precario”, apunta, por lo que “debemos afrontar este 2021 completando las medidas especiales de protección -como las prestaciones recién prorrogadas y ampliadas de la Seguridad Social- con actuaciones adicionales en esos sectores para no dejar a ninguna autónoma ni autónomo atrás”.

El aumento de 7.000 personas en el mercado de trabajo y la destrucción de 2.400 puesto de trabajo, situaron el crecimiento del paro el año pasado en Castilla-La Mancha en 9.400 personas, según la Encuesta de oblación activa, de cuyos resultados se ofrece este avance con las principales magnitudes en la Comunidad y en España. La tasa de paro se situó en el 17,39%. En 2019 la tasa de paro fue del 16,56%. La media nacional en 2020 del 16,13%, 2,35 puntos más que el año anterior que cerró en el 13,78%