www.clm21.es

Consejo de Política Fiscal y Financiera

  • La financiación ordinaria de la Comunidad por el Estado se reduce en 50 millones, que se suman al descenso de ingresos propios
  • A pesar de esa disminución de ingresos, el gobierno presentará un gasto expansivo que se cubrirá con deuda que asumirán la Comunidad y por el Estado

La financiación ordinaria de Castilla-La Mancha por parte del gobierno central se reducirá en 50 millones de euros durante 2021 en relación con 2020 y se situará en 5.140 millones de euros netos. Esa disminución de ingresos estatales se sumará a la caída de ingresos propios, especialmente por el impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados. El gobierno regional suplirá esa caída de ingresos con mayor déficit en un diseño de presupuesto expansivo para 2021 que podría rebasar los 11.000 millones de euros totales, de los que más de 8.500 estarían destinados a la gestión de los servicios públicos, con prioridad en los de carácter sanitario y social, y para la recuperación económica.

Profundo malestar en la Junta

  • García-Page: “el reparto de los Fondos Covid que vienen de Europa se debe llevar a cabo con los mismos criterios con los que se pidieron en la UE y es en función del impacto que la pandemia ha tenido en la población"

Castilla-La Mancha no esconde el malestar con el gobierno central por el cambio de criterio en la distribución del fondo compensatorio del Covid-19 para Comunidades Autónomas, cifrado en 16.000 millones de euros. El gobierno regional ya había calculado, antes del cambio de criterio nacional, que nuestra Comunidad recibiría 600 millones de euros y consideraba el sistema previo “justo y proporcional”. Eso era con el sistema establecido y anunciado el pasado 3 de mayo por el presidente Sánchez a los presidentes autonómicos. La modificación del método de reparto el domingo 8 de junio, destinando 2.000 millones de euros para financiar los servicios educativos, ha sido el motivo de la discordia, ya que con ese fondo tiene en cuenta la ratio de población (escolar), lo que beneficia a regiones que, paradójicamente, han sido de las que menos han sufrido el impacto del virus y por el contrario perjudicará a las que más han padecido la pandemia y las que han tenido que hacer mayores esfuerzos económicos para combatir la emergencia sanitaria. El presidente García-Page ha indicado que este es un fondo excepcional, que nada tiene que ver con la financiación autonómica, que responde a otros criterios. La pérdida para Castilla-La Mancha por la modificación de criterios rondaría los 50 millones de euros.

Con la moderación en los ingresos, el Ejecutivo busca oxígeno en un aumento del déficit y la deuda

  • El gobierno central busca en el aumento del déficit, una salida a la moderación en la evolución de los ingresos
  • Los ingresos por impuestos crecen en términos homogéneos al 2,1%. En 2018 crecieron al 5,8% y en 2017 al 6,2%

El Consejo de Política Fiscal y Financiera del viernes en el que el gobierno central negó entregar 2.539 millones a las Comunidades Autónomas (136 a Castilla-La Mancha) puso de manifiesto la persistencia de la debilidad de las finanzas públicas del Estado, que precisan del endeudamiento para poder sufragar la política del gasto y las pocas prisas que tiene el gobierno central en abordar el nuevo modelo de financiación por el que las Comunidades Autónomas reclaman 17.000 millones de euros anuales más (entre 1.000 y 1.200 Castilla-La Mancha). Además desde el punto de vista político, el gobierno central trasladó la imagen de un agravio comparativo en el trato a Cataluña con el que dispensa al resto de Comunidades del régimen común.

El senador y secretario de Organización del PSOE de Guadajara, Rafael Esteban, ha asegurado hoy que Castilla-La Mancha acude al Consejo de Política Fiscal y Financiera con “esperanza de diálogo y consenso” para exponer las necesidades de la región y “podamos llegar a trazar líneas de trabajo”.

El Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha ha aprobado esta mañana una resolución conjunta en la que los tres grupos con representación en la Cámara Regional piden al Gobierno central “la convocatoria urgente” del Consejo de Política Fiscal y Financiera, le instan a priorizar la reforma del modelo de financiación autonómico y le reclaman el desbloqueo de las entregas a cuenta y de la liquidación del IVA del ejercicio 2017, también pendiente de pago.

En Castilla-La Mancha la deuda por infrafinanciación supera los 8.000 millones

El gobierno de España negociará con Cataluña la financiación a esa Comunidad con hasta 7.607 millones adicionales que reclama la Generalitat como deuda por infrafinanciación. La negociación se producirá el día 25 en el seno de la comisión bilateral y a espaldas del Consejo de Política Fiscal y Financiera, en el que están representadas todas las regiones españolas.

Al gobierno no le salen los números. Sus planes para subir los impuestos y aumentar el gasto empiezan a mostrar sus debilidades. Necesita dinero. Y lo más fácil es recurrir a la nueva senda de déficit que le permitiría incrementar el gasto con cargo a la deuda y no a la subida de impuestos. Y esa solución parece que se ha convertido en la madre de todas las soluciones. Y así se vende desde los diferentes órganos políticos e institucionales dirigidos por el PSOE, ya sea a nivel nacional o autonómico.

Fracasa el Consejo de Política Fiscal y Financiera:

Poco antes de que se celebrara la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, los consejeros de Hacienda de las comunidades gobernadas por el PSOE se reunían en Ferraz, el vicepresidente catalán escribía una carta renunciando a participar en la reunión y pedía una negociación bilateral y el nuevo gobernador del Banco de España pronunciaba su discurso en el Consejo de Estado. En todos los escenarios, un factor común: el reparto del dinero y del déficit público y la deuda.
  • 1

Tras participar en la séptima videoconferencia de presidentes autonómicos para afrontar la crisis del Covid-19

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado que la región pondrá en marcha “un estudio epidemiológico regional”, que se sumará al que ha encargado el Ministerio de Sanidad a todas las comunidades autónomas, con el objetivo de obtener un “mapa más rico y detallado” sobre el impacto del coronavirus entre la población castellano-manchega.

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha manifestado a la salida del Consejo de Política Fiscal y Financiera la satisfacción del Gobierno de Castilla-La Mancha porque el Ministerio de Hacienda permita a las Comunidades Autónomas alcanzar el equilibrio presupuestario de manera más suave, pero también la decepción porque no se haya comprometido a hacer efectivas las cantidades adeudadas por el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) de 2017.

El gobierno central mantiene su estrategia de tratar apaciguar a las Comunidades Autónomas, doblarles el brazo y sofocar el incendio que crece y que ha surgido tras el estallido de todas ellas por la retención por parte del Ejecutivo de Pedro Sánchez de 2.539 millones de euros que les tenía que haber entregado el año pasado dentro del sistema de financiación autonómica. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha convocado para el viernes al Consejo de Política Fiscal y Financiera al que no reunía desde hace año y medio. Y ha anunciado la convocatoria tras la cascada de anuncios de recursos judiciales por parte de las Comunidades Autónomas para cobrar esos fondos. En la agenda del día, la ministra ha incluido la nueva senda de déficit de las diferentes administraciones. Días atrás ya trascendió que la propuesta del Ministerio para calmar las aguas pasaba por no hacer la entrega de ese dinero a Comunidades. A cambio les permitiría aumentar el déficit, es decir el gasto, que sería financiado por créditos cuyas amortizaciones e intereses correrían a cargo de los gobiernos autonómicos.

Page le planteará una queja a Pedro Sánchez en la reunión que mantendrán el día 15

  • Preocupación en el gobierno regional por el impacto electoral en la candidatura de García-Page de las concesiones a los independentistas
  • García-Page reclama también una comisión bilateral con Castilla-La Mancha

De poco han servido las declaraciones de buenas intenciones de los consejeros de Hacienda de las Comunidades Autónomas gobernadas por el PSOE, posicionándose en julio contra una negociación bilateral con Cataluña en materia de financiación autonómica. La primera reunión ya se ha producido. Y el gobierno central va a pagar 1.459 millones de financiación adicional a Cataluña, que saldrán de los Presupuestos Generales del Estado. El acuerdo viene a allanar el camino para asegurarse el apoyo de los grupos independentistas a los primeros presupuestos generales elaborados por el equipo de Pedro Sánchez.

El gobierno regional insiste en la necesidad de suavizar las condiciones de pago

El último Consejo de Política Fiscal y Financiera, además de los temas de la agenda (ampliación de la senda de déficit), deja de fondo la grave situación financiera de algunas Comunidades como Castilla-La Mancha y Valencia, y la evidencia de que el gobierno central negociará bilateralmente con Cataluña en contra de los intereses del conjunto de las regiones, poniendo en difícil situación a las regiones gobernadas por el PSOE que han rechazado por activa y por pasiva que se lleve a cabo esa negociación a dos.

Se ha guardado el vídeo “Queremos una financiación más justa para Castilla-La Mancha” en el baúl de los recuerdos. De hecho ya no se puede visualizar en la página del PSOE-PSCM. El vídeo se presentaba con un breve texto: “Cada día que pasa sin que el gobierno de Rajoy apruebe un nuevo sistema de financiación autonómica, Castilla-La Mancha pierde millones de euros que podrían destinarse a seguir mejorando la sanidad, la educación y los servicios públicos de nuestra región. Por eso los socialistas hemos iniciado una campaña para reclamar una financiación justa del Estado para nuestra Comunidad y para nuestros ayuntamientos”. Eso era el 9 de febrero. En estos casi seis meses lo único que ha cambiado ha sido el nombre del presidente del Gobierno de España. No se llama Rajoy, se llama Sánchez, pero los días pasan y no llega la nueva financiación.

El Consejo de Política Fiscal y Financiera abordará esta tarde la posible ampliación del margen de déficit para las Comunidades Autónomas y la ansiada propuesta de las regiones con gobierno del Partido Socialista de establecer “una armonización” entre regiones en los impuestos de sucesiones y donaciones. Este impuesto presenta una gran diferencia tanto en tipos como en bonificaciones entre las diferentes regiones, que tienen capacidad legislativa sobre el mismo. Y así hay algunas Comunidades como Madrid que han empleado su capacidad normativa para, dentro de su autonomía política y fiscal, rebajar los impuestos a sus ciudadanos, mientras otras, entre las que se encuentran las gobernadas por el PSOE, lo han hecho para subir esos impuestos.