www.clm21.es

PMI

La actividad del sector privado de la zona euro registró el pasado mes de julio su primera contracción en 17 meses como consecuencia del impacto en la demanda de la elevada inflación, según refleja el índice compuesto de gerentes de compras (PMI), que bajó hasta los 49,9 puntos desde los 52 del mes anterior.

El crecimiento de la actividad del sector servicios de España mantuvo en julio una evolución positiva con un sólido ritmo de expansión, según el índice de gerentes de compras (PMI), que se situó en 53,8 puntos, frente a los 54 del mes anterior, a pesar de la inflación y del deterioro de las expectativas económicas.

El crecimiento de la actividad del sector manufacturero de España se ralentizó en junio hasta mínimos de 17 meses, según el índice de gestores de compra (PMI), que bajó a 52,6 puntos desde los 53,8 de mayo, como consecuencia del impacto de la guerra de Ucrania en las perspectivas económicas y la inflación, que aumentan el riesgo de estanflación.

La actividad del sector manufacturero de España aceleró ligeramente su expansión en el mes de mayo, según el índice de gerentes de compra (PMI), que subió a 53,8 puntos desde los 53,3 de abril, ampliando así a 16 meses consecutivos el periodo de crecimiento, aunque el estancamiento de la demanda y la inflación sugieren que la estanflación representa una amenaza real.

El crecimiento de la actividad del sector privado en España se desaceleró en marzo como consecuencia de la incertidumbre generada por la guerra en Ucrania y las presiones inflacionistas, así como los problemas de suministro agravados por el paro de los transportistas, según refleja el índice compuesto de gestores de compra (PMI), elaborado por S&P Global.

El crecimiento de la actividad de las fábricas españolas se aceleró durante el mes de febrero, según el índice de gestores de compras (PMI), que alcanzó los 56,9 puntos, frente a los 56,2 del mes anterior, su mejor lectura en tres meses, según IHS Markit.

La actividad del sector manufacturero de España ha mantenido en enero el sólido ritmo de crecimiento registrado el mes anterior, lo que permite a las fábricas españolas acumular doce meses consecutivos de expansión, según el índice de gerentes de compra (PMI), a pesar de la elevada inflación y de los problemas de suministro.

El crecimiento de la actividad manufacturera de España se desaceleró en diciembre hasta su nivel más bajo desde febrero de 2021 como consecuencia de los desafíos planteados por los problemas de oferta y la subida de los precios, según refleja el índice de gestores de compra (PMI), elaborado por IHS Markit.

El producto interior bruto (PIB) de la zona euro probablemente registrará una contracción en el tercer trimestre de 2022, después de que la actividad del sector privado de la eurozona haya entrado en julio en terreno recesivo, según el dato preliminar el índice compuesto de gestores de compra (PMI), que ha marcado su peor lectura en 17 meses.

La actividad del sector privado de España mantuvo en mayo un fuerte ritmo de crecimiento, según el índice compuesto de gestores de compra (PMI), que se mantuvo en 55,7 puntos, gracias al impulso para el sector servicios procedente de la liberación de la demanda reprimida durante la pandemia tras levantarse las restricciones.

El crecimiento de la actividad manufacturera en España continuó perdiendo impulso durante el mes de abril, debido al impacto del paro de transportistas, la incertidumbre sobre la guerra en Ucrania y la preocupación por la inflación, lo que en conjunto provocó que el índice de gestores de compra (PMI) del sector manufacturero retrocediera a 53,3 puntos en abril desde los 54,2 registrados durante el mes anterior.

El crecimiento de la actividad de las fábricas españolas perdió ímpetu durante el mes de marzo, después de que a los problemas de la cadena de suministro se sumaran las dificultades relacionadas con la guerra en Ucrania y el paro de los transportistas, lo que provocó que el índice de gestores de compra (PMI) del sector manufacturero bajara a 54,2 puntos desde los 56,9 del mes anterior, su peor lectura en más de un año.

El crecimiento de la actividad del sector privado de la zona euro volvió a perder impulso en el mes de enero a raíz del impacto de la introducción de medidas de contención para frenar la propagación de la variante ómicron de la Covid-19, según refleja el índice compuesto de gerentes de compra (PMI), que señala a España como la economía más afectada.

El impacto de la nueva oleada de contagios provocada por la variante ómicron, aunque más débil que otras anteriores, ha causado una sensible desaceleración en la expansión del sector privado de la zona euro, según refleja el índice de gestores de compras (PMI), que ha bajado a mínimos de los últimos once meses, según datos de IHS Markit.

El crecimiento de la actividad del sector privado de la zona euro se ha ralentizado en diciembre como consecuencia del impacto de la nueva oleada de contagios por Covid-19, según refleja el índice compuesto de gestores de compra (PMI), que ha caído a 53,4 puntos desde los 55,4 del mes anterior, lo que supone su nivel más bajo en nueve meses, según IHS Markit.