www.clm21.es
El horizonte económico-financiero amenaza a medio plazo las delicadas finanzas de la Junta
Ampliar

El horizonte económico-financiero amenaza a medio plazo las delicadas finanzas de la Junta

martes 16 de enero de 2018, 21:09h

Encarecimiento de la financiación, mayor compromiso de gasto público, imposibilidad de incurrir en déficit, caída del crecimiento económico, obligación de reducción de la deuda viva, mayor inflación y un escenario adverso de política monetaria es un cóctel que anticipa un escenario complejo en el horizonte de dos años para el gobierno autonómico que salga de las urnas el año que viene. A ello habrá que añadir el impacto del nuevo modelo de financiación autonómica. Por si fuera poco, ese horizonte va precedido de un año y medio preelectoral que va a provocar mayores tensiones económico financieras (es el periodo de cualquier legislatura de cualquier administración donde se aceleran los gastos), que quedarán al descubierto cuando el ejecutivo que entre en 2019 haga el balance.

En un escenario sin presupuestos generales del Estado para 2018 ni la existencia de una negociación decidida para el establecimiento del nuevo modelo de financiación, el Ministerio de Hacienda ha garantizado el mantenimiento del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) para este año, en el que inyectará a nuestra Comunidad al menos 1.847millones de euros, una liquidez similar a la del año pasado. En los tres ejercicios completos (2016-2018) desde que llegó García-Page a la Presidencia, nuestra Comunidad recibirá del Estado 5.727 millones de euros de inyecciones de liquidez para poder atender sus vencimientos de deuda y el pago a proveedores.

El mantenimiento del Fondo, en un proceso de recuperación económica está cuestionado por algunos sectores políticos y económicos que se inclinan por su desaparición y que las diferentes regiones españolas logren sus créditos en el mercado financiero. Esta postura, que algunas voces estiman que debería darse tras la finalización del plazo del Procedimiento de Déficit Excesivo para nuestro país, dificultaría aún más la capacidad financiera de Castilla-La Mancha, dado su elevado endeudamiento. Castilla-La Mancha es la segunda región española con mayor deuda en función de su riqueza (PIB). Nuestra región forma parte del grupo de Comunidades que postulan la condonación total o parcial de la deuda y para ello tiran de una deuda histórica a compensar. El Ministerio que ha metido a las Autonomía casi 213.000 millones no está por la labor de perdonar la deuda, aunque sí de alargar los plazos de pago para hacerla más asumible.

A partir de 2020, nuestra Comunidad no podrá incurrir en déficit y deberá centrar sus esfuerzos en la reducción de la deuda, que no podrá sobrepasar el 32,8% del PIB regional (el límite para la media del sector autonómico es del 22,4%), lo que complicará aún más la situación financiera de la Junta.

Esta delicada situación coincidirá con el asumido proceso de desaceleración económica regional, con una caída en el crecimiento del PIB, el valor que sirve de referencia para los diferentes cálculos. La caída prevista será de casi un punto en función de los valores alcanzados en 2016.

En el marco económico también serán muy relevantes varias variables que ya barajan los expertos y de las que ha informado clm21.es. Por un lado, la retirada de compra de valores de deuda soberana por parte del Banco Central Europeo, por otro el encarecimiento del precio oficial del dinero. A ello habrá que sumar el repunte del precio del petróleo y un ligero incremento de la inflación, que los expertos, creen que, en todo caso, se mantendrá en niveles del 2%. Asimismo está por determinar si se mantendrá la recuperación del euro frente el dólar y el impacto que pueda tener esta cuestión en las balanzas comerciales (exportaciones e importaciones). Hay que tener en cuenta que el modelo de recuperación económica se fundamenta en las exportaciones y en el turismo.

En este marco económico y financiero, se producirá el impacto sobre las cuentas públicas de algunas de las principales medidas que está adoptando el gobierno actual y que afectarán de lleno al que le sustituya en 2019, como el incremento de los gastos de personal mediante una ampliación de plantilla de más de 11.400 personas, o determinados programas de gasto plurianuales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios