www.clm21.es

pago a proveedores

El Gobierno recoge en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE), presentados este miércoles, medidas de apoyo destinadas a Entidades Locales (EELL) que tengan problemas financieros y hayan incumplido el Periodo Medio de Pago a Proveedores (PMP) en diciembre de 2020 o marzo o junio de 2021.

Durante el mes de julio, el gobierno regional se mantuvo en el grupo de ejecutivos autonómicos con mayor agilidad en el pago a sus proveedores. El periodo Medio de Pago de nuestra región se situó en 18,58 días, mientras que en el conjunto fue de 23,97. Murcia, con 5,62 días de media fue la más ágil en el abono de las facturas a sus proveedores, mientras que Cataluña, con 32,56 fue la que pagó con mayor demora, siendo la única que incurrió en morosidad al sobrepasar los 30 días.

El aumento de ingresos en las arcas de la Comunidad Autónoma durante los meses de junio y julio se dejó notar en una mayor agilidad en los pagos. En junio, la Comunidad logró rebajar su Periodo Medio de Pago a proveedores (PMP) en siete días y situarlo en 16,5. En julio, el PMP también presentó un buen dato, aunque sufrió un ligero repunte hasta los 18,5 días.

El Gobierno regional cerró mayo con un periodo medio de pago a sus proveedores de 23,40 días. Con este son seis meses ya de cumplimiento continuado con la normativa antimorosidad que obliga a las administraciones públicas a hacer efectivos sus pagos en menos de 30 días.

  • El plazo de pago no debe sobrepasar los 30 días desde el registro de la factura y España sobrepasa los 77
  • Las administraciones cierran los ejercicios pasando buena parte de las facturas pendientes de pago al año siguiente

Europa se ha cansado del juego de trileros y ha dado un ultimátum a España para que las administraciones públicas reduzcan su Periodo Medio de Pagos. En 2015 la UE abrió un expediente a España por la excesiva morosidad de las instituciones españolas. El expediente quedó paralizado por el compromiso de España de adoptar medidas correctoras y de cumplir con sus proveedores en menos de 30 días. Pero a finales de 2017, la UE vio que España contaba los plazos a su manera y dejaba correr hasta un mes para iniciar la cuenta. El gobierno español se vio obligado a modificar el sistema y ajustarse al que tienen todos los países de la UE. Fue en abril de 2018 y en esa fecha y con el nuevo método de cálculo todas las administraciones, especialmente las Comunidades Autónomas y las Corporaciones Locales dispararon sus PMP e incumplieron la normativa antimorosidad de la UE. En 2020, el PMP de las administraciones españolas fue de 77 días, según la Unión, aunque los datos de Hacienda señalan que sólo las corporaciones locales incumplieron y pagaban a 50 días.

La deuda de las Comunidades Autónomas españolas con sus proveedores asciende a 3.064 millones de euros, 1.166 millones de euros menos que hace un año (-27,5%). La mayor parte de las facturas pendientes de pago siguen manteniéndose con el sector sanitario, al que se le adeuda 2.134 millones, si bien es en este sector donde se produce la reducción anual. En el caso de Castilla-La Mancha, su deuda comercial se eleva a 108,8 millones de euros, de los que 86,7 millones son con los proveedores de Sanidad. La Hacienda Autonómica ha reducido el volumen de facturas en 52 millones de euros (-32,35%), de los que 40 son en importes de sus suministradores sanitarios.

  • La deuda comercial de la Comunidad se sitúa en 97 millones de euros
  • La reducción del volumen y de plazos refleja el saneamiento de la tesorería del Gobierno regional

Tras cerrar 2020 con el mayor superávit de la historia (159 millones de euros), la Junta ha iniciado 2021 reduciendo el volumen de dinero en facturas pendientes de abono a sus proveedores y agilizando los plazos del pago de las mismas. En enero, la deuda comercial del gobierno de la Comunidad se situaba en 97 millones de euros, 26,4 menos (-21,4%) que en diciembre y un 65,7% por debajo de la registrada hace un año cuando se situaba en 318 millones. Los plazos de pago han pasado de los 64 días de enero de hace un año a estar por debajo de los 23 días en 2021.

  • La UCLM, con 4,9 días de media, la institución más ágil en el pago a proveedores

Los pagos de los organismos y entes públicos de Castilla-La Mancha en enero confirman que las tensiones de tesorería que caracterizan la gestión económica de algunos de estos organismos se mantienen en el arranque del año. Las empresas de radio y de televisión pública y la de gestión ambiental han iniciado el año con periodo medios de pago (PMP) superiores a los 30 días, en un contexto en el que la Comunidad Autónoma en su conjunto pagó a sus proveedores en menos de 23 días y las Consejerías lo hicieron en 24,5. La normativa establece que el sector público debe efectuar sus pagos en un plazo no superior a los 30 días.

Castilla-La Mancha mejoró sus indicadores de gestión de tesorería en el primer semestre del año, con una reducción de su deuda no financiera, una caída del volumen de facturas pendientes de pago y una mayor rapidez en el abono de estas. Así lo indican los datos del Ministerio de Hacienda referidos al sector autonómico, que presentan a nuestra Comunidad como la quinta más ágil en el pago a sus proveedores, con un plazo medio de 16,51 días, casi ocho por debajo de la media del sector autonómico, que se situó en 24,45 días, y seis días menos que un año antes.

En mayo, el gobierno regional redujo drásticamente (-60,28%) su deuda con proveedores que al final de mes quedó en 59,9 millones de euros, frente a los 150,7 con los que terminó abril. En el conjunto autonómico, nuestra Comunidad fue la segunda con una mejor evolución en el acumulado de facturas pendientes de pago, sólo por detrás de La Rioja, que la aminoró en un 62,22%. La cuantía de las facturas pendientes de pago de Castilla-La Mancha está en mínimos históricos.

A decir de los datos del Ministerio de Hacienda (que puedes consultar abriendo el archivo adjunto), son las 75 corporaciones locales morosas de Castilla-La Mancha. Bien es cierto que sólo una de cada tres está fichada por el Ministerio, las otras dos se escapan al control y Hacienda carece de datos. Y de todas, la que más tarda en pagar a sus proveedores (diciembre de 2020) era Yepes, que lo hacía en 762,54 días, es decir más de un año y un mes. Ese es el Periodo Medio de Pago (PMP), que según la normativa europea no puede pasar de los 30 días y la morosidad le va a costar una sanción a nuestro país. Claro que Yepes no es el que más debe (adeuda 835.790 euros), ni el que tiene la peor situación financiera. Chozas de Canales es el que tiene la combinación más complicada, el mayor volumen de facturas sin pagar de toda la Comunidad (casi 10 millones de euros) y el segundo PMP más dilatado: 549,19 días (año y medio).

El gobierno regional cerró el primer trimestre con un volumen de 187 millones de euros en facturas pendientes con sus proveedores de bienes y servicios. La mayor parte de esta deuda se sumó en marzo. Tras haber arrancado el año en el grupo de regiones más ágiles en hacer efectivos los abonos, terminó el trimestre con la segunda Comunidad con mayor carga de su deuda comercial, equivalente al 0,45% del PIB.

  • Su Periodo Medio de Pago es de 3,37 días y el de la Comunidad Autónoma en su conjunto, de 18,45
  • El SESCAM que concentra el grueso del presupuesto de la Junta con proveedores paga a 17,73 días

El saneamiento de las finanzas de la Junta de Comunidades se deja sentir en la tesorería y en el pago a proveedores. Según el dato avanzado por la Hacienda Autonómica, en febrero el Periodo Medio de Pago a Proveedores se situó en 18,45 días. El avance de los datos de febrero coincide prácticamente con la publicación por parte del Ministerio de los indicadores de deuda comercial y pago a proveedores de todas las Comunidades referidos a un mes antes. La Universidad de Castilla-La Mancha es la institución más ágil en la relación con sus proveedores, a los que hace efectiva sus facturas en 3,37 días. La UCLM recibe una transferencia mensual de la subvención nominativa prorrateada por parte del gobierno de la Comunidad.

A pesar del incremento del gasto por el impacto de la pandemia,

  • A finales de 2020, las obligaciones para abonar ascendían a 123,38 millones de euros, un 56,7% menos que en 2019
  • La deuda no financiera (facturas y transferencias) de la Comunidad sumaba 248 millones

A finales de diciembre de 2020, las facturas de proveedores de la Junta de Comunidades pendientes de pago ascendían a 123,38 millones de euros, una cuantía equivalente al 0,32% del PIB. En términos interanuales el gobierno logró reducir las facturas pendientes de abono en un 56,7% (161,4 millones de euros), respecto a diciembre de 2019. El dato de volumen acumulado es el más bajo de los últimos años

  • Tras ocho meses por debajo del límite legal, el Periodo Medio de Pago se situó en 34,04 días

En noviembre se rompió la serie de ocho meses en los que la Comunidad venía pagando a sus proveedores por debajo de los 30 días y se fue a los 34,04 frente a los 28,76 de octubre. Ese aumento de los plazos tuvo su origen en el incremento del Periodo Medio de Pago (PMP) de organismos públicos y entes instrumentales, mientras las Consejerías (departamentos administrativos) rebajaron ligeramente su PMP y pagaron en 19,92 días.