www.clm21.es
Oficina de Castilla-La Mancha en la Gran Vía de Madrid.
Ampliar
Oficina de Castilla-La Mancha en la Gran Vía de Madrid. (Foto: JCCM)

El turismo regional se reinventa y ya emplea al 6,9% de la población ocupada y genera 3.200 millones al año

  • Ajuste de plazas, aumento de viajeros y pernoctaciones y moderado incremento de precios han hecho crecer la rentabilidad hotelera entre el 25,8% en temporada baja y el 32,3% en la alta.
  • El sector turístico ha creado casi 8.000 puestos de trabajo directos en los últimos cuatro años, con una tasa de crecimiento del 18%

martes 14 de enero de 2020, 09:31h
El gobierno regional presentará las líneas de actuación del nuevo Plan Estratégico en la Feria Internacional de Turismo (FITUR), que se celebrará en Madrid entre el 22 y el 26 de este mes. El plan mantiene la apuesta por el turismo como actividad económica prioritaria para la generación de valor añadido y de empleo y llega avalado por los resultados de los últimos cuatro años, en los que el sector ha creado casi 8.000 puestos de trabajo directos en los últimos cuatro años, con una tasa de crecimiento del empleo del sector del 18% y un peso en el total de los ocupados (según altas en la Seguridad Social) del 6,9%, tres décimas más de las que se registraban en noviembre de 2015. Aunque con unos ingresos directos en torno a los 400 millones de euros, el impacto del sector en generación de valor en la economía regional supera los 3.200 millones de euros (el 7,5% de la riqueza regional).
El gobierno ya ha adelantado algunas de las nuevas vías que pretende abrir y otras que quiere reforzar. Entre las nuevas figura la de situar a la Región como escenario de cine, al mismo tiempo que quiere promocionar el atractivo del parque temático Puy du Fou. Como principal viñedo de Europa, el nuevo Plan apuesta por la promoción de las rutas del vino. Otro de los ejes es el de los espacios Patrimonio de la Humanidad con los que cuenta la región, las ciudades de Cuenca y Toledo y el Parque Minero de Almadén, y resaltará también el reciente nombramiento del proceso de elaboración de la cerámica de Talavera y El Puente del Arzobispo como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El Plan llega en pleno proceso de adaptación y de reestructuración de la oferta, caracterizada por la apertura de nuevos hoteles urbanos en los últimos años, especialmente en los considerados destinos turísticos tradicionales, y el ajuste de plazas no rentables, que mantenían a nuestra Comunidad en el furgón de cola de la rentabilidad hotelera por un exceso de oferta. Este ajuste, unido al aumento en el número de viajeros y de pernoctaciones y de crecimiento moderado de los precios (3,3% acumulado en los últimos cuatro años de tarifa media por habitación ocupada) ha venido a fortalecer la rentabilidad del sector, que en los últimos cuatro años ha crecido el 25,78% en temporada baja y el 32,3% en temporada alta.

El ajuste estructural del sector hotelero se salda con la pérdida neta del 6,8% de establecimientos en los últimos cuatro años, lo que se ha traducido en un descenso del 4,2% de las habitaciones ofertadas y del 3,1% de plazas. Esa reconversión paulatina y moderada se ha dejado sentir también en los índices de ocupación, que en el último cuatrienio se anota un crecimiento del 24,3% en temporada baja y un 23,1% en temporada alta entre semana y del 18,8 % y del 21,9% los fines de semana.

A pesar de que esa readaptación en los hoteles se haya reflejado en una pérdida de empleo del 4,16% en temporada alta y del 2% en la baja en el periodo de referencia, el mayor dinamismo y atracción de viajeros y de pernoctaciones ha empujado al alza el crecimiento en otros negocios vinculados, como la hostelería y las agencias de viajes. En total hoteles, hostelería y agencias han asumido esa pérdida y ha crecido un 18% adicional.

Baste señalar que en los once primeros meses del año pasado sólo la hostelería y las agencias han hecho crecer el empleo en una media del 2,8% hasta situarlo en 48.498 ocupados, con picos en las temporadas altas (mayo-julio) por encima de los 50.000, alcanzando cotas de hasta 50.750 trabajadores en alta en la Seguridad Social, todo en un escenario de ralentización del número de cotizantes en el conjunto de la economía

En esos once primeros meses del año pasado el número de viajeros respecto al mismo periodo de cuatro años atrás había aumentado en 259.500, un 16,2%, gracias a los 191.000 nacionales y a los 104.500 extranjeros. Las pernoctaciones han crecido en una proporción algo más alta. Si antes la estancia media (relación entre pernoctaciones y viajeros) era de 1,67 días ahora alcanza los 1,68. A falta de diciembre, durante el año pasado la Comunidad recibió casi 2.120.000 viajeros que generaron 3.567.000 pernoctaciones.

Parte de la reestructuración ha venido de la mano del turismo rural, que se anota 282.700 viajeros en los once primeros meses, un 4,54% más que un año antes. Son casi 90.000 más que hace cuatro años y las 615.000 pernoctaciones acumuladas el año pasado eran 171.000 pernoctaciones más que en el mismo periodo de 2015.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de clm21

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.