www.clm21.es
EN FEBRERO SANIDAD ACUDIÓ MASIVAMENTE A DERIVACIONES QUIRÚRGICAS A CLÍNICAS PRIVADAS
Ampliar

EN FEBRERO SANIDAD ACUDIÓ MASIVAMENTE A DERIVACIONES QUIRÚRGICAS A CLÍNICAS PRIVADAS

martes 21 de marzo de 2017, 01:04h

La Consejería de Sanidad acudió masivamente a las derivaciones a clínicas privadas para la realización de intervenciones quirúrgicas durante el mes de febrero. Sólo en ese mes, el SESCAM triplicó el gasto de todo 2016 en operaciones en clínicas privadas.

El mes pasado, el SESCAM se gastó 2,29 millones de euros en procedimientos quirúrgicos generales en hospitales privados, cuantía que equivale al 47,61 por ciento del total de los fondos que tiene el Servicio Público de Salud de Castilla-La Mancha para cubrir esa actividad durante todo el año. Asimismo, en ese mes, el SESCAM se gastó otros 4,53 millones de euros en cirugía cardiaca en clínicas privadas. Esa cuantía representa el 58,44 por ciento del presupuesto anual.

Durante el mes de enero las listas de espera quirúrgica alcanzaron cotas máximas en los últimos meses, contabilizándose 36.955 pacientes que aguardaban una operación. A finales de febrero, la cifra se redujo en 468 personas hasta los 36.487.

Tan sólo en el mes pasado, el SESCAM triplicó el gasto registrado durante todo 2016 en derivaciones a la sanidad privada para intervenciones quirúrgicas

En febrero de 2016 no se había realizado ninguna derivación de cirugía cardiaca y las de cirugía general fueron muy escasas, por importe de 120.000 euros. Es más, según los últimos datos conocidos de 2016, referidos al mes de noviembre, en los once primeros meses del año las derivaciones quirúrgicas le costaron a la Comunidad 2.086.000 euros, de los que 609.000 se destinaron a operaciones generales y el resto, 1.477.000 euros a las de la especialidad cardiología.

Durante 2016 se operaron una media de 10.500 pacientes al mes en los 101 quirófanos que tiene la red pública de hospitales de la Comunidad.

Los elevados gastos en derivaciones sanitarias durante febrero se dieron también en la realización de endoscopias, en las que el SESCAM gastó casi nueve veces más del dinero consignado para ese fin en la prórroga presupuestaria. También en febrero, el gobierno se gastó el 57 por ciento de los fondos de todo el año para fecundaciones in vitro en centros privados.

El 1 de marzo el consejero de Sanidad defendió en las Cortes la política de restricción de derivaciones y la apuesta por una sanidad pública de calidad

El consejero ha mantenido públicamente el compromiso de reducción de las derivaciones sanitarias a centros privados y la apuesta por una sanidad pública de calidad. A pesar de que el presupuesto para derivaciones a centros privados se mantiene en niveles similares a los de 2015 y 2016, el consejero ha llegado a sostener que es de forma preventiva “por si hay alguna incidencia en el sistema público y se estropea algunos de los aparatos”. De hecho, el consejero afirmó en sus comparecencias ante los medios como en el pleno y en la comisión de las Cortes la apuesta por una sanidad pública de calidad.

En concreto, el pasado 1 de marzo la nota que daba cuenta de la intervención del consejero, Jesús Fernández Sanz, en las Cortes con motivo de la presentación del presupuesto de su departamento destacaba “la potenciación de la sanidad pública” y bajo el epígrafe “Menos derivaciones a la sanidad privada”, daba cuenta de que durante 2015 las derivaciones quirúrgicas se redujeron más la mitad en relación a 2014”. En su intervención, y así lo recogía la nota informativa, “el consejero de Sanidad recordó que la política sanitaria del Gobierno regional se va a articular en torno a cuatro aspectos principales que se resumen en más personal, más tecnología, más actividad, menos derivaciones a clínicas privadas y menos pacientes en listas de espera”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios