www.clm21.es

pmp

Aumentan las tensiones de tesorería y el plazo de pago a proveedores

  • La deuda no financiera de Castilla-La Mancha alcanza los 313 millones de euros, el 0,75% del PIB regional
  • Siete Comunidades Autónomas incumplen el plazo legal de pago a proveedores

Castilla-La Mancha se encuentra entre las siete Comunidades Autónomas que incumplen el plazo legal de pago a proveedores de 30 días. Con una media de 47,36 días en noviembre, se sitúa como la tercera región española que más tarda en abonar sus facturas. Sólo Cantabria con 77,09 días de media y Valencia con 52,01 días, son menos diligentes en el abono a sus suministradores de bienes y servicios. El Periodo Medio de Pago del sector autonómico está en los 33,24 días. Una discrepancia entre el Ministerio de Hacienda y el gobierno regional sobre las entregas a cuenta, que se ha saldado con el envío a Castilla-La Mancha de 83 millones menos de lo anunciado, ha agravado la situación financiera de la Comunidad, que arrastra las dificultades de la infrafinanciación.

Acumula 298,4 millones en deuda no financiera

Tras el paréntesis del mes de junio, en el que el gobierno logró cumplir los plazos legales de pago a proveedores, el Ejecutivo del presidente García-Page ha vuelto a la senda del incumplimiento de la ley contra la morosidad y está abonando sus facturas a más de 30 días. El deterioro de tesorería afecta fundamentalmente a los proveedores de bienes y servicios del sector sanitario. La deuda con proveedores asciende a 138,96, a los que hay que sumar otros casi 160 millones que debe a beneficiarios de ayudas, subvenciones y convenios.

Con una deuda de 84,64 millones y con dos meses consecutivos incumpliendo la ley de morosidad al pagar en plazos superiores a los 30 días, el gobierno de Castilla-La Mancha quedó sujeto a que el Ministerio de Hacienda retuviera los fondos a satisfacer a la Comunidad Autónoma por los recursos de los regímenes de financiación, con el objeto de pagar directamente a los proveedores.

En junio el periodo medio fue de 33,82 días, superando el límite legal de 30 días

El gobierno regional todavía no acaba de digerir el nuevo método de cálculo del periodo medio de pago (PMP) a proveedores y sigue instalado en la morosidad en el abono de las facturas, superando el límite máximo de 30 días que establece la ley. En junio el PMP del Ejecutivo autonómico fue de 33,82 días.
  • 1

El PMP de la Comunidad en julio fue de 32,05 días y el de las consejerías de 36,88

  • Las consejerías pagaron en abril a 46,68 días, en mayo a 36,77, en junio a 33,82 y en julio a 31,09
  • El Periodo medio de Pago de la Comunidad (en el que computan otros organismos e instituciones) en los últimos cuatro meses sólo ha bajado de 30 días en junio

La Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha fue durante junio la novena de España en cuanto periodo medio de pago a sus proveedores. Con un tiempo medio de 28,02 días se situó como una de las doce regiones que cumplieron el plazo máximo de abono establecido en 30 días. Si bien en el caso de nuestra Comunidad se da la circunstancia que ese plazo se consiguió por otras administraciones y organismos diferentes a las Consejerías del Gobierno. Las Consejerías del gobierno incumplieron la ley sobre morosidad por cuarto mes consecutivo y abonaron sus facturas a 33,82 días.

Tras incumplir la ley de lucha contra la morosidad en los meses de abril, mayo y junio

El gobierno regional ha hecho público un rocambolesco comunicado sobre el periodo medio de pago a proveedores, en el que no se determina cuál ha sido ese plazo medio en el que ha abonado sus facturas en los últimos meses (el comunicado se ofrece íntegramente al final de esta información). La causa de esta peculiar información reside en que en los últimos meses el gobierno del presidente García-Page ha incumplido sistemáticamente el plazo legal de 30 días y ha incurrido en morosidad y paga a más días que la media de Comunidades Autónomas. El comunicado, que también recoge datos que no son ciertos, es un claro ejemplo de lo que se conoce como noticia falsa (fake news), que se propaga de forma rápida en la medida que los medios de comunicación lo reproducen y corre por las redes sociales.

Las regiones españolas (sin considerar País Vasco) redujeron su deuda con proveedores en el mes de julio en 290 millones de euros respecto a junio. Julio cerró con 6.361 millones de facturas pendientes de pago por los gobiernos autonómicos, el 0,54% del PIB. A esa cuantía hay que sumar otros compromisos pendientes de pago (fundamentalmente en subvenciones) por 4.125 millones de euros, lo que sitúa el total de la deuda no financiera autonómica en 10.486 millones de euros, el 0,96% del Producto Interior Bruto.