www.clm21.es
Construcción, industria, mujeres de entre 25 y 34 años, actividades y colectivos más golpeados por la destrucción de empleo
Ampliar

Construcción, industria, mujeres de entre 25 y 34 años, actividades y colectivos más golpeados por la destrucción de empleo

martes 04 de agosto de 2020, 21:44h
Los trabajadores cualificados de la construcción y de la industria manufacturera son los que más han sufrido la pérdida de empleo por la crisis económica en Castilla-la Mancha. En el primer semestre del año, de los 53.100 empleos perdidos en la primera mitad del año, 16.800 son de estas profesiones y equivalen al 31,6% del total. El comercio y la hostelería, a pesar de haber sufrido más la paralización económica, se han visto protegidos en mayor medida por los Expedientes de Regulación de Empleo y es en estos colectivos donde existe mayor riesgo de paro una vez finalicen los ERTEs.
De hecho y, a pesar del paraguas de los ERTEs, en los seis primeros meses del año se han destruido 13.900 puestos de vendedores y camareros. La pandemia se ha dejado sentir con más fuerza entre los empleados contables, administrativos y otros trabajadores de oficina, que han visto desaparecer 14.100 empleos en la primera mitad del año.

En el conjunto de grupos, sólo ha aumentado la ocupación entre los trabajadores cualificados del sector agrícola, ganadero y forestal, en número de 1.400 (5,2%), los técnicos profesionales de apoyo, 4.000 más (5,5%) y las ocupaciones militares, 500 más (8,3%).

Y aunque en su conjunto, en lo que llevamos de año se han destruido 53.100 empleos, en el sector público se han creado 1.000, lo que deja la pérdida de puestos de trabajo en la economía privada en 54.100.

La destrucción de empleo ha agravado la brecha de género en el mercado laboral de Castilla-La Mancha. De los 53.100 puestos de trabajo perdidos, 28.400 estaban ocupados por mujeres y 24.700 por hombres. La proporción de pérdida de empleo en todos y cada uno de los grupos de edad se da en mayor porcentaje de mujeres que de hombres. Entre las mujeres esta pérdida de empleo ha afectado especialmente a las de edades comprendidas entre los 25 y 34 años. Son 9.900 menos, lo que representa uno de cada tres empleos perdidos que estaban ocupados por mujeres (35%). Es en conjunto, sin distinguir por género, el grupo laboral que más ha sufrido el azote de la crisis. Le siguen los hombres con edades entre los 35 y los 44 años, con 9.300 afectados y también los varones de entre 20 y 25 años, que ocupaban 7.200 de los empleos destruidos.

Por edades la pérdida de puestos de trabajo ha afectado a los más jóvenes. El 47,2% de los jóvenes menores de 20 años que estaban trabajando han perdido el empleo. En el caso de las mujeres, este porcentaje se eleva al 73,3%. Siguen los comprendidos entre 20 y 25 años, un grupo en el que el 22,6% se ha visto en la calle.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios