www.clm21.es
CLM cierra el primer cuatrimestre con un déficit de 267 millones de euros, el 0,61% del PIB
Ampliar

CLM cierra el primer cuatrimestre con un déficit de 267 millones de euros, el 0,61% del PIB

viernes 28 de junio de 2019, 10:48h
La aceleración del gasto en los primeros meses del año, previos a las elecciones autonómicas y la prórroga presupuestaria nacional con la congelación de la financiación, estaría detrás de que Castilla-La Mancha cerrara el primer cuatrimestre con un déficit de 267 millones de euros, equivalente al 0,61% de su Producto Interior Bruto (PIB). El objetivo de estabilidad presupuestaria para las Comunidades Autónomas en 2019 contempla que el déficit no rebase a final de año el 0,1% del PIB, lo que en el caso de Castilla-La Mancha supondría que el listón se situaría en los 43,55 millones de euros. En este mismo periodo el conjunto autonómico ha cerrado con un déficit de 2.425 millones de euros, el 0,19% del PIB nacional.
De las 13 regiones en las que hubo elecciones en mayo, sólo tres, Asturias, La Rioja y Navarra, presentaban superávit del 0,29%, del 0,21% y del 0,71% respectivamente. El resto rebasaban el límite anual del 0,1%. Navarra tiene un régimen diferenciado de financiación como Comunidad Foral, al igual que el País Vasco, que también presenta superávit del 0,67%. En el País Vasco, Galicia, Andalucía y Cataluña no se han celebrado elecciones autonómicas. Y en todas ellas salvo en Cataluña (0,24%) los desfases entre ingresos y gastos están por debajo del límite anual.

Baleares con unas necesidades de financiación ordinaria del 0,88% de su PIB y Murcia del 0,67% son las regiones españolas con mayor déficit. Tras ellas se sitúa Castilla-La Mancha (0,61%) y Extremadura (0,57%). La situación varía al computarse los anticipos de financiación que han recibido Baleares de 100 millones de euros y Valencia de 603. Estos adelantos elevan el déficit autonómico a 3.128 millones de euros (0,25% del PIB) y el de Baleares al 1,19% y el de Valencia al 0,84, lo que la convierte en la segunda región más deficitaria y desplaza a Castilla-La Mancha al cuarto puesto.

Durante los cuatro primeros meses de este año, los ingresos de nuestra Comunidad han llegado a los 1.948 millones de euros y han crecido en términos de contabilidad nacional un 2,6%. Los gastos totalizan 2.215 millones, lo que supone un aumento interanual del 7,7%. Los mayores impactos en el crecimiento del gasto lo han supuesto las medidas de revalorización de las retribuciones de los empleados públicos y el incremento de los consumos intermedios de la administración regional, que aglutinan no sólo los costes necesarios para el funcionamiento de la administración (suministros de agua, luz, teléfono, limpieza, seguridad…), también algunos suministros ligados directamente a la prestación de los servicios a los ciudadanos (farmacia hospitalaria, productos sanitarios, comedores escolares…).

A las mismas alturas del año pasado, el déficit del sector autonómico era de 1.994 (0,17% PIB). En el caso de Castilla-La Mancha se situaba en 158 millones equivalentes al 0,38% del PIB. En 2018, el objetivo de estabilidad para las Comunidades Autónomas fue del 0,4%. Precisamente el año pasado fue el primero en el que la región cumplió por primera vez con el objetivo de déficit al cerrar en diciembre con un desfase contable de financiación del 0,36% del PIB (149 millones de euros).

En lo que llevamos de década, los años más duros en Castilla-La Mancha fueron 2010 y 2011, con déficits del 6,29% y del 7,64%. Estos resultados del final de la legislatura de la presidencia de José María Barreda impulsaron los ajustes presupuestarios, que se dejaron notar en los años siguientes en la prestación de los servicios y en el mayor equilibrio y sostenibilidad de las cuentas públicas, En 2012 el déficit fue del 1,31%, en 2013 del 2,06, en 2014 del 1,89 y en 2015 del 1,62. Los tres años siguientes, que se corresponden al completo con el gobierno actual, las cifras se fueron rebajando al 0,82% en 2016, 0,70 en 2017 y 0,36% en 2018. Sólo en 2012 y 2016 el déficit de Castilla-La Mancha ha estado por debajo de la media del conjunto autonómico y sólo en 2018, nuestra Comunidad ha empezado a cumplir con el objetivo de déficit establecido legalmente.

Tradicionalmente los meses de abril, mayo y junio e incluso julio son en los que se computan los mayores déficits. Y las previsiones este año no auguran cambios, con un mayo electoral y con la paga extraordinaria de verano a los empleados públicos, todo hace prever un mayor crecimiento del gasto
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de clm21

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.