www.clm21.es
Aumenta el ajuste del tejido productivo regional
Ampliar

Aumenta el ajuste del tejido productivo regional

  • Los fuertes movimientos en la creación y disolución de compañías sitúan a Castilla-La Mancha como la región con mayores ajustes, con más creación y más cierre de sociedades
  • El capital puesto en el mercado por las nuevas compañías bate récords
  • Los concursos de acreedores se incrementan un 18,55%

domingo 10 de febrero de 2019, 10:54h
Aumenta el ajuste en el tejido productivo regional. El año pasado mientras que la creación de empresas mantuvo un mayor dinamismo, con 2.837 compañías nuevas, 218 más que en 2017 (8,32%), también se produjo el mayor número de disolución de empresas desde los años duros de la crisis. En 2018 se disolvieron 602 compañías, un 61,4% más que en 2017. Estos movimientos dejaron en nuestra Comunidad un saldo neto de 2.235 sociedades mercantiles más. La cifra es la más baja desde los años duros de la crisis y supone un descenso del 0,49% respecto a 2017. El dato positivo es que las nuevas empresas pusieron en el mercado 157,7 millones de euros, cifra récord.
Estos ajustes sitúan a Castilla-La Mancha, en términos porcentuales, como la región española que creó más empresas y también como la que más destruyó. En concreto de incremento regional en el nacimiento de empresas fue del el 8,32% frente al 0,8% nacional. Y en el cierre fue del 61,4% frente a la media nacional del 3,6%. El panorama se completa con un incremento por segundo año consecutivo de los concursos (antiguas suspensión de pagos) en el tejido empresarial de Castilla-La Mancha. En concreto, se dictaron 147 concursos, 23 más (18,55%) que un año antes. A nivel nacional las suspensiones se redujeron por tercer año consecutivo y se dictaron 4.131 procedimientos, 130 menos que en 2017 (-3,05%).

Los datos de fin de año confirman la tendencia marcada por las cifras mensuales de coyuntura. La disolución de compañías es el elemento más destacado del ejercicio al regresar a los registros de inicio de la década cuando la crisis hizo estragos en el tejido empresarial de Castilla-La Mancha. Especialmente duro fue el mes de agosto, donde echaron el cierre 125 empresas, el 20,8% de todas las que desaparecieron en 2018.

En el sentido contrario, el hecho más destacable es que se volvió a porcentajes positivos en creación de empresas. Se crearon un 8,32% más de compañías, tras un 2017 en el que la generación de sociedades se había anotado una caída del 12%. Es la mejor evolución en el natalicio de compañías del conjunto del país

A nivel nacional el saldo neto de empresas también evolucionó en tasas negativas del 0,4% respecto a 2017. La diferencia con Castilla-La Mancha es que a nivel nacional se produjo un menor ritmo tanto en creación como en destrucción, lo que permite un saldo ligeramente mejor. En concreto en España se crearon 95.153 empresas, 778 más (0,82%) que un año antes y se disolvieron 21.338, lo que supone 238 menos que en 2017. En cuanto al capital puesto en circulación por las nuevas empresas españolas ascendió a 5.200 millones de euros, 62 millones menos que en 2017 y la cifra más baja de los últimos años.

En valores absolutos, las comunidades con mayor creación de sociedades mercantiles en el conjunto del año 2018 fueron Comunidad de Madrid (21.661), Cataluña (17.563) y Andalucía (16.018). Por el contrario, las que menos crearon fueron La Rioja (405), Cantabria (753) y Comunidad Foral de Navarra (833). Atendiendo a las sociedades mercantiles disueltas, las comunidades con mayor número de disoluciones fueron Comunidad de Madrid (6.813), Andalucía (3.333) y Cataluña (1.784). Por el contrario, las comunidades autónomas con menos sociedades mercantiles disueltas fueron Comunidad Foral de Navarra (94), La Rioja (123) y Cantabria (260).

En cuanto los concursos de acreedores, afectaron fundamentalmente al comercio. En la región las 38 empresas del sector en apuros representan una de cada cuatro de todas las actividades comerciales y son un 15% más de las contabilizadas un año antes. Tras el comercio, el sector industrial es el segundo con mayor número de compañías que entraron en suspensión de pagos, con 28 empresas, un 12% más que en 2017. La mitad de las industrias concursadas se dedican a la fabricación de bienes de consumo no duradero, es decir a productos cuya vida útil es menor a un año, que demandan los agentes económicos: familias, empresas y gobierno, para su funcionamiento y/o manutención, tales como alimentos, bebidas, materias primas, combustibles, etc.

En el sector de la construcción fueron 18 las compañías concursadas en nuestra Comunidad, el mismo número que un año antes. Y en la agricultura fueron 8, cinco más que en 2017.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de clm21

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.