www.clm21.es
EL SISTEMA FINANCIERO REGIONAL, EN MOVIMIENTO PARA LAS FUSIONES

EL SISTEMA FINANCIERO REGIONAL, EN MOVIMIENTO PARA LAS FUSIONES

martes 12 de abril de 2016, 11:37h

El Banco de España no quiere una segunda versión del tsunami que protagonizaron las cajas de ahorro. Las autoridades económicas apuestan por una fusión de las Cajas Rurales en una o a lo sumo dos entidades en toda España. Este objetivo es el que explica muchos de los movimientos que se registran en estas entidades y en sus modelos de negocios expansivos, en unos momentos en los que los bancos más importantes están activando políticas de reducción de gastos y explorando fusiones al haberse reducido sus márgenes de intereses (diferencia entre el precio al que retribuyen y por el que pagan el dinero) debido fundamentalmente al tipo negativo del dinero.

La vista está puesta en Cajamar, un rural fusión de rurales, que tiene previsto salir a bolsa para captar capital con el que poder empezar ese proceso mediante adquisiciones de las entidades más pequeñas. De ahí, que cajas como la Rural de Castilla-La Mancha haya tratado de coger músculo en los tres últimos años mediante un proceso desaforado de presencia en las provincias donde era testimonial: Albacete, Ciudad Real y Cuenca. Y lo haya hecho a través de una red de agentes. También a través de varias operaciones financieras, entre ellas la emisión de 500 millones en cédulas hipotecarias que le hizo subir el activo en 2015. Las autoridades bancarias se muestran vigilantes para evitar que las operaciones de algunas entidades y de sus directivos en la toma de posiciones de cara al inevitable proceso de fusiones puedan ocasionar algún nuevo susto al sistema financiero español. Especialmente todas aquellas operaciones que contradigan una línea de ortodoxia basada en la reducción de gastos, especialmente de funcionamiento, aumento de ingresos a través de nuevas comisiones y exploración de fusiones, temas en los que se circunscriben los últimos reportajes que ha venido publicando clm21.es y que rompen con la política informativa que habían implantado algunas entidades a través de notas de prensa, relaciones públicas con los diferentes grupos sociales, apoyadas ambas por campañas publicitarias y de mecenazgo. Otras entidades, como Globalcaja, que también es parca en la información sobre sus cuentas (que no obstante se pueden conocer a través del registro o del Banco de España), han tratado de depurar sus defectos y vender una gestión profesional similar a la de cualquier banco, mientras cerraban en silencio operaciones de compra o integración de cajas rurales de ámbito municipal o comarcal ganando la batalla a su opositora

Las rurales pueden perder su naturaleza cooperativa y su vinculación con el mundo agrario

Estas informaciones independientes no han sido bien acogidas en determinados despachos nobles de alguna entidad financiera, porque lo que está en juego no es tanto el futuro de las entidades, como el de algunos de sus directivos que han tratado de posicionarse de cara a esas fusiones. Bastaría ver determinadas operaciones, como el proceso de adquisición de títulos en las ampliaciones y transmisiones de capital llevadas a cabo, así como las abultadas retribuciones. Hay que tener en cuenta que las cajas rurales son cooperativas de crédito y que su cotización en el parqué transformaría esta naturaleza social. Muchas de ellas nacieron como extensión financiera de algunas cooperativas y terminaron transformándose en entidades de crédito.

Las previsiones de los analistas financieros señalan en la dirección de que las entidades españolas recortarán sus ingresos en 2016, a pesar de la mejoría de la economía. De ahí el anunciado cierre de oficinas por los principales bancos que, además han sabido aplicar los avances tecnológicos a su relación con los clientes.

En Castilla-La Mancha, la fusión se ve inevitable y directivos dicen que hay que estar preparados. La preocupación por los resultados de 2016 hace que en reuniones con jefes de departamento, se les anime a seguir esforzándose, se les informe de que hay miles de currículos por si fuera necesario nuevo personal y de que se ha realizado una dotación de varios millones de euros para contingencias de personal.

Mientras tanto, las Consejería de Hacienda y la de Economía que son las interesadas en el presente y el futuro de nuestro sistema financiero no han expresado opinión alguna. Ambas parecen al margen de la realidad que afecta a nuestras entidades. Claro que en otra ocasión cuando se intervino CCM, tampoco se enteraron, a pesar de que tenían una misión de control.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios