www.clm21.es
El presidente García-Page junto al consejero de Sanidad, en una foto de archivo.
Ampliar
El presidente García-Page junto al consejero de Sanidad, en una foto de archivo. (Foto: José Ramón Márquez // JCCM)

El gobierno regional amplía los fondos para desviar pacientes a la sanidad privada un 28%

  • Tan sólo en los dos últimos meses el gobierno ha pagado a las clínicas privadas 22 millones de euros. El presupuesto para todo el año es de 47,77 millones.
  • A 3 de diciembre, el gobierno tenía sin gastar el 27,5% para contratar personal eventual de refuerzo en la sanidad pública.

miércoles 19 de diciembre de 2018, 20:34h
El gobierno regional ha intensificado las derivaciones sanitarias a clínicas privadas. Tan sólo en los meses de octubre y noviembre se gastó 22 millones de euros en reforzar la asistencia privada. El presupuesto previsto para todo el año era de 47,77 millones. El exceso de derivaciones a la sanidad privada ha provocado que el gobierno de la coalición de izquierdas de Castilla-La Mancha haya tenido que aprobar un aumento del 28,13% del presupuesto inicial de 2018 para derivaciones de pacientes desde la sanidad pública a la privada. En un documento oficial fechado el día 3 de diciembre, a falta de cuatro semanas para que terminara el año, el gobierno recoge que ha incrementado los 47,77 millones aprobados por las Cortes hasta los 61,21. El agotamiento que se registra en muchas de las partidas puede terminar por disparar aún más esta cifra. El año pasado el gobierno se gastó 72 millones de euros en la privatización de la asistencia sanitaria, 22 millones más de lo que había anunciado.
Lejos de rebajar los fondos para la privatización sanitaria a lo que se comprometió el actual ejecutivo y su presidente en su apuesta por la sanidad pública, el gobierno ha llevado a cabo esta modificación de crédito para poder hacer frente a los gastos comprometidos con las clínicas privadas, que a principios de diciembre rebasaban en más de 20 millones los fondos aprobados por las Cortes y alcanzaban los 58,45 millones de euros, de los que había visado facturas por 57,94 millones.

El total de la ampliación de los 13,34 millones se computa para pagar a las clínicas privadas por intervenciones quirúrgicas generales a pacientes por encargo del servicio regional de salud. Y es que el gobierno había propuesto y obtenido de las Cortes la aprobación de un crédito inicial de 3,95 millones para operaciones de pacientes en hospitales privados. Sin embargo, a finales del tercer trimestre ya llevaba comprometido 8,11 millones de euros. El gobierno ha elevado esa partida a 17,39 millones de euros.

De las 24 partidas para derivación de pacientes a la medicina privada, el gobierno sólo tenía fondos disponibles en nueve. En las otras quince había rebasado el presupuesto inicial aprobado por las Cortes.

Ese exceso de gasto en atención privada se deja notar en las intervenciones de cirugía cardiaca, donde ha gastado un 53% más de los fondos disponibles a inicio del año. Pero el mayor proceso.

La atención sanitaria en clínicas privadas tiene cuatro vías diferenciadas, la de hospitalización, la quirúrgica, la de pruebas diagnósticas y las de tratamientos y terapias.

El gobierno tenía consignados 1,56 millones de euros para gastos de hospitalización en centros privados. A 3 de diciembre llevaba gastado 1,88 millones de euros. Este bloque está compuesto por tres partidas, entre las que destaca la hospitalización de salud mental, que con un presupuesto de 1,3 millones lleva gastados 1,7 millones.

El segundo bloque es el de intervenciones quirúrgicas (generales y quirúrgicas). En total el gobierno disponía de 10 millones y lleva gastados 18 millones. El tercero es el de pruebas y procedimientos diagnósticos. Con un presupuesto de 3,9 millones de euros, llevaba gastados 4,5. En este bloque se incluyen los fondos destinados a clínicas privadas para la realización de endoscopias, ultrasonidos, tomografías, resonancias magnéticas, medicina nuclear y radiología especial. En todas ellas, salvo en resonancias magnéticas, el gobierno había rebasado los fondos que le aprobaron las Cortes. Especialmente llamativo es el caso de las tomografías, donde el gobierno contaba con 235.000 euros y ya ha gastado 815.000 euros (un 417% más).

El bloque de terapias contaba con una consignación de 32 millones de euros, pero a primeros de este mes el gobierno había gastado ya 33,4 millones.

En los últimos dos meses (octubre y noviembre) el gobierno regional ha intensificado la derivación de pacientes desde la sanidad pública a las clínicas privadas. El 1 de octubre el gobierno ha gastado 22 millones de euros en derivaciones a clínicas privadas.

Y mientras se producía ese incremento de las derivaciones a la sanidad privada, se frenaba la contratación de personal de refuerzo en la sanidad pública. A 3 de diciembre el gobierno regional tenía sin gastar el 27,5% del dinero previsto para la contratación de personal estatutario de refuerzo. De los 54,6 millones de euros consignados sólo había gastado 39,5 millones.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de clm21

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.