www.clm21.es
Emiliano García-Page durante la grabación del mensaje de Navidad y Año Nuevo.
Ampliar
Emiliano García-Page durante la grabación del mensaje de Navidad y Año Nuevo. (Foto: Ignacio López /JCCM)

CLM afronta 2019 con la economía en desaceleración y sin presupuestos públicos

miércoles 02 de enero de 2019, 21:03h
El gobierno regional afronta 2019 sin presupuestos. Uno de los factores para esta carencia es que el gobierno a día de hoy no sabe si cuenta con los dos votos de Podemos en el Parlamento regional para sacar adelante sus cuentas. El Ejecutivo esgrime un criterio de prudencia y señala que tras su decisión está no conocer la definitiva senda del déficit y el escenario presupuestario nacional. Esa opinión no es compartida por la mayoría de las Comunidades Autónomas que han presentado sus cuentas para este año.
Más allá de la razón, los economistas consideran que el escenario ideal es la existencia de presupuesto y que la prórroga puede afectar a la economía regional, a la cohesión social, al tejido productivo y al equilibrio entre territorios. El gobierno tiene el proyecto en el cajón. Ahora falta saber si finalmente y si el Ejecutivo nacional presenta los Presupuestos del Estado, el regional hará lo propio con los de la Junta de Comunidades. Hay que tener en cuenta que es un proyecto que no se puede tramitar parlamentariamente por vía de urgencia y que el procedimiento en las Cortes para llegar a la votación sobre su aprobación dura no menos de mes y medio, y a la legislatura a día de hoy le quedan menos de tres meses. Además, aunque da por sentado el apoyo del sector oficial de Podemos, se vería obligado a negociar el apoyo del portavoz parlamentario, David Llorente, muy crítico con algunas actuaciones del ejecutivo y partidario de que Podemos esté fuera del gobierno regional y lidere una oposición de izquierdas al PSOE.

El escenario económico apunta a la necesidad de contar con unas cuentas públicas que permitan combatir la desaceleración económica regional. A falta de conocer el comportamiento del último trimestre de 2018, los datos de finales de septiembre apuntaban a que la economía regional se ha desacelerado y el crecimiento era del 1,9% interanual. Los datos de coyuntura de la industria y de los servicios en octubre marcaron un ligero repunte, pero todavía en ritmos inferiores a los de años anteriores.

El escenario regional apunta al mantenimiento del proceso de desaceleración de la economía y al descenso del ritmo en la creación de empleo, de ahí la conveniencia de aplicar políticas presupuestarias concretas para el escenario en el que se va a desenvolver la economía regional. Una economía que en el sector público encara un aumento de los costes de personal por, entre otras razones, el incremento del 2,25% del sueldo de los empleados públicos y por las contrataciones que deberá afrontar la administración regional por la reducción de la jornada semanal de trabajo y por las ofertas públicas de empleo, así como las derivadas de aplicar decisiones nacionales en materia educativa, como la reducción del ratio de alumnos por aula, la cobertura de las sustituciones de las bajas por enfermedad del personal docente de forma inmediata. Además el gobierno deberá hacer frente a la reclamación del personal sanitario de retomar la carrera profesional. Con presupuestos prorrogados, será difícil afrontar un incremento de los gastos de personal, más allá de los derivados de la actualización de los salarios públicos. Y si bien esa dificultad contendrá el gasto afectará a la prestación de los servicios públicos tal y como la ha diseñado el gobierno actual.

Ya en 2018 y según los datos actualizados a 3 de diciembre, los ingresos del gobierno regional habían crecido por debajo de la inflación, lo que se había traducido en una moderación del gasto, que también se mantenía por debajo de la subida de los precios de bienes y servicios. Esa moderación ha tenido su reflejo fundamentalmente en las ayudas y subvenciones públicas, especialmente en los programas de impulso a la economía. La prórroga presupuestaria consolidaría esa situación de recortes al impulso de la economía regional. Queda por determinar la situación en la que se quedarían compromisos adquiridos con colectivos e instituciones, en el que, en principio se podría salvar el acuerdo de financiación sanitaria, por la posibilidad legal de hacer anticipos con cargo al contrato programa. Esta posibilidad estaba prevista en el presupuesto de 2018, pero carecía de partida presupuestaria concreta, lo que obligaba a modificaciones de crédito.

Escenario internacional

El escenario internacional tiene fuerte impacto en la economía nacional y regional. Según las previsiones del BBVA research para la principal economía del mundo, la estadounidense, “los modelos sugieren un riesgo creciente de recesión y los análisis cualitativos indican que los riesgos de tendencia a la baja también están aumentando”. En cuanto la economía de la eurozona otro informe del observatorio del BBVA Research estima que “la recuperación de la Eurozona parece perder impulso gradualmente, lo que pone un ligero sesgo a la baja a nuestra previsión de crecimiento del 2% en 2018 y del 1,7% en 2019”

La confianza empresarial cae tanto en Estados Unidos como en la Eurozona. En España la próxima semana se conocerá el índice de confianza de los empresarios de nuestro país. Tradicionalmente, el empresario de Castilla-La Mancha suele manifestar unas expectativas futuras más optimistas que las del conjunto del país, sin embargo sus valoraciones caen cuando juzga los resultados que ha obtenido.

El escenario internacional también viene marcado por una caída del precio de las materias primas, un descenso del precio del petróleo, la revalorización del dólar, el aumento de los tipos de interés tanto en Estados Unidos como por el banco Central Europeo, la retirada gradual de los estímulos financieros y monetarios en la Eurozona, una inflación controlada, el proteccionismo comercial estadounidense y la incertidumbre en los mercados emergentes tras las turbulencias vividas en Turquía, Argentina o Brasil.

El entorno nacional

El escenario nacional refleja una desaceleración de la economía marcada por una moderación en el crecimiento del gasto de las familias y de las exportaciones. Una desaceleración que, con los últimos datos publicados es menor que la que se registra en Castilla-La Mancha.

El gobierno de España afronta 2019 con la determinación de presentar su ley de Presupuestos, con unas medidas de incremento de la presión fiscal, un leve impulso presupuestario a las políticas sociales y con unos ingresos considerados irreales por las instituciones europeas, lo que a lo largo del ejercicio se traduciría o bien recorte del gasto comprometido o bien en aumento del déficit y de la deuda pública.

2019, además va estar marcado por el abandono definitivo de Europa por parte del Reino Unido. Esta medida encarecerá las exportaciones a uno de los mercados tradicionales de las empresas españolas y castellano-manchegas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de clm21

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.