www.clm21.es
La AIReF pide reformas en la financiación y el gasto de CLM para que pueda cumplir con el déficit
Ampliar
(Foto: AIReF)

La AIReF pide reformas en la financiación y el gasto de CLM para que pueda cumplir con el déficit

  • El gobierno regional estima en sus comunicaciones a la AIReF que este año el déficit llegará al 0,3% y el año que viene será del 0%
  • La AIRef eleva el déficit en 2019 al 0,9% y considera muy improbable el cumplimiento del 0% en 2020

lunes 09 de diciembre de 2019, 12:22h
El último informe de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal sobre Castilla-La Mancha insiste en la necesidad de adoptar medidas de carácter estructural y permanente que permitan mejorar la financiación de la Comunidad y/o moderar el crecimiento del gasto. También que se determinen objetivos diferenciados para las Comunidades en función de las posibilidades reales de su cumplimiento. Las recomendaciones de la AIReF se recogen en su informe “Sobre las líneas fundamentales de Presupuestos 2020 de Castilla-La Mancha”, en el que anticipa el incumplimiento por parte de la Junta del objetivo de déficit en 2019 y 2020, la dificultad para cumplir la regla de gasto y el riesgo muy alto que para la sostenibilidad de Castilla-La Mancha supone la elevada deuda pública.

De las tres reglas fiscales (déficit, regla de gasto y deuda pública) que el gobierno regional debe cumplir para evitar medidas de ajustes, o coercitivas, sancionadoras e incluso de intervención o supervisión de sus cuentas, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) estima que es muy improbable que Castilla-La Mancha cumpla con el objetivo de déficit del 0,1% en 2019 y del 0,0% (equilibrio presupuestario en 2020). Prevé que sí cumpla con los objetivos de deuda pública del 34,1% del PIB en 2019 y del 32,8% en 2020 y estima un riesgo moderado de incumplimiento de la regla de gasto en 2020, que será del 2,9%.

“Sería deseable explorar políticas alternativas o adicionales de ingresos que ofrezcan más cobertura en la ejecución de las políticas públicas”

La AIReF aboga ahora por ir más allá de las medidas temporales que se viene aplicando la Hacienda Regional en su lucha contra el déficit de retenciones de créditos, órdenes de cierre, recortes temporales o aplazamiento de gastos a ejercicios futuros. Las recomendaciones nuevas están orientadas a que la Hacienda Autonómica “realice un estudio exhaustivo en el que se identifiquen las posibilidades de mejora en el gasto autonómico y/o en la estructura de ingresos y de que, en base a los resultados de ese estudio, diseñe y planifique actuaciones concretas que puedan ponerse en marcha a lo largo de un medio plazo, para continuar la senda de reducción del déficit y convergencia a los objetivos”.

Para la Autoridad Fiscal sería deseable “explorar políticas alternativas o adicionales de ingresos que ofrezcan más cobertura en la ejecución de las políticas públicas”. En el apartado de gastos aboga por “identificar las áreas/actividades en las que se producen ineficiencias o se concentran las mayores desviaciones respecto a las previsiones iniciales con el fin de diseñar y aplicar en un medio plazo actuaciones específicas encaminadas a su corrección y mejora”.

El informe de la AIReF “Sobre las líneas fundamentales de Presupuestos 2020 de Castilla-La Mancha” es más pesimista que las estimaciones del propio gobierno regional. El Ejecutivo autonómico cifra que el déficit en 2019 puede alcanzar el 0,3%, dos décimas por encima de lo marcado. Eso obligaría a un ajuste de un año a otro de tres décimas (123,5 millones de euros) en 2020 en lugar de una décima (44,5 millones de euros).

La deuda pública se situará a final del año que viene en el 33,9% del PIB, un punto por encima de las previsiones del Gobierno

Ese ajuste se alcanzaría, según las estimaciones del gobierno, con un crecimiento acusado de los ingresos que incrementan casi 9 décimas su peso en PIB; y un aumento de los gastos que sitúan su peso en PIB cerca de 6 décimas.

Sin embargo, la AIReF mucho más pesimista que la Comunidad, parte de que en 2019 el déficit se aproximará al 1%, y “alcanzar el equilibrio requeriría un ajuste de casi un punto del PIB Regional”, no de tres décimas. Aunque estima que los ingresos el año que viene pueden aumentar tres décimas en relación al PIB, “los gastos mantendrían un peso similar al año anterior”. La Autoridad Fiscal fija el déficit a final de 2019 en el 0,9% del PIB, en el entorno de los 400 millones de euros.

En cuanto a la regla de gasto, la AIReF considera que “El crecimiento del 4% esperado en los empleos (personal al servicio de la Junta de Comunidades) podría llevar a un crecimiento del gasto computable de en torno al 2,9% fijado como tasa de referencia para este año”.

La deuda pública, riesgo

Respecto a la deuda pública el informe señala que “de acuerdo con la información comunicada por la Comunidad, la ratio de deuda pasará del 34,2% del PIB en 2019 al 32,9% del PIB en 2020”.

La Autoridad Fiscal discrepa de este cálculo y lo eleva en un punto. La AIReF considera que “la ratio de deuda se situaría en torno al 33,9% del PIB en 2020, 1,4 puntos porcentuales de PIB menos respecto a 2018” frente a la bajada de 2,3 puntos porcentuales del PIB estimada por el Ejecutivo para el periodo 2018-2020

“Esta reducción del nivel de deuda se debería fundamentalmente -según la AIReF- a la contribución del PIB. El motivo principal de esta bajada obedecería a los crecimientos previstos por la AIReF del PIB de la comunidad para 2019 y 2020. No obstante, esta contribución del PIB se vería parcialmente compensada por la financiación del déficit, fundamentalmente en 2020, cuando se financie el exceso previsto en 2019 respecto al objetivo de estabilidad”.

Riesgo muy alto para la sostenibilidad financiera

En el análisis de la deuda de nuestra Comunidad la Autoridad Fiscal independiente concluye que “El riesgo para la sostenibilidad de Castilla-La Mancha es muy alto. Según la metodología utilizada por la AIReF, el indicador compuesto señala un riesgo muy alto para la sostenibilidad financiera de Castilla-La Mancha, siendo sus principales determinantes el elevado nivel de deuda y las condiciones económicas generales. La agencia de calificación Moody’s sitúa la deuda a largo plazo dentro de la categoría de grado especulativo (Ba1), mientras que Fitch la considera grado de inversión (BBB-), aunque en su límite más bajo”.

La AIReF destaca la fuerte dependencia que Castilla-La Mancha tiene del gobierno central para financiar su deuda: “Aunque ha disminuido levemente respecto a finales de 2018, la dependencia de los mecanismos extraordinarios de financiación sigue siendo muy elevada. La deuda contraída con la Administración Central supone en el segundo trimestre de 2019 el 72,8% del total del endeudamiento de la Comunidad”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios