www.clm21.es
Se disparan los desalojos forzosos de inmuebles en Castilla-La Mancha
Ampliar

Se disparan los desalojos forzosos de inmuebles en Castilla-La Mancha

miércoles 18 de octubre de 2017, 22:14h
Los últimos coletazos de la crisis golpean duramente en Castilla-La Mancha. Es un hecho que la recuperación económica y social en la Región va con retraso y como se suele decir, para muestra un botón. El número de desalojos de inmuebles, lejos de reducirse, se ha incrementado en el último año. Son los datos que arroja el informe “Efectos de la crisis económica en los órganos judiciales”, elaborado por el Consejo General del Poder Judicial, publicado esta misma semana.

El informe recoge, entre otras, las cifras relativas al número de lanzamientos practicados por los Juzgados de Primera Instancia en cada provincia española. Pese a que comúnmente se confunden los términos desahucio y lanzamiento, el primero se refiere a la acción de resolución por la cual los propietarios, arrendatarios u ocupantes de un inmueble lo desalojan voluntariamente o mediante orden judicial; mientras que el lanzamiento supone el desalojo forzoso de los ocupantes de un inmueble y la entrega de su posesión.

Guadalajara y Toledo son las provincias más castigadas, con un crecimiento desbocado del número de lanzamientos

Los lanzamientos pueden ser consecuencia de un proceso de ejecución hipotecaria, de procedimientos derivados de la Ley de Arrendamientos Urbanos o pueden deberse a otras causas, como la ocupación ilegal de un inmueble.

De enero a junio, en España se ejecutaron 35.092 lanzamientos, un 3,5% más que en el mismo periodo de 2016. De ellos, el 4% fueron en la Región. En los seis primeros meses del año, en Castilla-La Mancha se produjeron un total de 1.415 lanzamientos, 184 más que en 2016, un incremento del 15%. En el primer semestre, los lanzamientos en la Región se dispararon con un ritmo de crecimiento casi 12 puntos por encima de la media nacional.

Por provincias, en Albacete se registraron 189 lanzamientos, en Ciudad Real 203, en Cuenca 24, En Guadalajara 334 y en Toledo 665. Si atendemos a las cifras del año anterior, en lo que llevamos de 2017 se ha producido un leve descenso en Albacete, Ciudad Real y Cuenca, pero las cifras se desbocan en Guadalajara y Toledo.

En concreto, en Albacete se han producido 18 lanzamientos menos, en Ciudad Real 40 y en Cuenca 5. Por otro lado, Guadalajara pasa de 204 lanzamientos en 2016 a 334 un año después. Esto supone 138 nuevos alzamientos más, un incremento interanual del 63,8%.

No obstante, la provincia más castigada es Toledo, donde se produjeron 665 expulsiones forzosas de inmuebles en los seis primeros meses del año, 117 más que en 2016. En la capital regional se producen 3,6 lanzamientos al día.

Como ya ha informado clm21.es, el gobierno regional mantiene en ejecución cero seis de las trece actuaciones del Plan Integral de Garantías Ciudadanas (PGIC), impulsado por Podemos, y que cuenta con una consejera encargada únicamente de su gestión.

Dentro del PGIC, uno de los tres pilares básicos es el de garantía habitacional del que sólo se ha ejecutado al 28 por ciento. De los 14,85 millones de euros, el gobierno sólo ha gestionado 4,16. La mayor parte de este dinero se corresponde con una transferencia hecha a la empresa pública Gestión de Infraestructura de Castilla-La Mancha (GICAMAN). De las cinco partidas del programa, tres permanecen a cero y en una sólo se han gastado 411,43 euros.

Lanzamientos derivados de ejecuciones hipotecarias

Los lanzamientos derivados de ejecuciones hipotecarias se producen tras el impago de una hipoteca, que lleva a la entidad bancaria a remitir, a través del juzgado, la orden y notificación a los propietarios de que deben de abonar la cantidad que deben. El lanzamiento vendría después de la ejecución hipotecaria, con un plazo de unos meses.

En el primer semestre, se produjeron en Castilla-La Mancha 721 lanzamientos derivados de ejecuciones hipotecarias

El dato total de España, recogido por el Consejo General del Poder Judicial, indica un descenso del 13,8% en el número de lanzamientos derivados de ejecuciones hipotecarias, alcanzando los 12.929 procedimientos de enero a junio.

En Castilla-La Mancha, sin embargo, la tendencia en el primer semestre es al alza, con un incremento de casi 12 puntos en el número de lanzamientos derivados de ejecuciones hipotecarias.

Con 721 lanzamientos de este tipo contabilizados en la primera mitad del año, los castellano-manchegos aportamos el 5,6 por ciento de los desalojos forzosos del país, propiciados por ejecuciones hipotecarias.

Siguiendo la tendencia regional general de lanzamientos, Guadalajara y Toledo presentan los peores datos. Con cifras de 183 y 364 lanzamientos respectivamente, presentan incrementos interanuales del número de expulsiones forzosas por ejecuciones hipotecarias de entre el 62 y el 23 por ciento.

Lanzamientos como consecuencia de procedimientos de la L.A.U.

Este tipo de lanzamientos son los concernientes a contratos de arrendamiento y la extinción de los mismos. Aquí Castilla-La Mancha experimenta el mayor incremento, registrando una subida del 19,56 por ciento con respecto al primer semestre de 2016, 17 puntos por encima de la media nacional.

La Comunidad contabilizó 654 lanzamientos derivados de la Ley de Arrendamientos Urbanos en los seis primeros meses del año, el 3,3 por ciento del total de España.

Salvo en Ciudad Real, donde se produce un descenso del 5,6 por ciento interanual, el resto de provincias han visto incrementado el desalojo forzoso de inmuebles arrendados entre un 8 y un 27 por ciento.

En cuanto a los alzamientos derivados de otro tipo de procedimientos, son los menos, con 39 casos contabilizados en Castilla-La Mancha en 2016 y 36 en 2017.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios