www.clm21.es
El déficit de la Comunidad Autónoma sube en noviembre al 0,41%
Ampliar

El déficit de la Comunidad Autónoma sube en noviembre al 0,41%

  • Un mejor comportamiento de los ingresos por transmisiones patrimoniales y actos jurídicos y por financiación autonómica, no termina de absorber el crecimiento de los gastos y de equilibrar las cuentas

miércoles 30 de enero de 2019, 10:44h
La entrada en las arcas de la Comunidad Autónoma de más fondos, procedentes del impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos y de la financiación autonómica por un mejor comportamiento de la recaudación estatal, sigue siendo insuficiente para que Castilla-La Mancha termine de equilibrar sus cuentas. A finales de noviembre, el déficit de Castilla-la Mancha alcanzaba los 171 millones de euros y se situaba en el 0,41% del PIB, rebasando en una centésima el límite del 0,4% establecido para todo el año para las Comunidades Autónomas. El dato sitúa a Castilla-La Mancha como la tercera región española con mayores necesidades de financiación tras Valencia, con un déficit del 0,98%, y Murcia, del 0,76%. El conjunto del sector autonómico cerró noviembre con un superávit de 1.341 millones de euros.
Aunque los ingresos en nuestra Comunidad crecieron en una tasa anual del 6,9% (con una diferencia por encima de 1,4 puntos sobre el resto de regiones españolas, que se anotaron un aumento del 5,5%), los gastos lo hicieron en un 6,3%, en 1,5 puntos por encima, que registraron una subida del 4,8%. Esa mínima diferencia negativa en el saldo de una décima sería inapreciable de no ser porque en la base de partida, la del año pasado, Castilla-La Mancha presentaba un déficit del 0,43% del PIB mientras que el conjunto autonómico tenía sus finanzas ya saneadas con un superávit del 0,11%. En 2018, el sector autonómico mantiene ese superávit del 0,11%, mientras que Castilla-La Mancha pasa a tener un déficit del 0,41%. Una caída en la que es determinante el incremento del PIB en casi 1.600 millones de euros.

El mejor comportamiento de los ingresos en Castilla-La Mancha se deja notar en la partida en la que se incluye el impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados. Es la que técnicamente se conoce como “impuesto sobre la producción y las importaciones”, en la que el incremento es del 13,6% al pasar de los 390 millones del año pasado a los 443 de este. Sin embargo en valores absolutos, los ingresos crecen por la liquidación definitiva de 2016 del sistema de financiación y por un incremento de la recaudación por IVA y del Fondo de Garantía. Es la partida que técnicamente se denomina “transferencia entre administraciones públicas”. Los ingresos en noviembre eran un 5,7% más que en 2017 y llegaban a los 4.004 millones de euros, cuantía que sirve para cubrir casi dos tercios de los gastos acumulados de Castilla-La Mancha.

La mayor desviación en el gasto de nuestra Comunidad Autónoma respeto al resto de regiones se produce en la remuneración de los empleados públicos, que crece en tasas del 4,2% frente al 3,6% que lo hace en el conjunto autonómico y en la partida destinada a pagar los consumos intermedios (compras de bienes y servicios) que sube un 10,7 en nuestra Comunidad frente al 2,9 en el resto de regiones. Ambas partidas suponen hasta noviembre un gasto del gobierno autonómico de 4.200 millones de euros.

Por lo que respecta a la evolución dentro de 2018, el dato de noviembre supone que el gobierno regional ha incrementado el déficit público en 6 millones respecto a octubre. Ese ligero incremento es el que determina que haya pasado del 0,39% de déficit al 0,41%.

Por último, Castilla-La Mancha no cumple la regla de gasto que limita el crecimiento de determinados gastos autonómicos al 2,4% en 2018. A finales de noviembre el crecimiento experimentado por estos gastos en Castilla-La Mancha era del 4,3%. Este dato sitúa a nuestra región como una de las siete españolas que sobrepasan el umbral máximo del 2,4%: Aragón (3%), Baleares (11,2%), Canarias (8,2%), Cantabria (4,3%), Castilla y León (3,5%) y Valencia (6,4%).

Esa situación puede mejorar a final de año cuando se incorporen en diciembre en el cálculo de dicho gasto el impacto en el ejercicio de las variaciones normativas que suponen diferencias permanentes de recaudación, las cuales pueden tener una relevancia determinante a efectos del cumplimiento de la regla de gasto.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de clm21

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.