www.clm21.es
Los precios industriales vuelven a desplomarse en mayo con descensos históricos
Ampliar

Los precios industriales vuelven a desplomarse en mayo con descensos históricos

  • España registra mayor descenso del IPRI desde que hay registros
  • En Castilla-La Mancha hay que remontarse once años para encontrar un dato peor

jueves 25 de junio de 2020, 10:47h
En mayo los precios industriales volvieron a dejar números rojos en Castilla-La Mancha. Según recoge el Instituto Nacional de Estadística (INE), la variación anual de Índice de Precios Industriales (IPRI) quedó fijada en el -9,4 puntos, 1,8 puntos menos que en abril, el primer mes completo del estado de alarma. Es el segundo peor dato de la serie histórica desde 1975, año en el que se comenzó el estudio de los precios industriales y sólo lo supera el de julio de 2009 (-11,1 puntos).
En un vistazo al panorama en todas las regiones del país, la tasa anual del IPRI disminuyó en mayo en nueve comunidades autónomas y aumentó en las ocho restantes. Las mayores bajadas se producen en Región de Murcia, Cantabria y Castilla-La Mancha, cuyas tasas descienden 2,7, 2,4 y 1,8 puntos, respectivamente.

Por su parte, Canarias, Principado de Asturias e Illes Balears son las comunidades donde más se incrementa la tasa anual, con subidas de 2,7, 2,4 y 2,4 puntos, respectivamente.

Con estas cifras, la media nacional de la tasa anual del IPRI queda fijada en el -8,7%, tres décimas inferior a la registrada en abril y el peor dato de los últimos 45 años.

Por destino económico, la mayor bajada de precios en tasa anual en Castilla-La Mancha se dio en la energía. El sector registró una tasa del -27,4% en mayo, 3,6 puntos porcentuales menos que en el mes anterior. Este descenso se corresponde con la hibernación de la actividad económica, que redujo la demanda de energía en grandes industrias, centros de trabajo, etc.

Si bien la energía es el principal lastre de los precios industriales castellano-manchegos, otro sector con influencia negativa es el de los bienes intermedios como consecuencia del descenso de los precios de la fabricación de productos básicos de hierro, acero y ferroaleaciones.

El resto de sectores de producción presentan valores positivos. El que mayor influencia positiva tiene sobre la tasa anual del IPRI es el de bienes de consumo duradero (+1,7), seguido de los bienes de consumo no duradero a consecuencia del incremento de la demanda de alimentación durante el estado de alarma y una menor oferta disponible, y los bienes de equipo (+0,5%) por la subida este mes de los precios de la Reparación de productos metálicos, maquinaria y equipo.

Como ya pasara en abril, el comportamiento a la baja de los precios industriales responde a la declaración del estado de alarma como consecuencia de la expansión pandemia del Covid-19. De hecho, el ine advierte que la casuística especial ha hecho que durante este periodo muchas empresas cesen su actividad o produzcan con menor intensidad. Esta situación supone que no ha sido posible contactar con algunas empresas o que los informantes no han podido cumplimentar la encuesta por no haber tenido ventas. A pesar de ello, la proporción de precios recogidos es de un 84,2%, por lo que la calidad del IPRI del mes de mayo es similar a la habitual.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios