www.clm21.es

financiación autonómica

  • En el caso de Castilla-La Mancha el impacto de la falta de presupuesto nacional en las cuentas regionales está en torno a los 500 millones de euros

Lo había anticipado clm21.es en febrero y en marzo: la falta de presupuestos nacionales iba a hacer un agujero en las cuentas regionales de nuestra Comunidad cercano a los 500 millones de euros este año. Ahora, con la segunda vuelta de la investidura en puertas, el problema del impacto de la falta de presupuestos en las cuentas de las Comunidades Autónomas vuelve a cobrar actualidad, aunque difícil, aún conformando gobierno, que Pedro Sánchez lograse sacar adelante unos presupuestos para este año, lo que no tapona el agujero abierto en las cuentas autonómicas, que alcanza los 7.000 millones de euros por la no ampliación de las entregas a cuenta y otros 1.000 millones adicionales por la falta de liquidación del IVA de 2017.

El presidente del Partido Popular de Castilla-la Mancha, Francisco Núñez, se ha mostrado partidario hoy de que “una parte importante de los recursos que vengan a la región con el nuevo modelo de financiación se destinen directamente a los ayuntamientos para que aumenten sus recursos. Las manifestaciones del presidente se han producido tras el encuentro que ha mantenido con la portavoz municipal del Grupo Popular del Ayuntamiento de Toledo, Claudia Alonso. La postura del Partido Popular ha sido difundida a través de un comunicado en el que se da cuenta del encuentro y en el que no se hace mención al sistema de financiación de las corporaciones locales y a su posible reforma.

El gobierno regional contempla rebasar ligeramente el objetivo de déficit del 0,1% este año, quedarse media décima por encima y llegar al 0,15% del PIB, según consta en el Plan de Ajuste que ha remitido al Ministerio de Hacienda, donde marca un desfase entre ingresos y gastos de 63 millones de euros, 19,5 millones por encima de lo establecido. Ese déficit se produciría por los ajustes en la contabilización de los ingresos procedentes de la Unión Europea, a pesar de que en términos presupuestarios y sin contar con ese dato, el ejecutivo terminaría con un superávit presupuestario no financiero de 46 millones de euros.

  • El Periodo Medio de Pago de la Comunidad en marzo fue de 50,93 días

Con 1.505 millones de euros recaudados en el primer trimestre, el gobierno regional tuvo que hacer frente a pagos por valor de 2.228 millones de euros, lo que provocó que se incrementase el plazo de pago a proveedores, que de media alcanzó los 50,93 días, aunque algunos entes instrumentales superaron ese plazo, como Geacam que llegó a rebasar los 80 días y otros como la televisión los 55 y el SESCAM los 53. La razón de este desfase se encuentra en la demora del gobierno central en hacer los libramientos de los créditos del Fondo de Liquidez Autonómica, así como unas entregas a cuenta por debajo de lo que correspondería a esas alturas de año. La normativa contra la morosidad establece que las administraciones públicas no pueden rebasar los 30 días en el pago de sus facturas.

La candidata de Ciudadanos a la presidencia de Castilla-La Mancha, Carmen Picazo, ha dicho este jueves que "mi prioridad al frente del gobierno regional será luchar por una reforma del modelo de financiación autonómica, adecuado a las necesidades actuales, justo, transparente y que garantice un reparto equitativo". Picazo ha sido la protagonista del desayuno informativo organizado por El Digital de Albacete, en el que ha estado acompañada por el cabeza de lista al Congreso de los Diputados por Toledo y actual portavoz del partido naranja en la Cámara Baja, Juan Carlos Girauta. A este respecto, Picazo ha recordado que "Castilla-La Mancha, con una renta per cápita muy inferior a otras comunidades, recibe del Estado la mitad que algunas regiones en inversiones, sanidad o educación" y ha hecho especial hincapié en que "las castellanomanchegos no queremos ser más que nadie, pero tampoco menos".

La región tuvo que endeudarse para equilibrar sus ingresos

  • Los recortes afectaron a los Fondos destinados a garantizar la prestación de los servicios públicos y la convergencia

Al tiempo que el gobierno central de Pedro Sánchez sellaba acuerdos con Cataluña para aumentar su financiación, procedía a recortar los fondos anunciados a Castilla-La Mancha como entregas a cuentas para el año pasado. Eso supuso un descuadre de las cuentas del gobierno de nuestra Comunidad, que fue compensado por un mayor endeudamiento. Este hecho queda reflejado en la ejecución presupuestaria a 31 de diciembre que ha sido publicada oficialmente por el Ministerio. Los recortes del Ministerio a Castilla-La Mancha afectaron al Fondo de Garantía de los Servicios, al Fondo de Convergencia y a partidas para proyectos finalistas, comprometidos inicialmente.

  • Los líderes nacionales comprometen medidas presupuestarias y fiscales con cargo a las Comunidades Autónomas, sin articular el sistema de financiación
  • Las promesas para una región con un riesgo muy alto de sostenibilidad financiera, la segunda deuda más elevada del país y serios problemas para cumplir con el déficit

Tal y como anticipó clm21.es el 15 de febrero, cuando se convocaron elecciones autonómicas, “el 28 de abril se convierte en la primera vuelta de las elecciones autonómicas de mayo para los dos grandes partidos de CLM”. En la precampaña, PP y PSOE están prometiendo y comprometiendo medidas de ingresos y gastos públicos que recaerán directamente sobre las arcas de las Comunidades Autónomas, sin que ninguna de las formaciones haya puesto sobre la mesa cómo se van a costear las medidas de incremento del gasto, en el caso del PSOE, o de reducción de ingresos por parte del PP. Y sin que haya ninguna voz en la Comunidad Autónoma que llame la atención sobre esa carrera que va a afectar y compromete a los gobiernos autonómicos, que saldrán elegidos en las elecciones del 26 de mayo y que serán los responsables de aplicar y financiar en su mayor parte las políticas sociales, la sanidad y la educación y que vienen reclamando sin éxito en los últimos años un nuevo modelo de financiación ante el fracaso y la obsolescencia del aprobado en 2009, que debería haber sido cambiado en 2014.

CLM pierde peso en las inversiones del Estado

  • El gobierno destina a Castilla-La Mancha 637,34 millones de euros, un 7,8 más que en 2018. A nivel nacional el crecimiento es del 13,8%
  • Las inversiones en Cataluña aumentan en 2019 un 66,6%

El gobierno de Pedro Sánchez destinará Cataluña 2.251 millones de euros, el 17,5% del presupuesto para inversiones del Estado en las Comunidades Autónomas, que es el equivalente a lo que representa la suma de la inversión que hará en seis comunidades: Castilla-La Mancha, Aragón, Extremadura, Asturias, Baleares y La Rioja.

La portavoz del Grupo socialista, Ana Isabel Abengózar, ha señalado hoy que la lucha contra la despoblación en Castilla-La Mancha pasa por un Pacto de Estado y una estrategia nacional en los que estén recogidos una financiación autonómica justa y que tenga en cuenta la realidad demográfica y las dificultades a la hora de prestar los servicios públicos de nuestra comunidad autónoma.

Durante el año pasado, el Estado inyectó a Castilla-La Mancha dinero a crédito por valor de 1.884,8 millones de euro, de los que 1.594,33 se destinaron a refinanciar la deuda, 24,35 al pago de intereses y 266,14 al pago de facturas de proveedores que realizó directamente el Ministerio con cargo al Instituto de Crédito Oficial (ICO). Con estos Mecanismos Extraordinarios de Financiación del Estado se cubrió el pago de 50.711 facturas del gobierno de Castilla-La Mancha a 3.313 proveedores.

Paulatina y lenta recuperación en valores constantes en los últimos cinco años

  • En el conjunto de las Autonomías, el gasto por habitante en 2018 fue inferior en 15 puntos al de 2009, cuando se inició la crisis
  • A pesar de la mejora, la elevada deuda y la baja inversión hacen más frágil la situación y da menos margen de maniobra ante situaciones adversas

Las Comunidades Autónomas que son las administraciones que prestan los principales servicios sociales, entre ellos los de sanidad, educación y dependencia, no terminan de recuperar los niveles de gasto por habitante que tenían antes del comienzo de la crisis, hace diez años. Esa recuperación se ha producido de manera desigual entre unas y otras y se asienta en unas estructuras más débiles, con menos inversión y más deuda, lo que las hace más vulnerables en un escenario de empeoramiento de la economía. Esas son las principales conclusiones que se desprenden del estudio “Las finanzas autonómicas en 2018 y entre 2003 y 2018”, de Ángel de la Fuente, director de la Fundación Española de Economía Aplicada (FEDEA) y miembro de la comisión de expertos que elaboró el informe sobre el nuevo modelo de financiación autonómica. El informe sitúa a Castilla-La Mancha como la segunda Comunidad con mayor deuda, que se ha multiplicado por 12 durante la recesión y la que más ha visto deteriorado el gasto en inversiones públicas.

  • La Autoridad Fiscal funda sus previsiones en el recorte de ingresos del sistema de financiación por la falta de Presupuestos y por el impacto de la desaceleración de la economía

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) mantiene como improbable que Castilla-La Mancha cumpla el objetivo del déficit del 0,1% de su PIB en 2019. Ese límite traducido a dinero equivale aproximadamente a 43 millones de euros de gasto por encima de los ingresos, una cuantía que superará nuestra Comunidad Autónoma según el informe de abril de la AIReF. Esto supone un empeoramiento del comportamiento respecto al año pasado, cuya causa la AIReF la achaca a una pérdida de ingresos por la falta de Presupuestos Generales del Estado, lo que rebaja las entregas a cuentas del Estado por el sistema de financiación y la caída de ingresos por el menor crecimiento de la economía.

  • La prórroga presupuestaria ha supuesto la paralización del incremento de la financiación, que en el caso de Castilla-La Mancha asciende a 295 millones

El gobierno estudia la fórmula para que las Comunidades Autónomas no vean paralizado el incremento de su financiación como consecuencia de no estar aprobado el presupuesto de 2019 y haberse decretado la prórroga del de 2018. Esa medida supondría que Castilla-La Mancha recibiría 295 millones de euros por la actualización de las entregas a cuenta, que se ajustarían a las cifras comprometidas en julio del año pasado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, y que supondría transferir a nuestra Comunidad 4.922,8 millones de euros, frente a los 4.627,8 recibidos en 2018. Unos incrementos con los que las Comunidades Autónomas llevaron a cabo sus previsiones de gasto para 2019 y que para el conjunto de las regiones asciende a casi 7.000 millones de euros

Aumentan los riesgos de liquidez y las tensiones de tesorería

  • El dinero se corresponde con el incremento de las entregas a cuenta del sistema de financiación, que no llegará al prorrogarse los presupuestos de 2018.

El fin de la legislatura y la convocatoria de elecciones generales tras ser tumbados los presupuestos del Estado, provocan una situación de limitación y recortes en las finanzas regionales. El impacto directo en las arcas de la Hacienda Regional es de 295 millones de euros, que Castilla-La Mancha dejará de recibir por las entregas a cuenta del sistema de financiación que hace el Estado a las Comunidades españolas. Un impacto que se dejará sentir durante el primer tramo del año y con especial incidencia en el flujo de la tesorería regional.

  • Se conserva el trasvase, el nuevo modelo de financiación mantendrá su demora y “se reevaluará la necesidad del ATC”, un proyecto que ya se daba por cerrado en Castilla-La Mancha
  • La reunión se cierra con un comunicado oficial del gobierno central en el que las principales reivindicaciones de CLM se contestan con expresiones como “en la medida de lo posible” o "se estudiará"

El encuentro entre el presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, y el de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se cerraba con un titular sobre Cataluña, que corría a cargo del presidente castellano-manchego: “Sánchez no va a cambiar soberanía por apoyo parlamentario”. Y mientras García-Page actuaba como portavoz del gobierno central, la Presidencia del Gobierno central actuaba difundiendo los temas de interés para Castilla-La Mancha que se habían tratado en la reunión y colgaba en la página de La Moncloa un largo texto sobre la reunión.