www.clm21.es
El gobierno Sánchez recortó la financiación a CLM en 2018
Ampliar
(Foto: Pool Moncloa // Borja Puig de la Bellacasa)

El gobierno Sánchez recortó la financiación a CLM en 2018

  • Los recortes afectaron a los Fondos destinados a garantizar la prestación de los servicios públicos y la convergencia

martes 02 de abril de 2019, 21:29h
Al tiempo que el gobierno central de Pedro Sánchez sellaba acuerdos con Cataluña para aumentar su financiación, procedía a recortar los fondos anunciados a Castilla-La Mancha como entregas a cuentas para el año pasado. Eso supuso un descuadre de las cuentas del gobierno de nuestra Comunidad, que fue compensado por un mayor endeudamiento. Este hecho queda reflejado en la ejecución presupuestaria a 31 de diciembre que ha sido publicada oficialmente por el Ministerio. Los recortes del Ministerio a Castilla-La Mancha afectaron al Fondo de Garantía de los Servicios, al Fondo de Convergencia y a partidas para proyectos finalistas, comprometidos inicialmente.
Efectivamente, a pesar de obtener mayor recaudación vía impuestos, Castilla-La Mancha ingresó el año pasado 284,5 millones de euros menos de lo que había previsto por los cauces no financieros, fundamentalmente porque recibió menos dinero del Estado a través del sistema de financiación (90 millones de euros) y para apoyar proyectos determinados (89,6 millones de euros para operaciones corrientes y 178). La reducción de la financiación se dejó sentir en el Fondo de Garantía de los Servicios (que es la partida estatal destinada a financiar los servicios públicos), con una reducción de 31,3 millones de euros sobre lo comprometido por el Ministerio, y en el Fondo de Convergencia, en el que la reducción alcanzó los 58,3 millones. La Comunidad Autónoma acudió a pedir créditos por valor de 277 millones de euros, que no estaban contemplados inicialmente.

En total Castilla-la Mancha ingresó 8.337,66 millones de euros. Esta cuantía está adaptada en términos homogéneos al de resto de Comunidades y, por tanto no tiene en cuenta algunas partidas como el Fondo Europeo de Garantía Agraria y los fondos en la que las autonomías actúan simplemente con una labor de intermediación con las administraciones locales, es decir, no se consideran los fondos que entran y salen de las Haciendas Autonómicas sin que las Comunidades pueda decidir sobre los mismos.

De esa cantidad la Hacienda autonómica ingresó por operaciones no financieras 6.142 millones de euros, 284,5 menos de lo previsto. En cambio ingresó mediante operaciones de crédito 2.193,15 millones de euros, 277,23 millones más de lo que tenía previsto en la ley de Presupuestos.

El buen comportamiento de la recaudación tributaria, llevó al gobierno de Castilla-la Mancha a ingresar más de lo que había contemplado vía impuestos. Por lo que se refiere a sus tributos de gestión propia, la Comunidad recaudó más de lo que había contemplado inicialmente por transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados (48 millones) y menos por sucesiones y donaciones (9 millones). En el caso de los tributos nacionales ligados a la financiación autonómica, la Hacienda Regional recibió 24 millones más por IRPF y 12 millones menos por IVA. En ambas figuras impositivas, Castilla-La Mancha recibe el 50% del dinero que recauda el Estado en nuestra Comunidad. Por impuestos especiales (sobre tabaco, hidrocarburos, cerveza, electricidad…, de los que la Comunidad recibe el 58% de lo recaudado en la región), la Hacienda autonómica recaudó 3 millones más de lo previsto.

Al saldo positivo vía impuestos se contrapone las menores entregas del Estado para los fondos de garantía de los servicios y de convergencia y el recorte de las ayudas a proyectos finalistas. Esa situación supuso una caída de ingresos ordinarios, sobre las previsión inicial, en 284,5 millones (4,42%) que se compensó con un incremento vía crédito. Los pasivos financieros aumentaron 277,2 millones más (14,47%) y los activos se redujeron en 1,2 millones. Esas operaciones permitieron cerrar el año con unos ingresos totales de 8.338 millones de euros, 8,5 millones menos de lo contemplado en el presupuesto inicial.

En total, las principales fuentes de ingresos de Castilla-La Mancha el año pasado fueron el IVA; por el que la Comunidad recibió 1.448,42 millones de euros, el IRPF por el que recibió 1.297 millones, el Fondo de Garantía de los Servicios (1.267 millones), los impuestos especiales (que gravan la gasolina, el alcohol, el tabaco…) por los que recibió 804 millones de euros y el impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados por el que la Comunidad ingresó 349 millones de euros.

Respecto a 2017, la variación de ingresos ordinarios por impuestos y fondos del sistema de financiación aumentó un 6,8% (392 millones de euros) y llegaron a los 6.142 millones. Los créditos crecieron en 346,5 millones de euros, un 18,76%.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de clm21

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.