www.clm21.es
Castilla-La Mancha tuvo problemas para pagar sus créditos el año pasado
Ampliar

Castilla-La Mancha tuvo problemas para pagar sus créditos el año pasado

  • Entre enero y febrero de 2018 no cumplió con los plazos de tres vencimientos que sumaban 273,63 millones de euros
  • En enero, con 400 millones en el banco el gobierno tuvo que hacer frente a gastos reconocidos por 583 millones, de los que 239 eran de deuda, 220 de nóminas y el resto en funcionamiento

lunes 14 de enero de 2019, 01:38h
Los problemas financieros de Castilla-La Mancha y su dependencia del Estado provocaron que durante el año pasado la Comunidad dejara de abonar en plazo 273,63 millones de euros en vencimientos de créditos. Castilla-La Mancha se convirtió así en una de las cuatro regiones españolas que dejó de atender en tiempo los vencimientos de deuda contraída a través de los mecanismos extraordinarios de financiación. Los datos figuran en el Informe del Tribunal de Cuentas de de Fiscalización del Fondo de Financiación de Comunidades Autónomas de los ejercicios 2015 y 2016, al que ha tenido acceso clm21.es.

El documento revela que el 31 de enero del año pasado el gobierno de Castilla-La Mancha no pudo hacer frente en tiempo al pago de un vencimiento de 163,28 millones de euros del dinero obtenido del Fondo de Liquidez Autonómico en 2015. En esa misma fecha tampoco atendió al pago de otro vencimiento de 2,86 millones de euros del Fondo Social. Poco después, el 19 de febrero no hizo frente a un vencimiento de 107,49 millones de euros del Fondo de Liquidez Autonómica de 2013.

Vencimientos muy altos

CLM Fue una de las cuatro regiones españolas que falló en algunos de sus pagos de vencimiento de deuda con el Estado

Efectivamente, a 31 de enero del año pasado, cuando se produjeron los dos primeros incumplimientos, el gobierno presentaba graves problemas de tesorería. A esa fecha había recaudado poco más de 400 millones de euros y tenía que hacer frente al pago de la nómina de 220 millones, además de los gastos de funcionamiento administrativo y de los servicios y el pago de intereses de los créditos. El valor total reconocido por estos gastos ascendía a 343,5 millones. Sobre la mesa tenía además el compromiso de pago de 239 millones de euros de vencimientos de deuda (amortización de capital). Los gastos sumaban 583 millones de euros y superaban en 183 millones a los ingresos. No tenía dinero suficiente para cubrir sus obligaciones. Pagada la nómina y los principales compromisos de funcionamiento finalmente sólo pagó 51,5 millones de euros en pasivos financieros. La Hacienda regional no empezó a contabilizar entrada de fondos procedentes de operaciones de nuevos créditos hasta mayo. Y esta demora en la formalización de las operaciones sería una de las causas de las tensiones de tesorería de la Comunidad Autónoma. La otra está en la elevada suma a amortizar en enero de 2018, inusualmente alta en comparación con años anteriores. En enero de 2016 los vencimientos fueron de 4 millones de euros y en 2017 de 20,8 millones, frente a esos 239 de 2018.

La demora, sin intereses

La demora en la formalización de operaciones de renovación de sus créditos y la inusualmente elevada cantidad de los vencimientos provocaron el incumplimiento de pago

A pesar de los acuerdos contractuales, la Comunidad no tuvo pagar intereses de demora por sus incumplimientos, porque la Comisión Delegada del Gobierno Para Asuntos Económicos decidió a finales de 2016 que los incumplimientos de los vencimientos no generarían intereses de demora. Este dato es destacado por el Tribunal de Cuentas al que señala que: “Esta cláusula ha sido entendida como suficiente para no liquidar intereses de demora descritos contractualmente, pero también para no liquidar ningún tipo de interés y por tanto, en el momento de la regularización de los pagos no se produjo una remuneración de los fondos dispuestos durante el plazo que se inicia con el retraso y finaliza con la regularización. Este plazo ha llegado a los tres meses en alguna ocasión”. Además de Castilla-La Mancha, incumplieron vencimientos Cataluña, Valencia y Extremadura.

A juicio del Tribunal de Cuentas: “Esta interpretación supone una mejora notable en las condiciones de las Comunidades Autónomas que no atienden sus vencimientos y un agravio comparativo con respecto a las que sí lo hacen”.

La dependencia financiera del Estado

Una de las posibles causas de los incumplimientos de los vencimientos por alguna Comunidad que subyace en el informe es el retraso del Estado en la distribución de los fondos del Fondo de Liquidez Autonómica por parte de la Comisión Delegada de Asuntos Económicos del gobierno de España, “a fin de que las operaciones de préstamo pudieran estar formalizadas y suscritas con las Comunidades Autónomas en plazo adecuado”, es decir a tiempo para poder refinanciar su deuda, lo que les permitiría disponer de los recursos para atender sus vencimientos en fecha. Por ello, el Tribunal propone que en caso de vencimientos que no fueran atendidos en su fecha por la falta de disponibilidad de los recursos asignados en los Acuerdos de reparto, el retraso de la Comunidad Autónoma debería ser retribuido con una compensación equivalente al coste que esa financiación tiene para el Estado. Y es ahí cuando señala que: “Si se estima oportuno, el Acuerdo de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos debería evitar el devengo de la cláusula de penalización en caso de demora; pero los vencimientos deberían estar remunerados por el plazo que transcurre desde el vencimiento a la regularización.

La deuda de la región con el Estado supera los 11.000 millones

Además de Castilla-La Mancha, las otras regiones que el año pasado no cumplieron con sus obligaciones de pago de los créditos obtenidos fueron Cataluña (2.813 millones de euros), Valencia (1.485 millones de euros) y Extremadura (96 millones). Cataluña y Valencia ya protagonizaron una situación parecida los años precedentes al dejar de atender Cataluña 1.351 millones en 2016 y la misma cantidad en 2017. En el caso de Comunidad Valenciana, en 2016 no atendió en plazo 389 millones e igual cantidad en 2017.

Con el estallido de la crisis, las dificultades de las Comunidades para hacer frente a pagos de proveedores y de obtener financiación en el mercado, el Estado estableció unos mecanismos extraordinarios que tenían como finalidad aportar liquidez a las Comunidades Autónomas para que pudieran hacer frente a sus obligaciones de pago a cambio de unas condiciones fiscales y financieras y de abordar reformas estructurales en su funcionamiento.

En la actualidad y según los últimos datos oficiales referidos a finales de septiembre, de los 14.734 millones de euros que adeuda el gobierno regional, 11.191 (el 75,96%) son al gobierno central por los créditos obtenidos a través del Fondo de Financiación Autonómica y uno de sus mecanismos el FLA y que se formalizan con el Instituto de Crédito Oficial (ICO).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de clm21

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.