www.clm21.es
Kraft, Nestlé, Danone... Las grandes marcas de alimentación y consumo se van sumando a la subida de precios
Ampliar

Kraft, Nestlé, Danone... Las grandes marcas de alimentación y consumo se van sumando a la subida de precios

Las principales marcas de los lineales del supermercado van cayendo poco a poco en las redes de la inflación. Según se van dando a conocer los resultados del trimestre de las grandes compañías, estas aprovechan para comunicar sus planes a futuro, que pasan por una subida generalizada de precios como consecuencia del incremento de los costes.
En las últimas semanas ha sido un goteo constante de empresas que se han sumado a la política de subida de precios para salvaguardar los resultados económicos frente al encarecimiento de los gastos de producción y distribución de productos: Unilever y su principal competidor, Procter & Gamble, el principal productor de arroz y pasta de España (Ebro Foods) y la principal compañía de aceite (Deoleo). A ellos se suman también otras grandes compañías multinacionales como Nestlé, Kraft Heinz o Danone.

Las subidas anunciadas van hasta el 4% sobre el precio actual, como consecuencia de repercutir en el consumidor los problemas de abastecimiento de materias primas, el encarecimiento imparable del precio de la energía y las dificultades de logística.

De esta forma, se protegen los resultados de las multinacionales en el próximo ejercicio, que se mantendrán en positivo según sus previsiones.

Según las últimas previsiones del Instituto Nacional de Estadística, el precio de la cesta de la compra registra un incremento del 1,6% interanual, llegando la subida al 1,8% en el caso de los productos elaborados.

Otro indicador es el del desayuno, que se ha disparado un 63% y se encuentra en su mayor nivel de la última década. Este es un marcador que pondera el precio de los alimentos que componen la primera comida del día y que elabora el Financial Times.

Por su parte, el Consejo General de Economistas ha advertido esta misma semana que la problemática del aprovisionamiento de suministros y el bloqueo de los contenedores persistirá y que incluso podría alargarse su solución hasta principios del 2023, si bien creen que pesará más la contención de los precios de la energía y las materias primas en el primer semestre de 2022 y la inflación empezará a normalizarse en el próximo ejercicio.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios