www.clm21.es

periodo medio de pago

  • El Periodo Medio de Pago de la Comunidad en marzo fue de 50,93 días

Con 1.505 millones de euros recaudados en el primer trimestre, el gobierno regional tuvo que hacer frente a pagos por valor de 2.228 millones de euros, lo que provocó que se incrementase el plazo de pago a proveedores, que de media alcanzó los 50,93 días, aunque algunos entes instrumentales superaron ese plazo, como Geacam que llegó a rebasar los 80 días y otros como la televisión los 55 y el SESCAM los 53. La razón de este desfase se encuentra en la demora del gobierno central en hacer los libramientos de los créditos del Fondo de Liquidez Autonómica, así como unas entregas a cuenta por debajo de lo que correspondería a esas alturas de año. La normativa contra la morosidad establece que las administraciones públicas no pueden rebasar los 30 días en el pago de sus facturas.

El Periodo Medio de Pago de la Comunidad es de 42,27 días

  • A esa cuantía en facturas sin pagar se suman otro 106,8 millones de subvenciones pendientes de abono, lo que deja la deuda no financiera en 361,34 millones (0,83% del PIB)
  • El 44% de la cuantía pendiente es de operaciones realzadas en ejercicios anteriores

A finales del primer bimestre del año, el gobierno regional mantenía facturas sin pagar por importe de 241,63 millones de euros, equivalente al 0,56% del PIB regional. El 44% del volumen de estas facturas pendientes de pago pertenecen a años anteriores. En concreto, la región arrastraba en esa fecha 106,8 millones de euros de ejercicios pasados. En febrero, la Junta empeoró el Periodo Medio de Pagos que pasó a ser de 42,27 días frente a los 41,64 de enero. El límite legal para pagar las facturas es de 30 días. A partir de esa fecha, las administraciones públicas incurren en mora y los proveedores pueden reclamar el abono de intereses.

Aumentan las tensiones de tesorería y el plazo de pago a proveedores

  • La deuda no financiera de Castilla-La Mancha alcanza los 313 millones de euros, el 0,75% del PIB regional
  • Siete Comunidades Autónomas incumplen el plazo legal de pago a proveedores

Castilla-La Mancha se encuentra entre las siete Comunidades Autónomas que incumplen el plazo legal de pago a proveedores de 30 días. Con una media de 47,36 días en noviembre, se sitúa como la tercera región española que más tarda en abonar sus facturas. Sólo Cantabria con 77,09 días de media y Valencia con 52,01 días, son menos diligentes en el abono a sus suministradores de bienes y servicios. El Periodo Medio de Pago del sector autonómico está en los 33,24 días. Una discrepancia entre el Ministerio de Hacienda y el gobierno regional sobre las entregas a cuenta, que se ha saldado con el envío a Castilla-La Mancha de 83 millones menos de lo anunciado, ha agravado la situación financiera de la Comunidad, que arrastra las dificultades de la infrafinanciación.

Paga a sus proveedores a más de 30 días

El gobierno de Castilla-La Mancha lleva cinco meses consecutivos incumpliendo el límite máximo de 30 días para pagar a sus proveedores. Los últimos datos, referidos a agosto, señalan que el plazo medio de pago de la Comunidad Autónoma fue de 35,08 días. En el caso del gobierno regional del presidente García-Page, ese plazo se incrementó a 38,71 días. Es el peor dato desde el mes de mayo. Los retrasos en los pagos afectaban a facturas y derechos por valor de 250 millones de euros, que se acumulaban en la Junta de Comunidades (0,6% del PIB). De ese dinero, la mitad correspondía a proveedores y la otra mitad a beneficiarios de convenios, subvenciones y ayudas.

Con una deuda de 84,64 millones y con dos meses consecutivos incumpliendo la ley de morosidad al pagar en plazos superiores a los 30 días, el gobierno de Castilla-La Mancha quedó sujeto a que el Ministerio de Hacienda retuviera los fondos a satisfacer a la Comunidad Autónoma por los recursos de los regímenes de financiación, con el objeto de pagar directamente a los proveedores.

En junio el periodo medio fue de 33,82 días, superando el límite legal de 30 días

El gobierno regional todavía no acaba de digerir el nuevo método de cálculo del periodo medio de pago (PMP) a proveedores y sigue instalado en la morosidad en el abono de las facturas, superando el límite máximo de 30 días que establece la ley. En junio el PMP del Ejecutivo autonómico fue de 33,82 días.

De los 233,4 millones en facturas sin pagar, 65 millones se arrastran de años anteriores

Castilla-La Mancha mantenía a finales del primer trimestre del año una deuda no financiera de 326,7 millones de euros (0,78% de su PIB). De esa deuda no financiera 233,4 millones correspondía a facturas de proveedores que estaban pendientes de pago, es la denominada oficialmente deuda comercial, que representaba el 0,56% del PIB regional. Sólo Cantabria (0,79% del PIB), Comunidad Valenciana (0,73%), Cataluña (0,63%), Extremadura (0,62%) y Murcia (0,57%) presentaban un peso mayor de deuda con sus proveedores en relación al PIB.

La Junta paga a sus proveedores a 40,21 días, incumpliendo la Ley de Antimorosidad

La deuda del gobierno regional con sus proveedores se incrementó en un año en el 32,47%, según el informe de “Plazo a proveedores y deuda comercial de las Comunidades autónomas” de noviembre de 2017. En concreto, la Junta debía a sus proveedores 236 millones de euros 58 más que en el mismo mes de 2016. El gobierno debía otros 138 millones de euros a beneficiarios de subvenciones o convenios. En total, a falta de un mes para terminar el año, el gobierno tenía una deuda no financiera de 374,28 millones de euros.

Los datos de enero revelan que persisten los problemas en el grupo de radio y televisión de Castilla-La Mancha, en la empresa de Gestión Ambiental (GEACAM) y en el Servicio de Salud (SESCAM) para pagar a sus proveedores dentro del plazo legal de 30 días establecido para los organismos y empresas públicas. Estos entes instrumentales de la administración autonómica se mantienen un mes más en mora y provocan que la Comunidad también incurra en morosidad, con un plazo medio de abono de sus facturas a proveedores de 41,10 días.

El gobierno de Castilla-La Mancha cerró el tercer trimestre con una deuda no financiera de 280 millones de euros, equivalente al 0,67% del Producto Interior Bruto (PIB) regional. De esa cuantía 153 millones (0,37% del PIB) eran en facturas pendientes de pago, la cifra más alta desde mayo, aunque es inferior en 23 millones a la que el ejecutivo tenía un año antes. Sólo en septiembre el importe de las facturas sin pagar creció un 21,54% y situó a nuestra región como la tercera en la que más aumentó el volumen de las cuantías de las facturas pendientes de pago y como la sexta región con más deuda comercial de España, tanto en valores absolutos como en relación a su riqueza.

El PMP de la Comunidad en julio fue de 32,05 días y el de las consejerías de 36,88

  • Las consejerías pagaron en abril a 46,68 días, en mayo a 36,77, en junio a 33,82 y en julio a 31,09
  • El Periodo medio de Pago de la Comunidad (en el que computan otros organismos e instituciones) en los últimos cuatro meses sólo ha bajado de 30 días en junio

La Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha fue durante junio la novena de España en cuanto periodo medio de pago a sus proveedores. Con un tiempo medio de 28,02 días se situó como una de las doce regiones que cumplieron el plazo máximo de abono establecido en 30 días. Si bien en el caso de nuestra Comunidad se da la circunstancia que ese plazo se consiguió por otras administraciones y organismos diferentes a las Consejerías del Gobierno. Las Consejerías del gobierno incumplieron la ley sobre morosidad por cuarto mes consecutivo y abonaron sus facturas a 33,82 días.

Tras incumplir la ley de lucha contra la morosidad en los meses de abril, mayo y junio

El gobierno regional ha hecho público un rocambolesco comunicado sobre el periodo medio de pago a proveedores, en el que no se determina cuál ha sido ese plazo medio en el que ha abonado sus facturas en los últimos meses (el comunicado se ofrece íntegramente al final de esta información). La causa de esta peculiar información reside en que en los últimos meses el gobierno del presidente García-Page ha incumplido sistemáticamente el plazo legal de 30 días y ha incurrido en morosidad y paga a más días que la media de Comunidades Autónomas. El comunicado, que también recoge datos que no son ciertos, es un claro ejemplo de lo que se conoce como noticia falsa (fake news), que se propaga de forma rápida en la medida que los medios de comunicación lo reproducen y corre por las redes sociales.

Incumple en abril y mayo los plazos legales de pago fijados en 30 días

La adaptación a la normativa europea del sistema de contabilización de pago a proveedores ha hecho que el gobierno de Castilla-La Mancha incumpla desde esa adecuación la ley de morosidad, pagando a sus proveedores pasados 30 días. La adaptación llegó tras la denuncia de algunos proveedores de que la administración contabilizaba los plazos a su conveniencia y ganaba un mes en comparación con la normativa europea.

El Ejecutivo autonómico arrastra más de 70 millones de euros en facturas de otros años

El gobierno del presidente García-Page ha elevado las facturas sin pagar en un 10,4% en el último año. Durante los dos primeros meses de 2018 todavía arrastraba 70,66 millones en facturas de años anteriores. En total, a finales de febrero debía 244 millones a sus proveedores. El año pasado la deuda comercial en el mismo mes era de 221,7 millones, de los que sólo 45 eran de otros ejercicios.

Las administraciones públicas deben contabilizar los plazos en días naturales

Se acabaron las trampas en el solitario. Los plazos de pago a proveedores por las administraciones públicas españolas, incluidas las Comunidades Autónomas, deberán computarse conforme a la ley de morosidad, es decir, en días naturales y por tanto la administraciones públicas españolas deberán pagar en menos de 30 días naturales. A partir de esa fecha, los proveedores podrán exigirles intereses de demora. La medida ha sido adoptada por el gobierno central, tras las advertencias de la Unión Europea, que tiene a nuestro país bajo vigilancia por el Procedimiento de Déficit Excesivo y que se ha hecho eco de las quejas presentadas por varias asociaciones españolas contra la morosidad.