www.clm21.es
Los seguros sanitarios privados en CLM crecen al tiempo que se deteriora el servicio público
Ampliar

Los seguros sanitarios privados en CLM crecen al tiempo que se deteriora el servicio público

lunes 02 de abril de 2018, 00:25h

Durante la actual legislatura se ha producido un fuerte incremento de los seguros privados de salud en nuestra Comunidad, a los que los ciudadanos han recurrido ante el deterioro del servicio público. Todo ello coincide con un proceso de aumento por parte del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha de los fondos destinados a derivaciones sanitarias en un intento de frenar el deterioro de las listas de espera.

En concreto, si en 2014 Castilla-La Mancha contaba con 232.291 asegurados en compañías privadas de salud, a finales de 2016 eran 254.149, lo que supone un incremento de 21.858 personas (9,41%). Este aumento de personas que han optado por tener además un seguro privado de salud, se ha traducido en un incremento del gasto familiar en primas de seguros sanitarios en 17 millones de euros hasta totalizar los 179 millones en 2016, frente a los 162 de 2014. Además del gasto en pólizas, los datos de dinero de bolsillo pagado por los castellano-manchegos por atenciones sanitarias privadas alcanzaron en 2015 (últimos datos) los 785 millones de euros, 38 millones más que un año antes.

La sanidad pública también ha aumentado los fondos para derivaciones sanitarias y el número de hospitales privados concertados

Los datos forman parte del informe “Análisis de situación de la sanidad privada en Castilla-La Mancha 2018” elaborado por la Fundación Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), una entidad constituida en mayo de 2010, que aglutina al sector sanitario privado.

Pero no sólo han sido los particulares privados los que han acudido al colchón de la sanidad privada, el gobierno regional también ha echado mano de la infraestructura privada en derivaciones sanitarias. Algunos datos que reflejan esta actuación del ejecutivo autonómico es que si en 2014 sólo cinco de los nueve hospitales privados tenían concierto con el sistema público de salud, en 2016, la cifra se elevaba a siete.

Como ha venido informando clm21.es, el gobierno del presidente García-Page, lejos de acabar con las derivaciones sanitarias como se había comprometido ha incrementado los fondos destinados a procedimientos hospitalarios, quirúrgicos, de diagnóstico y de tratamientos en clínicas privadas.

De hecho en 2016, el ejecutivo planteó mantener un presupuesto similar al del gobierno anterior para derivaciones sanitarias en 121 millones de euros (123 si tenemos en cuenta los conciertos con otras administraciones) pero al finalizar el año se habían gastado 129 millones de euros 127,5 con empresas privadas.

El gobierno no ha hecho público los datos de finales de 2017. En noviembre había reconocido 121 millones de euros de gasto y algunas de las partidas habían superado las cuantías aprobadas por las Cortes y en otras los compromisos hasta final de año sumaban 127 millones de euros. La Intervención General de la Administración del Estado, (IGAE) a la que el gobierno regional si ha tenido que enviar los datos, señala en su informe sobre las necesidades o capacidades de financiación que en Castilla-La Mancha se produjo un mayor gasto del 22,4% en conciertos de asistencia sanitaria sobre el año anterior, lo que situaría la cifra en más de 154 millones de euros.

En noviembre el gobierno había superado en un 32,7% los fondos destinados a derivaciones quirúrgicas generales y en un 8,37% los destinados a sufragar operaciones cardíacas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios