www.clm21.es
Las ventas castellano-manchegas a Estados Unidos crecen con fuerza, a pesar de la política arancelaria
Ampliar

Las ventas castellano-manchegas a Estados Unidos crecen con fuerza, a pesar de la política arancelaria

  • Las exportaciones regionales a EE.UU. crecieron un 17,9%, el mayor porcentaje entre nuestros principales clientes
  • La balanza comercial con el país norteamericano cerró 2019 con un superávit de 82,2 millones

miércoles 26 de febrero de 2020, 20:59h
Entre los diez principales clientes internacionales de las empresas de nuestra Comunidad, Estados Unidos fue el que más aumentó las compras de nuestros productos durante el pasado año. A pesar de las restricciones aduaneras y la imposición de aranceles de la administración Trump, las exportaciones castellano-manchegas al país norteamericano registraron un incremento del 17,9%, (45,3 millones de euros) y llegaron a los 298,8 millones de euros. Estados Unidos se mantuvo como el sexto destino de nuestro comercio internacional de bienes y nuestra balanza comercial se cierra a favor de Castilla-La Mancha con un superávit de 82,2 millones de euros.
No obstante, el mayor avance porcentual se produjo en el mercado chino, que ha logrado entrar en la lista de los diez principales mercados. En concreto se ha situado como séptimo destino de nuestras exportaciones escalando cuatro puestos gracias a un incremento de la facturación de 44 millones de euros (25,61%) hasta llegar a un total de 200 millones de euros y una cuota del 2,7%.

Nuestro principal mercado siguió siendo Portugal, donde las empresas castellano-manchegas vendieron por valor de 1.625,3 millones de euros, el 21,6% del total del volumen exportado. El país vecino incrementó las compras de productos de Castilla-La Mancha por valor de 121,4 millones de euros (8,1%).

Francia se mantuvo en segunda posición con una facturación de 1.048 millones de euros, 27,4 millones (2,55%) menos que en 2018. El país galo tiene un peso del 13,9% en nuestras exportaciones.

Alemania , nuestro tercer cliente con un peso del 9,7% y una facturación de 732,3 millones, y Reino Unido, el quinto con una cuota del 4,2% y un total de 317,5 millones, también bajaron la importación de productos de nuestra Comunidad. La rebaja del primero fue de 15,3 millones de euros (2%) y la del segundo de 9 millones (2,8%).

Sin embargo las mayores reducciones se produjeron en las relaciones comerciales con Bélgica y con Rusia. De hecho Bélgica cede el noveno puesto y pasa a ocupar el decimosegundo, tras una caída de la facturación de 55 millones de euros (28,7%) hasta quedarse en los 116,8 millones. En el caso de Rusia las ventas cayeron en 16 millones (10,3%) y fueron por valor de 96 millones de euros.

Italia se mantiene como el quinto comprador internacional de productos de Castilla-la Mancha, con un volumen de 626 millones de euros, 11 millones más que en 2018. Lo mismo sucede con Polonia, que permanece como nuestro décimo cliente con una facturación de 182,5 millones, 23,2 millones (13,1%) más que el año pasado.

En el lado de las compras por parte de compañías de nuestra Región los principales proveedores se situaron en Alemania, país al que compramos por valor de 1.390,4 millones de euros, Francia con una factura de 1.295,2 millones y China al que compramos por importe de 908,5 millones.

Las balanzas comerciales (diferencia entre compras y ventas) de los diez primeros clientes de Castilla-La Mancha se cerraron en 3 caso a favor de Castilla-La Mancha. Con Portugal el superávit es de 1.149 millones de euros, con Estados Unidos de 82,2 millones y Turquía de 2,1 millones. Los mayores déficits se alcanzaron con Alemania (658,1 millones), Holanda (621,6 millones) , Francia (247,7 millones), Bélgica (209,2 millones), Polonia (91,6 millones) y Reino Unido (13,7 millones).
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios