www.clm21.es

Vacaciones

Llega el verano y con él las esperanzas se depositan en la recuperación turística en el que es el primer año sin restricciones tras la pandemia de coronavirus. Las previsiones apuntan a un incremento del número de personas que saldrán de vacaciones, así como el aumento del presupuesto para ellas. No obstante, el reparto económico será desigual en las distintas comunidades, ya en 2021 Castilla-La Mancha fue unas de las tres regiones con el gasto medio por turista más bajo y los castellano-manchegos se colocaron entre los turistas que más dinero invirtieron en sus vacaciones.

Los alojamientos de turismo rural de la Comunidad confían en las operaciones de esta Semana Santa para poder recuperar parte de los ingresos perdidos en el último año, en el que han cerrado 234 establecimientos y se han perdido más de 300 empleos. Los datos de febrero no han podido ser más desoladores. Si el año pasado en ese mes se registraban 14.206 turistas, en el de este año apenas han sido 1.450. De las 29.782 pernoctaciones se han pasado a las 9.268. Esa caída de más de 20.500 noches supone una pérdida de ingresos sólo en el mes pasado cercana al millón de euros.

  • 1