www.clm21.es
El BBVA fija sus previsiones de crecimiento de la economía española al 1,9%, dos décimas menos que el gobierno
Ampliar

El BBVA fija sus previsiones de crecimiento de la economía española al 1,9%, dos décimas menos que el gobierno

martes 15 de octubre de 2019, 21:18h
El BBVA estima que España crecerá en 2019 por debajo del 2%, en concreto considera que “el avance del producto podría alcanzar el 1,9% en 2019 y el 1,6% en 2020, algo por debajo de lo esperado en la anterior edición del informe de situación”. Los datos del BBVA rebajan en dos décimas el crecimiento del PIB nacional incluido en el marco presupuestario que el gobierno ha enviado a Bruselas. Esa rebaja también será de dos décimas en el ejercicio que viene, según el servicio de estudios de la entidad financiera.

Para el BBVA, se ha confirmado que el crecimiento en el segundo trimestre de 2019 habría caído hasta el 0,4% tasa trimestral, por debajo de la anterior previsión de BBVA (0,6%). Finalmente, y en función de la información disponible, para el servicio de estudios todo apunta a que durante el tercer trimestre de 2019 el avance del PIB podría ser del 0,4% en tasa trimestral. Todo lo anterior supone que la recuperación continúa, pero que lo hace a un ritmo sustancialmente inferior al observado desde 2014 (0,7% en promedio trimestral).

“La creación de empleo perderá tracción en 2019. La ocupación aumentará el 2,2%, cinco décimas menos que en 2018 y dos menos de lo previsto en julio y el paro será del 14,1%”.

A la hora de analizar las causas, el informe indica que se observa una mayor desaceleración de la demanda interna, explicada principalmente por la ralentización del gasto en consumo de las familias. “Aquí, la debilidad es más acusada en la compra de bienes duraderos, que ahora encadenan ya varios trimestres de caídas. Todo ello en un contexto de incremento de la renta disponible de las familias, lo que ha llevado al primer aumento sostenido de la tasa de ahorro desde el inicio de la recuperación”.

Por otro lado, la inversión también ha mostrado un avance menos vigoroso de lo previsto. En particular, el informe señala los buenos datos del primer trimestre en la compra de bienes de equipo han dado paso a cierta reversión durante los últimos meses. Asimismo, la inversión en construcción no residencial continúa con la atonía mostrada desde inicios del año, afectada en parte por la sorpresiva evolución de la inversión pública. Dentro de lo positivamente destacable, la evolución de las exportaciones ha sido relativamente buena, “aunque con volatilidad en sus componentes. Por un lado, las de servicios tuvieron un inicio de año esperanzador, aunque el comportamiento reciente de los indicadores en el sector turístico supone un factor de preocupación. Por otro lado, las de bienes se aceleraron durante el segundo trimestre, apoyadas por el crecimiento de las ventas dentro de la UE”. A juicio del BBVA los dos elementos del cuadro macroeconómico que menos volatilidad han aportado y que continúan apoyando la recuperación son el consumo público y la inversión en vivienda.

El servicio de estudios alude a los factores que provocan la revisión y señala que “el deterioro en las perspectivas de la economía global, particularmente en Europa, apoya un crecimiento más bajo en España”. También que “La incertidumbre sobre la política económica vuelve a aumentar, influenciada en gran medida por un entorno exterior volátil”. Esta situación hace que “a nivel doméstico, dicha incertidumbre podría estar afectando las decisiones de gasto de empresas y familias”.

En un resumen del comportamiento económico, el BBVA considera que durante el tercer trimestre del año “la demanda doméstica se habría mantenido en terreno positivo, a pesar de las señales de debilidad”, Los flujos comerciales “muestran signos de debilidad”, la recuperación del mercado laboral “se enfría”, el crecimiento de los precios “se mantiene en cotas moderadas, mientras que las demandas salariales crecen ligeramente”.

En cuanto al mercado laboral, la entidad entiende que “la creación de empleo perderá tracción en 2019. En línea con la ralentización de la actividad, la ocupación aumentará el 2,2%, cinco décimas menos que en 2018 y dos menos de lo previsto en julio”. Este peor comportamiento dejará la tasa de paro en el 14,1%, tres décimas por encima de las previsiones del gobierno. Considera que la creación de empleo y la reducción de la tasa de paro continuarán en 2020, “pero a un ritmo menor, hasta el 1,4% y el 13,3%, respectivamente, lo que supone un punto más de lo estimado por el Ministerio, que fija la tasa de paro para el año que viene en el 12,3%.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de clm21

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.