www.clm21.es
La crisis de suministros de McDonald’s en España llega también al Happy Meal
Ampliar

La crisis de suministros de McDonald’s en España llega también al Happy Meal

Por CLM21
La cadena norteamericana de comida rápida McDonald’s comienza a tener serios problemas para mantener el normal funcionamiento de sus restaurantes. A la escasez de materias primas como el pollo, de la que se hizo eco este jueves Clm21.es, se suma la ausencia de uno de los productos estrella de la cadena. En las últimas semanas ha comenzado a ser misión imposible conseguir uno de los componentes más apreciados de su menú infantil, el Happy Meal,y su causa está directamente relacionada con la crisis internacional de abastecimiento de algunos productos .
En concreto se trata del juguete que tradicionalmente McDonald’s incluye como regalo en su menú dedicado a los más pequeños. Durante décadas este ha sido el principal reclamo para las familias y, ahora, es difícil encontrar un local de la cadena que tenga stock.

Según recoge el diario La Información, existe un problema generalizado en la distribución de los juguetes del menú Happy Meal, que ha provocado que numerosos locales opten por eliminar siquiera la opción de elegir entre juguete o libro a la hora de adquirir un menú infantil, siendo el libro la única alternativa.

Otros restaurantes capean como pueden la falta de suministros ofreciendo juguetes de promociones anteriores que conservan para situaciones de emergencia en sus almacenes, una solución temporal que, de no resolverse el problema, acabará por ser insuficiente.

Los trabajadores de los locales señalan que, si antes recibían alrededor de doce cajas repletas de los codiciados juguetes, ahora apenas les llega una.

Haciendo un análisis más profundo del problema, este no es sino otro síntoma de la complicada situación que han comenzado a provocar los cuellos de botella en la distribución y la logística internacionales.

Por un lado, los juguetes que distribuye McDonald’s provienen de un almacén en Alemania, que se ve afectado por la escasez de camioneros que afecta a toda Europa.

Por otro, la fabricación de los mismos tiene su origen en China, por lo que también le afecta la saturación de las vías marítimas y los puertos de mercancías, que no pueden dar respuesta a la creciente demanda tras el parón provocado por la pandemia.

La crisis de desabastecimiento de McDonald’s es sólo la punta del iceberg, una pequela muestra de las posibles consecuencias a medio plazo de los cuellos de botella sobre el consumo, sobre todo a las puertas de la Navidad, la época de auge del consumismo por excelencia.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios