www.clm21.es
Diario de la mayor crisis jamás vivida en Castilla-La Mancha: Del paciente cero al estado de alarma
Ampliar

Diario de la mayor crisis jamás vivida en Castilla-La Mancha: Del paciente cero al estado de alarma

  • La Junta dictó el 12 de marzo un decreto de restricción de movimientos y actividades adelantándose al estado de alarma del 14
  • Se reordena el sistema sanitario: se suspenden las actividades programadas, se contrata personal de refuerzo y se inician las pruebas de PCR

lunes 13 de abril de 2020, 20:55h
Hace un mes, a las cero horas del 14 de marzo, entraba en vigor el estado de alarma, y con él la restricción de algunas libertades individuales. La decisión del gobierno central se producía tras una rotura de los diques de contención, el aumento exponencial de los contagiados y la imposibilidad de controlar a todos los que habían tenido contacto con ellos. En esta segunda parte del reportaje sobre la evolución diaria de la mayor crisis jamás vivida en Castilla-la Mancha, se aborda el desarrollo de los acontecimientos, a partir del día 1 de marzo, cuando se confirma oficialmente el primer caso de contagio en Castilla-la Mancha hasta el día en que se cierra la hostelería, el ocio, las actividades deportivas en recintos cerrados, se suspenden las clases, cuando las cifras oficiales de contagiados empiezan a medirse en centenas. Un periodo en la que se registra el caso del paciente de menos edad, el de una niña de tres años, la primera curación, la de una mujer de 62 años, el aumento de test, la suspensión de la actividad programada de la sanidad y la reorientación de todas las fuerzas y recursos disponibles para luchar contra un enemigo que, a pesar de los esfuerzos del sistema y de los profesionales sanitarios, a día de hoy ha causado 14.054 bajas oficiales, de las que 1.626 son víctimas mortales.
Tras el paciente cero confirmado el 29 de febrero y anunciado el uno de marzo, el día siguiente, el 2 de marzo el gobierno informa de dos nuevos casos, ambos en la provincia de Albacete. Se trata de dos varones de 30 y 23 años de edad, ambos casos importados, “con vínculo epidemiológico con la zona de riesgo del norte de Italia y que, desde la detección de la posibilidad de catalogarse como infección por coronavirus, están siendo tratados en el Hospital de Almansa y en el de Albacete respectivamente en condiciones de aislamiento”.

El jueves 5, los casos contabilizados en la Comunidad son 13. De ellos, 7 están hospitalizados y 6 en su domicilio. Sólo la provincia de Cuenca permanece sin contagios y el único caso de Ciudad Real se da en Tomelloso. Dos de los contagios confirmados son niños de Marchamalo (Guadalajara). El gobierno regional mantiene reuniones con los claustros de los centros para proporcionar la información disponible y ofrecer consejos de educación en la salud. En esa fecha, el Ejecutivo autonómico informa en las Cortes de la situación de la enfermedad.

La paciente más joven: una niña de tres años

En el comienzo de la propagación, Guadalajara es la provincia donde se incrementan los casos, y suma dos nuevos el día 6. Un día después, en esa misma provincia se reporta el caso del contagiado más joven, una niña de tres años, que no necesita ingreso. Con este, Guadalajara tiene 11 de los 16 casos contabilizados en toda la Comunidad, en la que el gobierno ya ha realizado más de 100 analíticas para identificar casos positivos por coronavirus. El gobierno comprueba que en los tres casos de menores registrados, la enfermedad cursa generalmente con una situación clínica leve o con ausencia de síntomas.

El día 9 se produce la primera buena noticia, los dos primeros pacientes registrados en la provincia de Albacete reciben el alta tras dar por segunda vez negativos en los análisis. Ese mismo día la mala noticia es que hay una nueva ingresada en una UCI. Se trata de una paciente, de 62 años, hospitalizada en el Mancha Centro de Alcázar de San Juan. Los casos acumulados a esa fecha son 26. Veinticuatro horas después el número aumenta en un 50% y se llega a los 39.

A 11 de marzo ya se han hecho 300 PCR

El miércoles 11, los casos se disparan y llegan a 71. Hay 34 hospitalizados, cuatro de ellos en Ucis, 35 en seguimiento domiciliario y los dos curados. La propagación preocupa. Los diques de contención se han roto, aunque se mantiene la catalogación de fase 1. El gobierno da a conocer que, a pesar de estar en pleno ascenso de los casos confirmados positivos, los servicios de urgencias hospitalarias están atendiendo menos pacientes que en las mismas fechas del pasado año y no se han suspendido ni consultas ni intervenciones programadas en los hospitales de la región. En esa fecha, en la Comunidad se han hecho 300 pruebas de PCR. El consejero da a conocer que ya se ha puesto en marcha el sistema de muestras a domicilio, de las que en la jornada anterior se habían realizado 48 análisis en la Comunidad Autónoma.

Empieza a tomarse conciencia de la ola que se avecina. El gobierno informa que al día siguiente, jueves, se reunirá el Comité Ejecutivo de Respuesta y Preparación frente al coronavirus y que el viernes se producirá una reunión con la patronal y los sindicatos. También se anuncia una reunión con los alcaldes de las cinco provincias para transmitirles de primera mano toda la información y recomendaciones de las que se dispone en esos momentos.

La primera víctima mortal

El jueves, 12, se da a conocer el primer fallecimiento en la región. Se trata de una mujer octogenaria de Albacete. Los casos son ya 115. Tras la reunión del Comité, en la que participa el presidente de la Junta, el consejero anuncia las primeras medidas de aislamiento social. Entre ellas, están la suspensión de actividades de deporte escolar, el cierre de todos los centros de mayores y centros de día. Se suspenden eventos culturales y deportivos bajo cubierta con una previsión de aforo igual o mayor a 1.000 personas. Ya se sabe que la enfermedad ataca con más fuerza a las personas mayores y a aquellas con patologías previas.

CLM se adelanta al estado de alarma con medidas de distanciamiento

Horas después, el presidente dicta un decreto con medidas más restrictivas, como la suspensión de las clases presenciales en los centros docentes, el cierre de museos y bibliotecas, de los centros de mayores. También se restringen absolutamente las visitas salvo las indispensables a las residencias de mayores, se suspenden los eventos culturales y deportivos bajo cubierto, se limita el aforo a instalaciones deportivas a un tercio de la capacidad y se suspenden los actos, eventos y celebraciones que puedan suponer concentración de personas que pertenezcan a colectivos especialmente vulnerables.

Empiezan las contrataciones de personal sanitario de refuerzo

El gobierno de la región se reúne con carácter extraordinario a la mañana siguiente y se convalida el decreto presidencial, que entra en vigor ese mismo día. También ese 13, viernes, el presidente del gobierno central, Pedro Sánchez anuncia que su gobierno va a declarar el estado de alarma, cosa que hará el día siguiente. La mayor parte de los españoles quedan confinados en sus casas. El gobierno regional, por su parte, prohíbe el acceso de los ciudadanos a centros públicos a excepción de los servicios sanitarios. Se decreta el cierre del comercio minorista salvo el de alimentación. Se cierra el sector del ocio, también el de la hostelería. Los hoteles, de momento permanecen abiertos.

Ese día ya hay 289 casos confirmados en Castilla-La Mancha y 6 fallecidos. El gobierno regional ya había reforzado las plantillas de atención con 200 profesionales contratados y anuncia que prepara la contratación de hasta otros 1.000 profesionales sanitarios más de todos los ámbitos y categorías.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios