www.clm21.es
Sede del Ministerio de Hacienda.
Ampliar
Sede del Ministerio de Hacienda. (Foto: Raystorm vía Wikimedia Commons)

Las retenciones de fondos del Ministerio a las Comunidades elevan las facturas pendientes de pago a sus proveedores

  • El montante total de facturas pendientes del sistema autonómico ascendía en julio a 4522,91 millones de euros frente a los 3.999,35 millones de un año antes
  • En Castilla-La Mancha el volumen económico de las facturas es de 255,06 millones de euros frente a los 139,96 de hace un año

jueves 03 de octubre de 2019, 00:06h
Las retenciones por parte del Ministerio de Hacienda de la actualización de las entregas a cuenta a las Comunidades Autónomas y de otros fondos de su financiación tienen su reflejo en el pago de los gobiernos regionales a sus proveedores. En julio, la deuda comercial autonómica era un 13% más alta que la registrada el mismo mes del año pasado y los plazos medios de pago a proveedores han pasado de 33 días a 39. En el caso de Castilla-La Mancha, el montante de las facturas ha aumentado un 83,55% en comparación con julio de 2018 y los plazos de abono han pasado a ser de casi 45 días, 13 más que hace un año.
La deuda comercial autonómica ascendía a finales de julio a un montante global de 4.522,91 millones de euros, equivalente al 0,36% del PIB nacional y el Periodo Medio de Pago (PMP) se situaba en 39,22 días por encima del plazo legal establecido en 30 días. En el caso de Castilla-La Mancha, la cuantía de facturas pendientes de abono alcanza los 255,06 millones de euros (0,59% del PIB) y el PMP es de 44,82 días, 10,67 más que un mes antes.

El año pasado, en el que no existían las tensiones derivadas de las retenciones de las entregas a cuenta, las facturas pendientes de pago del conjunto autonómico eran de 3.999,35 millones. Es decir las facturas pendientes han aumentado un 13,09% (523 millones). En nuestra Comunidad, la deuda comercial es un 83,55% mayor a la de hace un año, cuando el gobierno debía a proveedores 138,96 millones, lo que suponen 116,1 millones menos.
A pesar de estas retenciones, los gobiernos autonómicos están haciendo un esfuerzo para reducir sus facturas pendientes de pago. Así en julio lograron rebajar la deuda en 375 millones, aún a costa de aumentar en 3 días el Periodo Medio de Pago. No obstante, en julio superaban el plazo máximo de 30 días, Aragón, Islas Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Cataluña, Madrid, Murcia, La Rioja y Comunidad Valenciana.

El 92,24% de la deuda comercial se concentra en operaciones corrientes con un importe de 4.171,93 millones de euros, mientras que el 7,76% restante, equivalente a 350,98 millones de euros, corresponde a operaciones de capital.

Del volumen total en facturas, 3.212 millones de euros tienen su origen en los servicios de salud, que representa el 71,02% del total de la deuda comercial. Este sector ve como los pagos autonómicos se realizan en 43,49 días. En el caso de Castilla-La Mancha, la mayor deuda con los proveedores sanitarios es de 212,66 millones de euros y representa el 83,4% del total de facturas pendientes que tiene la Comunidad.

La deuda comercial forma parte de la deuda no financiera en la que se incluyen además subvenciones, convenios, ayudas y otras transferencias de las administraciones. El total de la deuda no financiera de las Comunidades asciende a 10.527 millones, que equivalen al 0,84% del PIB. La deuda no financiera de Castilla-La Mancha es de 412,91 millones de euros, que suponen el 0,95% del PIB.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios