www.clm21.es
Los indicadores siguen marcando la contracción del PIB español, incluso antes del cierre de la actividad económica
Ampliar

Los indicadores siguen marcando la contracción del PIB español, incluso antes del cierre de la actividad económica

miércoles 22 de abril de 2020, 21:19h
Los datos PMI de Servicios de marzo y la Producción Industrial de febrero han acentuado la caída del Producto Interior Bruto (PIB) estimada por el modelo dinámico “MIPred”de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF). Las nuevas estimaciones actualizadas sitúan el PIB del primer trimestre ya en una tasa intertrimestral negativa del -0,18%, e intensifican la caída del segundo trimestre hasta el -1,61%. Todo ello con datos de coyuntura de febrero, antes que se hayan empezado a introducir en el cálculo los datos oficiales de de marzo, mes en el que la actividad económica de nuestro país cayó drásticamente por las medidas adoptadas como consecuencia del estado de alarma.
Y cita por un lado, la producción (IPI), que prolonga en febrero la senda contractiva del arranque del año (-1,3% interanual), lastrada, sobre todo, por las ramas energéticas. Por otro lado, Bankiaestudios indica que el PMI (índice de gestores de compras) del sector manufacturero cayó en marzo a mínimos de casi siete años (45,7), tras apuntarse el mayor retroceso desde 2008 (4,7 puntos), fruto del fuerte deterioro de todos sus componentes: la producción y los pedidos, tanto nacionales como internacionales, anotan la mayor caída desde 2012, los plazos medios de entrega de proveedores sufren un deterioro histórico, las exportaciones caen al mayor ritmo en más de una década, la confianza se desploma a su nivel mínimo y las plantillas acusan el mayor descenso desde noviembre de 2013.

El IPI cayó en febrero, por segundo mes consecutivo, un 1,3% interanual, acumulando un descenso en el acumulado de los dos primeros meses del año del 1,8%, lo que apuntaría al peor trimestre desde finales de 2018 (+0,5% en el cuarto trimestre de 2019). Este fuerte deterioro respecto al último trimestre de 2019 se explica, fundamentalmente, por el peor comportamiento de maquinaria y equipo, productos metálicos y, sobre todo, suministro de electricidad y gas, en contraste con la mejoría de material y equipo eléctrico.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios