www.clm21.es
La destrucción de empleo en CLM se da en los asalariados del sector privado y la creación en las administraciones públicas y con carácter temporal
Ampliar

La destrucción de empleo en CLM se da en los asalariados del sector privado y la creación en las administraciones públicas y con carácter temporal

jueves 28 de enero de 2021, 21:58h
El análisis de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) avanzados en estas mismas páginas, revelan que el crecimiento del empleo en Castilla-La Mancha se produce en el sector público mientras en el privado se destruye empleo, fundamentalmente entre los asalariados. No obstante, la administración crea empleo temporal mientras destruye empleo fijo. En el sector privado, servicios (fundamentalmente) y agricultura aumentaron la ocupación y lo hicieron con fuerza en contraste con el conjunto del país donde los servicios lideran la destrucción de empleo.
Crece el peso del sector público en el mercado laboral. Mientras que la pandemia se dejó sentir en la economía privada con una destrucción de 748.400 empleos, en el sector público se generaron 125.800 nuevos puestos de trabajo. En total en España el 17,5% de la ocupación se da en el sector público. Son 1,2 puntos más que en 2019. La ocupación privada es de 15.965.200 personas y la de la administración 3.379.100. En Castilla-La Mancha también creció la ocupación pública; lo hizo en 1.000 personas hasta los 163.600, mientras que la privada destruyó 2.400 puestos de trabajo. El peso del sector público en el mercado de trabajo de nuestra Comunidad es del 80,1%, una décima más que un año antes. No obstante, el crecimiento del empleo público es mediante contratos temporales (6.100 más, con una tasa de crecimiento anual del 14,81%), mientras las administraciones perdieron 5.900 ocupados en nuestra región en 2020 (-4,95%).

Todos los sectores económicos destruyeron empleo en el conjunto del país (-3,1%), el que más el de servicios (-3,6%), seguido por la industria (-2,5%), la agricultura (-1,5%) y la construcción (-0,3%). Los datos regionales contrastan porque los servicios generaron 7.100 nuevos empleos (1,2%) y la agricultura 2.300 (4,7%). El sector donde se produjo mayor pérdida de puestos de trabajo fue el de la construcción que se anota una contracción del -11,5%, seguido de la industria (-2,6%). Por ocupaciones, en la que más puestos de trabajo se perdieron en la Comunidad fue en la de empleados, contables y administrativos (-12,95%), mientras crecieron en ocupaciones militares (8,33%), técnicos profesionales de apoyo (8,25%) y sobre todo entre operadores de instalaciones y maquinaria y montadores (18,32%).

La destrucción de empleo afectó fundamentalmente a los asalariados del sector privado, mientras aumentaron los trabajos por cuenta propia, empresarios sin asalariados, cooperativistas o colaboradores de los negocios familiares.

Por tipo de contrato y relación laboral, durante 2020 en la región se destruyeron 8.800 empleos indefinidos (.1,74% anual) y 6.200 temporales (-3,39%).

El análisis de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) avanzados en estas mismas páginas, revelan que el crecimiento del empleo se produce en el sector público (1.000 personas más), mientras que el privado pierde 2.400.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios