www.clm21.es

Cámara de Cuentas

El abogado hellinero Fernando Andújar Hernández ha tomado posesión este lunes como presidente de la Cámara de Cuentas de Castilla-La Mancha, tras su elección la semana pasada en el último Pleno, en un acto en el que han intervenido tanto el propio Andújar como los presidentes de la Cámara, Pablo Bellido, y de la comunidad autónoma, Emiliano García-Page, señalando la importancia de recuperar una herramienta de control democrático que había sido eliminada hace dos legislaturas.

El Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha ha elegido en su sesión de esta mañana a Fernando Andújar Hernández como presidente de la Cámara de Cuentas regional, con los apoyos de la bancada socialista y popular y la abstención de los tres diputados presentes de Ciudadanos.

El Grupo Parlamentario Socialista ha propuesto al abogado Fernando Andújar Hernández para presidir la Cámara de Cuentas, órgano de control externo dependiente de las Cortes de Castilla-La Mancha, según han confirmado fuentes socialistas a Europa Press.

Las Cortes de Castilla-La Mancha van a elegir de forma "inminente" a la persona que ostentará la Presidencia de la Cámara de Cuentas, órgano dependiente del Parlamento regional que contribuirá a facilitar el ejercicio de control sobre la actividad económico-financiera del Ejecutivo autonómico y del conjunto del sector público regional.

Castilla-La Mancha va a recuperar su órgano fiscalizador de cuentas, después de que fuese eliminado por el Gobierno de María Dolores de Cospedal, al haber aprobado este jueves las Cortes regionales el Proyecto de Ley de creación de la Cámara de Cuentas, que ha salido adelante con el único apoyo del PSOE y el rechazo de PP y Ciudadanos.

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas del Gobierno de Castilla-La Mancha, ha avanzado que la Ley de Cámara de Cuentas podría aprobarse en las próximas semanas en las Cortes, de manera que la Comunidad Autónoma volverá a contar con un órgano gestor autónomo que audite el gasto de las administraciones públicas regionales.

El Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha ha rechazado la enmienda a la totalidad del Grupo Popular al Proyecto de Ley de la Cámara de Cuentas, en una sesión en la que también ha sido aprobada por unanimidad una proposición de ley sobre Covid-19 persistente y una resolución socialista relativa a las infraestructuras de la región.

El presidente del grupo socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, Fernando Mora, ha defendido hoy la austeridad que conlleva la ley por la que se va a recuperar la Cámara de Cuentas en la región, un órgano de control de la actividad financiera del sector público, al tiempo que ha recordado a los ‘populares’ que “doblaron la deuda pública” en su etapa de gobierno.

El Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha del próximo 2 de junio procederá a la elección de la Presidencia de la Cámara de Cuentas, tras la apertura el pasado 17 de mayo del plazo para recibir candidaturas, con la única propuesta por parte del Grupo Socialista del abogado hellinero Fernando Andújar Hernández.

Aunque esta semana no se celebra sesión plenaria, la Mesa de las Cortes de Castilla-La Mancha ha mantenido este martes su reunión semanal para calificar diferentes escritos, entre ellos la propuesta para abrir el plazo para recibir las candidaturas para elegir a la persona que ocupará la Presidencia de la Cámara de Cuentas de la región.

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) publica hoy la Ley de la Cámara de Cuentas, que mejorará la transparencia y reforzará el control democrático de la gestión pública. Se trata de una institución que tiene como principal finalidad dotar a las Cortes regionales de un instrumento eficaz para contribuir a facilitar el ejercicio de sus actividades de control sobre la actividad económico-financiera del propio Ejecutivo autonómico y del conjunto del sector público regional, lo que permitirá fiscalizar mejor la totalidad de los fondos públicos de Castilla-La Mancha, conforme a los principios de eficacia, eficiencia y economía, garantizando a la ciudadanía el derecho a una buena administración.

El Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha va a debatir en su sesión del próximo jueves 2 de diciembre el Proyecto de Ley de Cámaras de Cuentas, en una sesión que abordará también a iniciativa de los grupos de la oposición tres debates sobre fiscalidad -en dos ocasiones- y reforma de la llamada ‘Ley Mordaza’.

La Comisión de Economía y Presupuestos de las Cortes ha aprobado este miércoles dos enmiendas del Grupo Popular al Proyecto de Ley de la Cámara de Cuentas de Castilla-La Mancha, que han sido validadas por el propio PP y el PSOE y rechazadas por Cs, por las que se determina que quien ostente la Presidencia de este órgano podrá ser cesado por el Parlamento autonómico por mayoría de tres quintos en primera votación o mayoría absoluta en segunda votación en caso de incumplimiento grave de los deberes de su cargo o ineligibilidad sobrevenida.

El parlamentario de Cs en las Cortes regionales, David Muñoz Zapata, ha criticado la "incoherencia" de la enmienda a la totalidad del PP al Proyecto de Ley de la Cámara de Cuentas de Castilla-La Mancha por no presentar un texto alternativo, avanzando su rechazo, y también se ha mostrado decepcionado por el texto de la ley, que ha considerado "un cuento para las cámaras".

A partir de finales de año, el Tribunal de Cuentas pasará a un segundo plano en la fiscalización del uso del dinero público en Castilla-La Mancha. A partir de esa fecha será un órgano más cercano, la Cámara de Cuentas de nuestra Comunidad la que fiscalice al Gobierno de Castilla-La mancha y las subvenciones y ayudas autonómicas. El Gobierno ha dado el visto bueno al proyecto, que se empezará a tramitar en las Cortes Regionales. La portavoz del Ejecutivo, Blanca Fernández, ha señalado que la elección del presidente del órgano de control externo corresponderá al Parlamento autonómico por una mayoría cualificada de tres quintos en primera votación, o mayoría simple en segunda. Con la actual composición parlamentaria al PSOE le bastaría el apoyo de los diputados de Ciudadanos para alcanzar la mayoría reforzada, que, de no darse, dejaría en manos del grupo socialista la elección del responsable de la fiscalización del gobierno.